Las bombonas están más caras que nunca: ocho formas de ahorrar en el consumo de butano

Las bombonas están más caras que nunca: ocho formas de ahorrar en el consumo de butano
Sin comentarios

El butano sigue estando presente en multitud de hogares en el país. Sin embargo, debido a la subida casi ininterrumpida del coste del combustible y energía, también se ha visto incrementado su precio recientemente. Ahora el precio asciende a los 19,55 euros, el cual corresponde a la bombona de butano de 12,5 kg. Este precio ha alcanzado un récord histórico, y puede suponer un problema para muchas familias.

En este artículo hemos querido recoger algunos consejos para ahorrar en el consumo de energía, en este caso en butano. Y es que según nuestro uso, localización de la bombona, e incluso sistema utilizado en nuestro calentador, podríamos alargar la vida de cada bombona utilizada. Bajo estas líneas os dejamos con algunos trucos para ahorrar en el consumo de butano.

Revisar que no esté en un sitio frío

Debido a las bajas temperaturas, el butano puede tener dificultades para evaporarse, pudiendo incluso congelarse. Este hecho puede hacernos consumir más gas. Es por ello que, lo ideal sería tener la bombona en un sitio protegido y no muy frío.

Hay personas que, por motivos de seguridad, prefieren tener la bombona fuera, algo que, si el hogar está situado en una zona fría, puede suponer un gasto adicional debido al motivo que hemos mencionado.

Conectar dos bombonas de butano

bombona

Conectar en batería dos bombonas de butano puede suponer un aumento en la eficiencia de nuestro sistema. El hecho de conectar ambas bombonas a la vez hace ejercer una succión extra a la bombona más vacía, por lo que la aprovecharemos al máximo.

Para lograr esto, tan solo hace falta utilizar una T metálica en la punta del tramo de cobre del propio calentador. De esta manera, ambas bombonas podrán ser conectadas. Eso sí, cada bombona tendrá que ir conectada con su propia goma y regulador.

Colocar la botella en vertical

Desde hace bastante tiempo existe la creencia de que, si volcamos la bombona de butano, lograremos aprovechar al máximo lo que queda de ella. Sin embargo, no solo esto es peligroso, sino que la bombona podría tener incluso más dificultades para extraer el gas. Es por ello que, lo mejor que podemos hacer es dejar la bombona en vertical.

Tener el calentador cerca del punto de consumo

Donde se suele generar un mayor gasto de butano es en la ducha o bañera. Sin embargo, si tenemos el calentador más cerca de donde se encuentra nuestro consumo, lograremos obtener un mayor ahorro.

butano

Reparar las fugas que se puedan ocasionar

Además de ser algo prioritario para mantener la seguridad de los nuestros en casa, una fuga a fin de cuentas es un gasto que se genera en la bombona y que no estamos aprovechando, por lo que lo recomendable sería que un profesional realice un análisis de nuestro sistema y repare las fugas que se encuentren.

Realizar un mantenimiento continuado en nuestra instalación nos ayudará a conocer si tenemos algún problema en ella y detectar las fugas a tiempo.

Controlar nuestro consumo

Uno de los pasos que podemos realizar inmediatamente es el de vigilar nuestro consumo energético. Si vemos que no utilizamos la bombona en momentos concretos, lo mejor será cortar el suministro, ya sea desde el calentador, o a través del cierre del propio conector de la bombona.

Utilizar bombonas de propano en lugares fríos

Si vivimos en un sitio frío o la bombona se encuentra en un sitio inevitablemente frío, otra opción con la que contamos es comprar bombonas de propano en vez de butano. Éstas gasifican incluso en temperaturas muy frías (hasta -44 ºC).

El propano suele utilizarse cuando el punto de consumo se encuentra lejos y para entornos muy fríos. Esta opción nos ayudaría a ahorrar evitando que el sistema consuma más gas de lo necesario si existen problemas de evaporación.

Usar la bombona más vacía para la cocina y la más llena para el calentador

Si tenemos varios puntos de consumo para el butano, debemos saber que una cocina de gas, o estufa pequeña consumirá mucho menos gas que un calentador. Es por ello que, si contamos con dos bombonas y no tenemos opción de conectarlas con una T metálica, siempre podemos utilizar la bombona más vacía para la cocina o estufa, ya que éstas pueden funcionar con la bombona casi vacía.

Temas
Inicio