Este panel solar "funciona" como los girasoles persiguiendo la luz del sol y además, puede almacenar la energía que genera

Smarflower
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Ya hemos hablado en distintas del autoconsumo y en el mismo, la generación de energía fotovoltaica juega un papel fundamental, ahora hora de obtener una independencia energética y de paso fomentar el ahorro y el consumo sostenible.

Al pensar en paneles o placas fotovoltáicas, lo habitual es hacer referencia a los modelos clásicos que se sitúan en estructuras montadas en los tejados o en espacios disponibles en edificios y solares. Por eso llama la atención esta nueva propuesta que llega de la mano de la empresa Smartflower POP + con un curioso panel que es capaz de generar energía, almacenarla y al mismo tiempo decorar.

Inspirado en la naturaleza

Imagen | Smartflower

Se trata de un panel fotovoltaico, que es capaz de generar y almacenar energía para que luego pueda ser consumida en los momentos en los que, por ejemplo ya no llegan los rayos del sol o cuando el precio de la electricidad es más alto.

Un panel que de entrada llama a la atención por su diseño, que se asemeja al de una flor, o mejor dicho al de un girasol. Una flor compuesta por pétalos, que puede rotar para situarse siempre en el ángulo óptimo para captar mejor los rayos solares.

Una flor con sus pétalos incorporados, que además se van desplegando para formar un círculo con una superficie de 18 m². El sistema se mueve sobre dos ejes y es capaz de seguir los rayos del sol, lo mismo que hace un girasol a lo largo del día para tener siempre el mejor ángulo a la hora de captar la luz solar.

Imagen | Smarflower

Con esta premisa, este sistema de paneles "floreados", es capaz de generar hasta 6.200 kWh al año, de sobra para cubrir las necesidades energéticas de un hogar de tamaño medio que puede precisar 4.000 kWh.

Además, la empresa ha añadido un sistema que es capaz de limpiar de forma automatizada los paneles solares, de forma que cada vez que estos se pliegan o se despliegan, se limpian y eliminan el polvo de las placas, para así aumentar su eficiencia.

Para mejorar la seguridad, la empresa ha añadido una serie de sensores que hacen que cuando los vientos superan los 54 km/h, los paneles se pliegan de forma automática para evitar posibles daños. Cuando intensidad del viento disminuye los paneles se vuelven abrir automáticamente.

Además, esta solución de placa fotovoltaica es portátil, de forma que se puede llevar de un lado a otro sin mayor problema. Si nos mudamos, siempre podemos desancarla e instalarla en otro punto.

Smartflower POP ofrece junto a la batería de 4,6kWh otra de menor tamaño, de 2,3kWh. La diferencia entre ambos, es que el primero está pensado para instalaciones aisladas que no tienen el apoyo de la red eléctrica convencional.

Vía | EcoInventos

Más información | Smartflower

Imagen portada | Smartflower

En Xataka SmartHome | Quiero poner placas solares pero no tengo espacio o no es el adecuado. Estas son todas las alternativas que existen

Comentarios cerrados
Inicio