Compartir
Publicidad
Publicidad

La polémica salpica a Bose que se ve demandada por la recogida y cesión de datos de los usuarios gracias a Bose Connect

La polémica salpica a Bose que se ve demandada por la recogida y cesión de datos de los usuarios gracias a Bose Connect
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La privacidad, lo hemos dicho muchas veces, es algo que nos importa y aunque con una lenta evolución, las leyes tienen que encargarse de protegerla. Puede que no lo parezca, pero somos muchos los usuarios que valoramos el uso que se hace de nuestros datos y de la información recogida sobre nuestro día a día. No a todos, también es verdad, pero poco a poco la gente toma conciencia de la importancia de salvaguardar su privacidad, al menos siendo conscientes de ello.

Uno puede consentir en compartir determinada información si bien la gratuidad de los servicios nos tiene que hacer pensar que en el fondo deben requerir una contraprestación: información sobre nuestros hábitos de vida. Una información que de forma tácita muchas veces consentimos en ofrecer y que sin embargo nos molesta sobremanera cuando nos es "hurtada" sin nuestro permiso. Y eso es lo que parece que le acaba de ocurrir a Bose.

Si hay algo que tenemos que tener en cuenta es que la información es poder y hoy más que nunca

Y es que la firma de la que tantas veces hemos hablado está inmersa en un feo problema de privacidad o mejor dicho, un turbio asunto en el que al parecer han recogido datos de nuestros hábitos musicales sin nuestro consentimiento. Eso es al menos lo que aseguran desde Engadget donde se han hecho eco de la noticia.

Así la demanda afirma que Bose se habría servido de la aplicación Bose Connect, la app usada para trabajar con los auriculares y altavoces inalámbricos de la firma para rastrear los hábitos de escucha de sus usuarios. Un caso que ha provocado que se inicie una demanda contra la empresa pues junto el asunto no termina con la recogida no autorizada de información.

Bose

Y es que los datos recabados de los usuarios además eran vendidos a terceros, en concreto a empresas de recogida y tratamientos de datos. De ser así Bose habría estado sacando beneficio sin avisarlo de los datos recogidos sobre los hábitos de escucha de sus usuarios. Datos relativos a la música que escuchan sus clientes, historiales de reproducciones... Unos datos que pueden ayudar a elaborar un perfil del usuario bastante acertado.

La demanda tiene sobre todo su base en el comercio que se hace de los datos recogidos, lo que supone una violación de varias leyes federales y estatales. Sobre todo porque durante el proceso de instalación en el móvil o tableta de Bose Connect en ningún momento se advierte sobre la recogida de estos datos y su cesión a terceros.

Bose

La historia se vuelve a repetir y es que ya hemos visto como otras grandes empresas se han visto afectadas por este tipo de prácticas y así tenemos los ejemplos de Twitter cuando fue denunciada por guardar sin permiso la agenda de contactos de los móviles o Vizio cuando se dedicó a analizar los hábitos televisivos de los usuarios.

Estaremos pendientes de cual es la evolución de la noticia. Cual es la postura del fabricante ante esta problemática y como afecta a la imagen de una marca que hasta ahora gozaba de un reconocido prestigio.

Vía | Engadget
En Xataka | Por qué la privacidad es necesaria: desmontando el "no tengo nada que ocultar"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos