Compartir
Publicidad

Las redes WiFi domésticas darán un pequeño paso de gigante gracias al nuevo estándar WiFi EasyMesh

Las redes WiFi domésticas darán un pequeño paso de gigante gracias al nuevo estándar WiFi EasyMesh
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la mayoría de viviendas de tamaño medio-grande con múltiples habitaciones alejadas del punto de acceso WiFi principal, la cobertura de la red inalámbrica requiere de algún potenciador a modo de extensor WiFi o mejor aún un sistema de red en malla o Mesh que gracias a diferentes nodos interconectados nos permita crear una única red inalámbrica distribuida por toda la casa que se comportará como una WiFi vitaminada en donde no fallará la cobertura.

Actualmente hay multitud de soluciones domésticas para crear una red inalámbrica en malla en casa, pero cada una es de una marca diferente y usa su propia tecnología siendo incompatibles entre sí. Es el caso de los equipos de TP-Link, D-Link, Google, Netgear, Linksys, Asus, etc.

Hasta ahora si queríamos tener un sistema Mesh en casa debíamos escoger marca y modelo y ser fieles a ellos en caso de necesitar comprar más nodos adicionales. Esto es justo lo que pretende evitar el nuevo estándar propuesto por la WiFi Alliance y que han denominado WiFi EasyMesh.

Un estándar para controlarlos a todos

El nuevo protocolo pretende crear un estándar universal gracias al cual dispositivos de cualquier marca podrán interactuar entre sí para crear una red WiFi en forma de malla distribuida por el hogar con múltiples nodos que en teoría se podrán comunicar con independencia de la marca y modelo. Es algo así como los adaptadores PLC que podemos comprar con diferentes velocidades y de cualquier marca y aún así pueden crear una red local interactuando unos con otros.

EasyMesh asigna a uno de los dispositivos que instalemos el papel de controlador del resto de nodos. Será el encargado de gestionar las comunicaciones entre puntos de acceso y la actividad de la red configurando las bandas disponibles y enviando a cada cliente a la que esté menos congestionada.

El canal de retorno hacia el router y entre los diferentes nodos puede ser inalámbrico o cableado, pudiendo en el primer caso ser dedicado (por ejemplo una banda completa) o compartido. El sistema se organizará en función del estado del canal y podrá ajustar la configuración si falla algún punto de acceso para lograr siempre la velocidad de conexión más elevada utilizando técnicas como el Band Steering y AP Steering.

Esta última tecnología permite a los puntos de acceso transferir al cliente conectado (por ejemplo un smartphone) directamente a otro nodo cercano con mejor cobertura de forma automática y sin que la conexión se corte.

Como vemos, unas características que hasta ahora los fabricantes iban implementando por su cuenta pero que de aquí en adelante deberán ser compatibles entre todos los nodos y puntos de acceso que decidan adoptar las especificaciones de WiFi EasyMesh abriendo nuevas posibilidades y facilitando la implantación de este tipo de redes en casa poco a poco según nuestras necesidades y sin gastar una fortuna.

Más información | WiFi Alliance

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos