Ocho consejos para que nuestra WiFi sea más segura en casa
Redes locales

Ocho consejos para que nuestra WiFi sea más segura en casa

HOY SE HABLA DE

La adopción de cada vez más dispositivos inteligentes en el hogar ha dado lugar a una creciente preocupación por la seguridad de nuestra red en casa. A día de hoy, gran parte de nuestro trabajo y entretenimiento depende de la conexión a Internet, y si bien supone una gran ventaja, también puede ser una puerta de entrada para los ciberdelincuentes.

Disponer de una red segura en casa es importante, y si bien ninguna conexión está 100% libre de ciberataques, sí podemos hacer algo por nuestra parte para, al menos, poner algunos obstáculos a aquellos que intenten irrumpir en nuestra red. Es por ello que en este artículo hemos recopilado algunas recomendaciones a tener en cuenta para mantener la seguridad de nuestra red WiFi en casa. Algunas de ellas pueden ser opcionales, pero no dejan de ser una capa de seguridad adicional para lidiar con los ciberataques.

La contraseña, la base de toda red segura

Contar con una clave de cifrado fuerte y segura es la base de toda red segura, principalmente porque, cuanto más difícil sea, más complejo será averiguarla para irrumpir en la red. Si bien existen un buen número de técnicas para invadir la red WiFi de casa, contar con una contraseña fuerte pondrá más trabas a los ciberataques.

Además de contar con una contraseña segura, es recomendable también cambiarla cada cierto tiempo. Para ello, podemos optar por utilizar un gestor de contraseñas como LastPass, Nordpass u otro por el estilo, para generar una contraseña aleatoria con diversidad de caracteres. Esta contraseña deberá ir ligada al protocolo de seguridad de nuestra red.

Protocolo de seguridad WPA2 como mínimo

Wpa2

Contar con un fuerte protocolo de seguridad debe de ser una prioridad. Actualmente, el más estandarizado es WPA2, soportando claves de cifrado de hasta 128 bits, lo que debería ser suficiente para toda red en el hogar. Sin embargo, ya hace tiempo de la salida de este protocolo, y en la actualidad han surgido otras alternativas como WPA3.

Algunos de los routers que soportan WiFi 6 y aquellos compatibles con redes malladas ofrecen ya el protocolo de seguridad WPA3, siendo el más seguro a nivel doméstico. A diferencia de WPA2, éste ofrece compatibilidad con claves de hasta 192 bits. Además, este protocolo ofrece diversas tecnologías para hacer frente a ataques aunque la contraseña sea débil.

Opciones como la contraseña y protocolo de seguridad utilizado pueden ser cambiadas a través de la página de configuración del router. En este artículo os contamos cómo acceder a esta página y modificar varios de los parámetros de nuestra red.

Filtrado MAC

Todo dispositivo que tenga la posibilidad de conectarse a Internet cuenta con una dirección MAC como vía de identificación. De esta manera, tanto nuestra red como otros dispositivos pueden reconocerse entre sí. Esta dirección física es única para cada dispositivo, independientemente de que existan varios productos iguales.

mac

Si queremos aumentar aún más la seguridad de nuestra red, podemos añadir únicamente la dirección MAC de aquellos dispositivos que queramos que se conecten a nuestra red, dejando fuera al resto. El problema es que, cuando venga alguien a casa o tengamos otro dispositivo que queramos conectar a la red, habrá que añadir las direcciones una a una, pudiendo resultar algo molesto.

La opción la tienen la mayoría de routers, así que solo hace falta entrar a la página de configuración de nuestra red y buscar este parámetro. Es aquí también donde tenemos que añadir las direcciones MAC de los dispositivos que queramos conectar a la red.

Ocultar el SSID

Otra opción que podemos barajar para aumentar la seguridad de nuestra red es ocultar el identificador (SSID) de la misma. De esta forma, cualquiera que active el WiFi en su dispositivo para ver las redes que hay cerca, la nuestra no aparecerá.

Si nuestro SSID está oculto, para conectarse a la red habrá que introducir el identificador de manera manual, junto a la contraseña. A no ser que utilicemos el código QR de nuestra red para entrar directamente.

Desactivar botón WPS

La gran mayoría de routers ofrecen un sistema de WPS para poder conectarse a la red de manera más fácil y sin necesidad de introducir la contraseña. Sin embargo, también puede suponer un problema de seguridad, ya que al presionar el botón, existe un rango de tiempo en el que la red queda desprotegida.

Desactivar el WPS en nuestro router puede suponer una capa adicional de seguridad, puesto que ya existen formas de conexión más rápidas que el WPS, como la conexión a través del código QR de nuestro router. A través de este artículo os explicamos cómo desactivar esta opción.

Reducir el rango de direcciones IP permitidas

Si siempre vamos a conectar a nuestra red los mismos dispositivos, podemos deshabilitar el servicio DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol) en el router. Esta opción se encarga de asignar direcciones IP a cada equipo conectado a la red.

Deshabilitar la función nos obligará a tener que configurar los valores de forma manual en todos los dispositivos que tengamos en casa, pero puede aportar un grado más de seguridad. También podemos jugar con el rango de direcciones IP permitidas y restringirlo hasta los valores que queramos evitando que queden multitud de direcciones libres.

Esta opción es también accesible a partir de la página de configuración de nuestro router. Tan solo debemos de buscar algo que haga referencia a DHCP y deshabilitarlo, o jugar con los valores.

Limitar la potencia de la señal en las antenas

señal

Nadie podrá acceder a nuestra red vía WiFi si no llega la señal, lógicamente. Si bien es algo que nos puede suceder a nosotros mismos en nuestra propia casa, podemos beneficiarnos de este mal para proteger nuestra red. Para ello tan solo tenemos que disminuir la señal que emiten las antenas de nuestro router, siendo alcanzable únicamente para aquellos que se encuentran dentro del hogar.

En la página de configuración de nuestro router es posible encontrar alguna opción que haga referencia a la limitación de la señal. Normalmente, este parámetro se representará por porcentajes, pudiendo disminuir la señal. Aquí la clave está en cuánto debemos disminuirla, ya que nos debe de llegar a casa sin problemas mientras se limita al exterior de ella. Para esto podemos ir probando poco a poco hasta tener el punto, o incluso orientar las antenas del router (si es que tiene) hacia la casa para mejorar la señal mientras disminuimos su potencia.

Apagar el WiFi cuando no lo usemos

Hemos querido dejar la más obvia para el final. Lógicamente, si nuestro router está desconectado, no existirá red a la que entrar, y por lo tanto, estaremos seguros. Sin embargo, esto nos afectará en nuestro día a día, sobre todo si necesitamos tener el router encendido para alguna tarea.

En este sentido, siempre podemos adquirir un enchufe inteligente para programar las horas en las que queremos tener el router encendido y apagado. Algunos routers también ofrecen esta función de serie, pudiendo apagar el router de manera automática.

Temas
Inicio
Inicio