Cada vez que hace viento la temperatura dentro de casa se desploma: este es el motivo y cómo evitarlo para ahorrar calefacción

Cada vez que hace viento la temperatura dentro de casa se desploma: este es el motivo y cómo evitarlo para ahorrar calefacción
Sin comentarios

Estamos en plena ola de frío polar y las temperaturas han descendido rápidamente, lo que nos ha obligado a muchos a encender los sistemas de calefacción en casa para tener una temperatura confortable.

Sin embargo, estos días tan desapacibles donde hay viento fuerte casi constante parece que en algunas viviendas los sistemas para generar calor, ya sean eléctricos, estufas de leña, pellests o gas, no funcionan tan bien como otras veces, teniendo que recurrir a subir el termostato varios grados para no pasar frío dentro de casa. ¿Qué está pasando?

El principal motivo es que tenemos algún problema de aislamiento en nuestra vivenda, que probablemente se encuentre en todas o algunas de las ventanas y/o puertas que dan al exterior. Esto hace que cada vez que hay viento fuera, el aire frío se colará con diferentes niveles de presión dentro de casa haciendo que baje rápido la temperatura y que la calefacción no dé abasto. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Mejorando el aislamiento de ventanas y puertas

Aislante Persianastermostato

Lo ideal sería poder cambiar ventanas y puertas por modelos con mejor capacidad de aislamiento, algo que a la larga nos permitirá ahorrar considerablemente en calefacción y aire acondicionado, pero que también supone un gran desembolso económico y requiere planificación y tiempo, por lo que si queremos una solución rápida ahora en plena ola de frío no será el mejor momento para hacerlo.

Lo que sí podemos hacer es apostar por mejorar la estanqueidad de nuestra interfaz con el exterior de la vivienda, que en general estará formada por los perfiles y cierres de las ventanas, puertas y persianas.

Primero hay que encontrar el origen del problema, buscando corrientes de aire que vengan de fuera, algo para lo que en general bastará con acercar la mano por las diferentes ventanas y puertas de casa para encontrar posibles entradas no deseadas de aire frío. Conviene también vigilar los tambores externos de las persianas, en el caso de que los tengamos, ya que suele ser uno de los puntos más débiles de nuestro aislamiento originando corrientes de aire que muchas veces no sabemos de donde vienen.

Una vez localizadas las fugas de aire es momento de tratar de taparlas. Para ello podemos recurrir a los socorridos burletes y bajopuertas. Se trata de bandas de plástico, goma o similares que se colocan en los bordes de los elementos estructurales sellándolos de forma más hermética y evitando filtraciones de aire.

burlete

Los burletes son baratos y se pueden instalar sin necesidad de cambiar ventanas ni puertas, habiendo modelos tanto para colocar fuera de la carpintería como por dentro sellando mejor los raíles de las ventanas y los cierres verticales de las puertas. Por ejemplo, tenemos este modelo en Amazon por 8,99 euros que es autoadhesivo y sirve para diferentes alturas.

Burlete puerta,SXYHKJ 100 x 5cm burlete bajo puerta burlete autoadhesivo de goma de Silicona, Anti-polvo/anti-ruido/anti-bug de sellado a prueba

Silicona

Si nuestro problema es que el marco de la puerta o ventana no está perfectamente sellado con respecto a la pared donde está instalado y hay rendijas bien visibles, entonces tendremos que recurrir bien a algún tipo de silicona líquida para cerrar los huecos en el caso de que el hueco sea muy pequeño (menos de un centímetro), como por ejemplo con este producto que vende Leroy Merlín por 5,99 euros, o bien a algún material tipo yeso o cemento que soporte mayores grosores de la grieta.

Por último, no hay que olvidarse de las persianas y de los tambores exteriores en el caso de que los tengamos. Si la persiana es muy antigua y está en malas condiciones probablemente cuando la cerremos no lo hará completamente y no impedirá que entre el aire frío durante la noche, por lo que conviene revisarla y en su caso cambiar las lamas que estén mal o toda por completa por un modelo más nuevo fabricando con materiales más modernos que ofrecerán un mejor aislamiento térmico y acústico.

Aislante Persianaspro

En cuanto al tambor, si es antiguo y no cuenta con un cajón con aislamiento reforzado suele ser una de las principales entradas de aire a las viviendas si no está bien asilado, ya que ofrece una puerta de comunicación directa con el exterior.

Aislante Persianas

En estos casos y si no podemos sustituirlo por completo sí podemos tratar de utilizar algún aislante de espuma en láminas o en rollos para intentar mejorar su aislamiento, como por ejemplo este kit que nos vende Leroy Merlín por 9,10 euros.

También conviene que revisemos que la tapa que da al interior, generalmente de madera o plástico, está bien atornillada y no quedan rendijas por las que se cuela el aire. Si este fuera el caso podríamos hacer como en el punto anterior y terminar de sellar con una capa de silicona o con algún tipo de burlete que se adapte a nuestro modelo concreto.

Kit aislamiento persianas

Nota: Algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Xataka Home

Imagen portada | Nathan Fertig

Temas
Inicio