Compartir
Publicidad
Philips BDM3270QP, análisis: grandes pulgadas con resolución QHD
Análisis

Philips BDM3270QP, análisis: grandes pulgadas con resolución QHD

Publicidad
Publicidad

El interés por pantallas de ordenador de grandes pulgadas no hace más que crecer. Desde hace ya un tiempo apostar por monitores de 27 pulgadas es algo normal y muchos lo ven como un tamaño óptimo para el día a día. Ahora parece parece que le toca el turno a los monitores de 32 pulgadas.

Durante unas semanas hemos probado el monitor Philips BDM3270QP, una pantalla con características interesantes aunque también con algún que otro detalle que le resta puntos a su valoración global.

Características

Características Philips BDM3270QP
Pantalla 32" LED AMVA
Retroiluminación W-LED
Resolución 2560x1440 a 60Hz
Tiempo de respuesta 4ms
Ángulo de visión 178º/178º
Brillos 300 cd/m2
Conexiones DVI, HDMI, DisplayPort, VGA, Audio in/out, HUB USB (2xUSB2.0 + 2xUSB3.0)
Extras Modos de imagen, PiP (Picture in Picture), PBP(Picture by Picture), Wifi AC, TCO 6.0, EPA, PSB, WEEE, CCC, CECP, KC, BSMI, PSE, KC, VCCI

Philips BDM3270QP, análisis en vídeo

Diseño

Philips 2

Las pantallas de Philips no pueden hace mucho que dejaron de destacar por diseño. Es cierto que suele ser una valoración muy personal pero en líneas generales creo que todos coincidimos en que se trata de pantallas faltas de lenguaje de diseño propio.

Es cierto que aspectos como la funcionalidad y calidad de imagen es lo más importante pero, viendo cómo otros fabricantes aportan valor con el diseño, resulta extraño que ellos no aporten algo más. Sus líneas son muy sobrias, recuerdan a los primeros monitores LCD y no hay detalles estéticos que ayuden a mejorar la experiencia de uso como podría ser una reducción de marcos.

Fabricada en plástico gris oscuro, algo rugoso y sin más diferenciación que la línea plateada de la zona inferior en la que se ve el logo de Philips, la pantalla es todo lo que veis.

Philips 3

Eso sí, la peana es funcional pues permite ajustar en altura, girar, inclinar y rotar la pantalla para que podamos encontrar la posición más ergonomica para trabajar.

En la trasera encontraremos los diferentes conectores DVI, HDMI, DisplayPort, VGA y la entrada y salida de audio. También, y esto sí es interesante, un HUB USB con dos puertos USB 2.0 más otros dos USB 3.0. De estos últimos, uno permite la carga de dispositivos que requieren un mayor voltaje como las tabletas.

Rendimiento

Philips 6

Pasemos a lo importante, la calidad de imagen. Nos encontramos frente a un panel LCD AMVA, tecnología de alineación vertical multidominio avanzada que busca mejorar el contraste estático y así disfrutar de imágenes más vivas y brillantes. Claro que esa es la teoría.

La calidad del panel es buena, no lo dudamos, pero no llega a la que pueden ofrecer opciones IPS. Tenemos un buen nivel de brillo, contraste, la representación de color es natural -aunque hay diferentes modos de imagen y ajustes para calibrarla a nuestro gusto- pero no llega a ofrecer una sensación sobresaliente en ningún aspecto. Algo que, por ejemplo, se aprecio en la profundidad de los negros.

No obstante, la visualización de todo tipo de contenido y usarla para cualquier tipo de tareas es posible. Tal vez los usuarios que estén buscando una pantalla para retoque fotográfico o tareas de edición de vídeo, en la que la corrección de color esté presente, sean los que más deberían pensar si optar o no por ella.

Philips 5

Lo que sí nos ha gustado es que no haya optado por un panel con resolución 1080p. Todos seguro que conocemos a alguien que usa su tele de 32” a modo de monitor de ordenador pero, cuando estas tantas horas delante de la pantalla y a una distancia menor de un metros, usar un panel 1080p y gran diagonal es una locura.

Mi recomendación es que la densidad de pixeles por pulgadas esté siempre entorno a los 90 o 95 ppp. De ese modo nos aseguramos un mínimo de nitidez para trabajar cómodamente. Porque, es algo sin sentido que nos “peleemos” por pantallas de móviles con más resolución que 1080p pero luego nos de igual que un monitor de más de 25” sólo llegue a esos escasos 1080p.

En resumen, buena calidad de imagen, ángulos de visión, brillo y contraste que se ven acompañados por una resolución QHD.

Extras y detalles

Philips 4

La pantalla Philips BDM3270QP ofrece una serie de detalles extras entre los que destaca principalmente su uso de PiP y PBP -pantalla en pantalla y pantalla dividida-.

No es una función extremadamente útil pero sí un punto positivo para hacerla más atractiva. Podrás tener y mantener conectada tu consola de juegos y conmutar en función de que vayas a usar el PC o bien la consola.

Otro detalle interesante es que podemos ajustar la posición de la pantalla como queramos para trabajar más cómodo.

Conclusiones

Philips

Si buscas una pantalla de grandes pulgadas la opción de Philips BDM3270QP es interesante. Por resolución y calidad de imagen resulta atractiva para todo tipo de usos y usuarios. Sus únicas pegas son el diseño, si es algo que te importa, y que a pesar del buen hacer con el panel no estamos frente a uno de los mejores del mercado.

Recomendaríamos sin problemas la pantalla pero también barajar la opción de usar una configuración multimonitor o bien esperar a cómo siguen descendiendo el precio de las pantallas UHD, donde Philips cuenta con interesantes opciones también.

Más información | Philips

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio