Publicidad

Según este informe, Nest se resiente en el sector profesional de la construcción tras la integración en el ecosistema Google
Domótica

Según este informe, Nest se resiente en el sector profesional de la construcción tras la integración en el ecosistema Google

Publicidad

Publicidad

Hace casi seis años que Google se hizo con Nest. El objetivo era claro: intentar hacerse un hueco en el hogar inteligente y conectado, algo que por aquel entonces se vea como lejano y como un concepto incluso futurista. Nest, sin embargo, a esas alturas, ya gozaba de un prestigio.

Este año, ya en 2019, hemos visto cambios significativos. La gama de altavoces de Google ha pasado a llamarse también Nest y en la página de dispositivos de Google Play nos encontramos con la opción de comprar cámaras, termostatos y distintos gadgets de la marca americana. Una integración que sin embargo podría no estar yendo todo lo bien que debiera o al menos, no generando los frutos deseados en todos los ámbitos.

Nest es ahora menos abierto

Nest

Es al menos lo que afirma un informe de Bloomberg, en el que detallan que la división de hogares inteligentes "Nest" de Google no está funcionando todo lo bien que debiera cuando se trata de integrar sus productos en los proyectos de obra por parte de profesionales y constructores residenciales.

Nest ahora está asociada a Google como marca con ejemplos como Google Nest Mini que antes se llamaba Google Home Mini o Google Nest Hub antes, Google Home Hub. Pero Nest se difumina también como marca entre los profesionales que, tras la integración en Google, quizás perciben que ha perdido un sello de identidad y ha quedado como una submarca de Google.

A esta percepción contribuye la finalización del programa de hogar inteligente "Works with Nest" que está viendo cómo se sustituye por la integración con Google Assistant. Lo que en un principio puede parecer como un detalle menor, se traduce en que los dispositivos de Nest ya existentes trabajan de forma distinta gracias a su integración con Google.

Bloomberg afirma que los profesionales de la construcción que antes optaban por Nest par equipar sus edificios al adquirir "decenas de miles de dispositivos Nest cada año" empiezan a optar por otras alternativas en lugar de Nest, una decisión que vendría motivada por los cambios de Google. Como ejemplo citan a Mark Zikra, vicepresidente de tecnología de CA Ventures.

"Hemos cambiado la forma de proceder y hemos parado. En un complejo de apartamentos estamos hablando de 200 o 300 dispositivos que se instalarían de una sola vez y de repente todo ha cambiado."

Al parecer, el sector profesional no ha visto con buenos ojos la integración con Google y por ende con Google Assistant y uno de los motivos es que el funcionamiento con Google no ofrece las mismas garantías que el que sí que lograba "Works with Nest" o sistemas abiertos como Zigbee y Z-wave que facilitan la integración de productos de muchas marcas en plataformas como Apple HomeKit, SmartThings de Samsung, Amazon o Google Assistant.

Nest

El motivo es que antes la gama de productos Nest era más abierta, o eso dejan entrever. Según el informe, los clientes que se hacían con un producto de la marca no contaban con la férrea integración en un ecosistema que dificulta la expansión hacia otras plataformas. La empresa de la gran "G" decidió encerrar un poco más a Nest en el ecosistema de Google y eso no ha gustado a los profesionales que, para sus soluciones residenciales buscan sistemas con un protocolo lo más abierto posible que permite que los dispositivos domésticos inteligentes puedan conectar entre sí y hacerlo sin ataduras.

Fuente | Bloomberg

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir