Las luces OLED añaden una nueva ventaja a su catálogo: según un estudio favorecen nuestro metabolismo mientras dormimos

Las luces OLED añaden una nueva ventaja a su catálogo: según un estudio favorecen nuestro metabolismo mientras dormimos
Sin comentarios

La omnipresencia de los sistemas de iluminación LED integrados en bombillas y pantallas de todo tipo, tamaño y condición ha hecho que nos acostumbremos a convivir todo el día a nuestro alrededor, sin darnos cuenta, con la denominada "luz azul" artificial.

Seguro que habréis oído este término que hace referencia al rango del espectro de luz visible que tiene una longitud de onda entre 400-495 nm y que ha generado una enorme controversia en los últimos años sobre todo en relación a su posible incidencia en nuestra capacidad para conciliar el sueño debido a su influencia en la producción de melatonina.

Hoy os traemos un nuevo estudio que va un paso más allá y compara el uso de la iluminación LED con los nuevos sistemas de iluminación OLED, relacionando ambos tipos de emisión con posibles cambios metabólicos en el sueño del usuario.

Estudiando el impacto de las luces OLED en el metabolismo del sueño

Se trata de una investigación llevada a cabo en la Universidad de Tsukuba en colaboración con la de Yamagata y que ha analizado a 10 sujetos sometiéndoles a la exposición de luz procedente de LEDs, de OLED y luz tenue natural 4 horas antes de dormir en una sala controlada.

Midieron los cambios en la temperatura corporal, la producción de melatonina y la oxidación de las grasas durante el sueño y obtuvieron un interesante resultado: aunque no se apreciaron cambios en los patrones de sueño, la temperatura corporal cuando se utilizaba luz OLED era inferior y la oxidación de las grasas del organismo más elevada que si se comparaba con las luces LED.

P202106291602

Las diferencias parecen provenir del exceso de luz azul que tienen las bombillas LED convencionales, tanto las que emiten luz blanca como de colores, muy superior a la producida por los incipientes sistemas OLED que aún brillan por su ausencia en el mercado de masas pero que cada vez van ganando más terreno.

Como ya hemos visto en anteriores ocasiones, la luz OLED proporciona un espectro más uniformemente distribuido, lo que da lugar a una luz mas natural y cercana a la producida por el Sol de forma natural, que sin embargo no viene acompañada de energía en la gama de los ultravioletas.

Oled 1366 2000

Esto, junto con la capacidad para ser integrada en elementos planos, sin disipadores ni otros elementos, evita la aparición de brillos, halos y sombras extrañas que perjudican la calidad de la luz y reducen molestias para el usuario.

No, la luz OLED no adelgaza por sí misma

¿Significa esto que la luz OLED puede ayudarnos a adelgazar? Pues antes de que abandones la dieta en favor de una de estas bombillas para el dormitorio, hay que tomar este estudio como lo que es, un primer análisis de OLED en el impacto del gasto energético mientras dormimos que será necesario confirmar por más investigadores.

Oled 1366 2000 Grafica

Además, hay que tener en cuenta que la aparente ventaja de OLED frente a LED en este aspecto metabólico se encontraría solo en la menor emisión de luz azul de alta potencia que a su vez repercute en la producción de melatonina justo antes de ir a dormir, algo que no se daría si lo comparamos con los sistemas de iluminación naturales y los tradicionales basados en bombillas incandescentes.

No obstante, lo que sí parece claro es que las ventajas de OLED siguen creciendo con respecto a los LED y se está postulando como un eficiente, potente, flexible, más longevo y quizá más saludable método de iluminación. De ahí el creciente interés de los fabricantes y distribuidores como IKEA por incorporarlo en sus catálogos, aunque su precio sigue siendo todavía más elevado que el de las omnipresentes luces LED actuales.

Más información | Universidad de Tsukuba

Temas
Inicio