Compartir
Publicidad

Sony VPL-FHZ55, análisis

Sony VPL-FHZ55, análisis
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando nos planteamos montar una sala de cine en casa tenemos claro que, para disfrutar al máximo de la experiencia, es importante cuidar por igual el sonido y la imagen. Las claves del cine en casa en temas de audio ya las vimos y aunque es un tema que da para más creo que hay información suficiente para comenzar con bien pie. Por otro lado está el tema de la imagen. Aquí depende de si usamos un televisor o un proyector. Si optamos por la segunda opción puede que os interese conocer el nuevo proyector de Sony VPL-FHZ55. Un producto que hemos podido probar durante unos días.

Especificaciones técnicas

Sony VPL-FHZ55 Características
Brillo 4000 lúmenes
Contraste 8000:1
Resolución nativa 1920x1200
Enfoque automático No
Corrección keystone V:+/- 30º, H:+/-30º
Desplazamiento de lente V:+60%, H:+/-32%
Zoom óptico 1,6 manual
Tamaño de pantalla (diagonal) 102 - 1524 cm
Ratio de proyección 1,4/2,3:1
Entradas 5 BNC, componentes, compuesta, DVI-D, Ethernet RJ45, HDMI, RS232C/CTRL S, Sub-D15, S-video
Salidas Jack 3.5mm audio, salida VGA monitor
Filtro de limpieza 20.000 horas
Vida útil de la lámpara 20.000 horas
Nivel de ruido 35dB
Peso 12KG
Dimensiones 390x148x504 mm
Precio Aprox 6000 euros

Análisis en vídeo

Sony VPL-FHZ55, un proyector de alto rendimiento

Cuando montamos una sala de cine en casa es normal apostar por hacer uso de un proyector en lugar de una pantalla de grandes pulgadas. Por supuesto habrá quien opine diferente y decida tener un televisor. Pero, al menos para mí, la experiencia con un proyector es mucho más cercana si cabe a la que conseguimos en una sala de cine.

Durante unos días hemos probado y analizado el Sony VPL-FHZ55, un proyector de gama alta que según el fabricante es perfecto para usar en centros de educación superior, atracciones y museos, presentacioes corporativas, sector público, videoconferencia, formación médica o comercio minorista. Un producto pensado para el ámbito profesional pero que nosotros analizaremos para ser usado en el hogar.

Nada más sacar el producto de su caja vemos como su tamaño es bastante grande si lo comparamos a otras opciones supuestamente pensados para temas multimedia. Con cincuenta centímetros de fondo, 39 de ancho y 15 de alto más sus doce kilos de peso hacen que no sea nada compacto ni cómodo de mover.

Podemos crear una superpantalla combinando varios proyectores y usando la opción fusión de bordes

Examinando su exterior vemos las conexiones disponibles. Tanto de entradas como salida. Vamos a tener conexiones BNC, S-Video, vídeo compuesto, por componentes, HDMI, DVI-D, VGA, jack de 3.5 para entradas y salidas de audio así como otros conectores como el RS232 o la salida VGA para conectar un monitor.

Características destacadas:

  • Fuente de luz láser con hasta 20.000 horas sin mantenimiento ni sustituciones
  • 4000 lúmenes de brillo en color
  • Resolución WUXGA (1920x1200)
  • Contraste 8.000:1
  • Desplazamiento manual de lente, zoom y ratio de aspecto
  • Instalación en águlo libre a 360º
  • Opción de crear superpantallas junto a otros proyectores (Fusión de bordes)
  • Opción de proyectar dos fuentes de entrada al mismo tiempo
  • Modo ECO
  • Ajuste automático de la potencia de salida del láser

image
Pasando a sus especificaciones vemos que la característica clave del proyector de Sony es su sistema «sin lámpara», haciendo que sea el primer proyector láser 3LCD del mundo con esta característica. Gracias a una fuente de luz láser y la tecnología 3LCD BrightEra de Sony obtenemos imágenes realmente brillantes (hasta 4000 lúmenes en brillo de color) y con una buena relación de contraste. Que en conjunto ofrecen una gran calidad en la reproducción de color así como una resolución de alta definición que ofrece una imagen nítida.

Con una resolución WUXGA, o lo que es lo mismo 1920x1200 píxeles que se traducen en una relación de aspecto de 16:10, podremos reproducir contenido desde fuentes 1080p sin tener que renunciar a una definición completa. Y es que se nota cuando hacemos uso de un proyector que ofrece una resolución 720p o 1080p.

Las pruebas de rendimiento

image
Para las pruebas no pudimos contar con una pantalla de proyección adecuada por temas de logística. Así que aprovechamos una pared completamente lisa pintada en blaco mate. No es el escenario ideal pero si una opción que muchos se plantean hasta que pueden decidir qué tipo de pantalla les interesa.

El proyector lo hemos usado en diferentes posiciones y a distancias variables para ver su respuesta, sobre todo para comprobar las capacidades lumínicas. Hemos conseguido proyectar sobre una pared una pantalla de hasta 150 pulgadas que realmente resultaba espectacular. Por supuesto lo ideal sería unas 80 o 100 pulgadas, en un entorno con luminosidad controlada, proyectando sobre una pantalla para tal fin y fijando el proyector al techo, a una altura alineada con el borde superior de la pantalla.

image
Gracias a los controles que ofrece (zoom, enfoque y desplazamiento de lente) podremos ajustar la imagen en el punto exacto que precisemos. Luego, mediando las opciones accesibles desde los menús del proyector corregiremos las posibles deformaciones. Consiguiendo así que la imagen luzca de forma natural incluso en superficies curvadas.

Pero vayamos a las pruebas. Hemos usado un ordenador conectado a través de DVI y la PS3 por HDMI. Los contenidos eran archivos en formato AVI, MKV, disco Bluray y un juego. Algunos a 720 y otros a 1080p.

Una vez todo a nuestro gusto comenzamos a reproducir material. Gracias a la luminosidad del equipo y el juego de lentes para hacer zoom, da igual donde pongamos el proyector pues la imagen tendrá un buen nivel de brillo. Respecto al color, necesitaremos hacer una pequeña calibración para adaptarlo a nuestro gusto, dispone de diferentes modos predefinidos, pero en líneas generales es muy bueno.

Y del contraste poco que decir. Mantiene el tipo con cualquier imagen, da igual si son colores vivos os escenas más oscuras. Tal vez en esas escenas oscuras por el simple hecho de proyectar sobre la pared perdamos algo de detalle. Pero sin ser un entorno perfectamente habilitado para disfrutar del cine en casa el resultado ha sido nada malo.

Conclusiones

image
El proyector de Sony VPL-FHZ55 es un equipo claramente orientado a actividades profesionales. Si buscamos algo para el hogar puede que encontremos opciones más económicas y que ofrezcan buena calidad también. Pero si optamos por este modelo desde luego no creo que nos arrepintamos. Un producto con una calidad de imagen muy alta donde el brillo al reproducir colores no se ve afectado gracias al sistema de iluminación láser.

Los únicos puntos que resaltaría como negativos para su uso en el hogar son: su tamaño y nivel de ruido. Disimular o esconder un producto de estas dimensiones no es fácil por lo que, en algunos casos, puede resultar algo molesto. Por otro el ruido, ajustando diferentes opciones del menú podemos conseguir bajarlo pero siempre se percibirá un pequeño zumbido.

En líneas generales nos ha gustado y mucho. Lástima no haber podido probarlo con una pantalla adecuada para valorar méjor contraste y colores. Pero si proyectando sobre la pared blanca hemos disfrutado imaginad en un entorno bien implementado.

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Sony

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio