Compartir
Publicidad

El tablet en el hogar y las personas mayores

El tablet en el hogar y las personas mayores
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tecnología es para jóvenes o eso dicen nuestros mayores. Pero lo cierto es que gracias a los avances actuales ellos pueden aprovecharla en su día a día. Lo único que debemos saber es qué producto se adapta mejor a sus necesidades así como la facilidad para adaptarse que pueda tener.

Los nuevo modelos de televisor Smart TV, un pequeño ordenador como el NUC o simplemente el último tablet puede ser una buena opción. De todas las opciones el tablet es la más interesante y de la que tengo algunas experiencias cercanas.

La interfaz táctil de tablets y smartphone

Hace poco me preguntaron sobre cómo configurar un portátil para que su padre, un señor de 80 años, pudiese usarlo de forma fácil para contactar con ellos que vivían a varios kilómetros de distancia. Así podría verlos, recibir fotografía de los nietos e incluso entretenerse.

Como su experiencia con la informática era nula lo primero que pensé fue en adaptar el sistema operativo con iconos más grandes, eliminar elementos innecesarios o incluso instalar aplicaciones que cambian la interfaz completa a un más sencilla. Pero no me terminaba de convencer.

Un portátil supone tener que estar atentos a la batería que no tiene una gran autonomía, una fase de adaptación mayor si debe aprender a usar teclado y ratón, mayores riesgos de sufrir cuelgues o problemas con actualizaciones, etc. Por tanto, descartado. Había que buscar otra alternativa pues ni si quiera la opción de control remoto era cómoda pues perdía independencia.

¿Solución? Un iPad. El tablet de Apple lo conocemos muchos y si algo tiene es una gran facilidad de uso. Así que empezamos a valorar en una hoja de papel las ventajas e inconvenientes que supondría su uso. Después de un rato los pros superaban los contras y estos eran fácilmente solucionables.

El más importante, el cable de carga. Los nuevos iPad incluyen el conector Lightning que tiene la ventaja de encajar tanto de un lado como del otro pero su tamaño puede ser un problema para personas mayores a las que el pulso les puede temblar un poco. Así que una solución es usar Sugru para mejorar el agarre, ampliando la zona de cogida y facilitar así su conexión. También podríamos buscar alguna base dock.

Solucionado, ya teníamos la idea para mejorar la conexión para cargar el dispositivo y teníamos claro que un iPad mini, por tamaño y peso sería ideal. Es evidente que la interfaz táctil resultaría sencilla de aprender a dominar.

Configurando el iPad

Tecnología para mayores

A partir de aquí todo fue muy sencillo. En la App Store existe una gran variedad de aplicaciones que permiten prácticamente cualquier acción. Además, a excepción de algunas más complicada de usar, la interfaz táctil facilita mucho el aprendizaje y el comenzar a usarlo desde el primer momento.

Respecto a las aplicaciones eliminaríamos las no necesarias y agruparíamos todas en carpetas para dejar en la pantalla inicial las estrictamente necesarias para tal fin. Así encontramos Facetime, Skype, Fotos, Dropbox y algunos juegos.

La finalidad de Facetime y Skype es clara, poder mantener una vídeo conferencia de forma fácil. Facetime simplemente por la sencillez y la integración si usamos otros dispositivos de Apple. Pero si vemos que puede causar confusión mejor usar sólo Skype, estableciendo en su lista de usuarios sólo a los familiares directos (hijos y nietos) Pero sin abusar para que al abrir no se pueda liar con una lista interminable. Aunque también dependerá de como se vaya adaptando.

Tecnología para mayores

Luego, mediante el uso de Fotos en Streaming podemos enviar nuevas fotos de los nietos u otros familiares para que las revise siempre que quiera. Otra opción es, si no usamos dispositivos de Apple, hacer uso de Dropbox. La ventaja de Dropbox es que además de no depender de ninguna plataforma en concreto nos permite subir también vídeos.

Para finalizar, algunos juegos con los que dibujar, ejercitar la mente, etc suelen resultar interesantes. Pero esto depende, como he dicho, de la adaptación y necesidades adicionales que queramos cubrir.

Dos semanas como usuario de un iPad

Prácticamente han pasado dos semanas y les pregunté cómo iba todo. La respuesta fue satisfactoria. El proceso de adaptación ha sido realmente sencillo, al principio le costó pues dejaba los dedos apoyado en pantalla pero según pasaron los días fue manejándose mejor.

Ahora mismo es capaz de iniciar una vídeo conferencia a través de Skype con su hija casi a diario. Todas las tardes se ven, saluda a los nietos y a pesar de vivir a varios kilómetros siente que está más cerca.

Es más, va pidiendo algunos juegos y cada visita es una continua sucesión de preguntas sobre cómo podría hacer algunas cosas que se le ocurren. También hay que reconocer que los nietos ayudan mucho pues les fascina como su abuelo está encantado con su iPad.

Sin duda, el iPad o tableta en general pueden ser un gran dispositivo para que nuestros mayores disfruten y mantengan el contacto con familiares. Es una buena opción para que ellos también disfruten del hogar digital. Eso sí, recordarles también para lo que NO deben usar el iPad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio