Compartir
Publicidad

¿Podrías imprimir tu móvil con una impresora 3D? Pues va a ser que sí

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La impresión 3D sigue avanzando a buen paso gracias a avances como el que os vamos a comentar en esta entrada. Ya no sólo se trata de imprimir modelos en plástico, resina, u otros materiales. Ahora estamos hablando del ensamblado completo de un dispositivo complejo, como puede ser un teléfono móvil u otro dispositivo electrónico.

Sí, estamos hablando de que con una impresora 3D y de una sentada puedes imprimir y ensamblar un dispositivo de forma completa y que éste salga funcionando. ¿Magia? Casi.

Ojo al vídeo que acompaña la entrada. Podemos ver a Osvaldas Putkis de Neurotechnology, una empresa Lituana, presentando una nueva tecnología que permite la manipulación de elementos en 3D gracias a la emisión de ultrasonidos. Los materiales y los componentes electrónicos flotan en el aire como si no hubiera gravedad y, gracias a matrices de emisores de ultrasonidos, es posible desplazarlos y rotarlos en 3D y colocarlos de manera precisa.

De esta forma, el ensamblado de un dispositivo puede realizarse dejando caer las piezas dentro de una impresora 3D en la que hay una matriz de emisores de ultrasonidos, los cuales colocarán los distintos elementos. Un láser de alta potencia puede suelda los componentes en la placa del dispositivo.

Detalle de la matriz de emisores de ultrasonidos y la colocación de componentes en la placa

Por su parte un extrusor podría ir suministrando el plástico u otros materiales para fabricar la carcasa y el array de ultrasonidos iría dirigiendo dicho material para su colocación. Este proceso también es compatible con técnicas tradicionales de impresión 3D en el mismo espacio.

Aunque el proceso de fabricación es muy lento si lo comparamos con las técnicas de montaje y soldadura tradicionales en cadenas automatizadas, el bajo espacio que se necesita para el ensamblado y la posibilidad de manipular todo tipo de materiales sin contacto físico con los mismos abre un montón de posibilidades.

Detalle de una partícula que flota gracias a las ondas de ultrasonidos

Otras ventajas de esta novedosa tecnología incluyen la manipulación de partículas y componentes con propiedades mecánicas, formas y tamaños muy diferentes. También se evitan las descargas electrostáticas al prescindir de contacto físico con los componentes, por lo que se puede manipular elementos sensibles sin causarles ningún daño.

¿Te imaginas ir a una tienda y encargar tu móvil personalizado con distintos componentes y materiales y llevártelo en un ratito en tu bolsillo? Pues gracias a esta tecnología es más que posible que en un futuro puedas hacerlo.

Vía | Digital Trends

Más información | Neurotechnology

En Xataka Smart Home | Las impresoras 3D no dejan de sorprendernos, incluso su software puede optimizar las piezas por si mismo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos