Publicidad

Sistemas de cine en casa en kit: ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?
Altavoces

Sistemas de cine en casa en kit: ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Contar con un buen sistema de cine en casa es más sencillo que nunca. Tenemos disponibles a nuestro alrededor multitud de opciones con diferentes tipos de dispositivos para todo tipo de presupuestos, salas y preferencias, lo cuál puede en ocasiones generar dudas acerca de cuál es más conveniente para nosotros.

Este suele ser el caso a la hora de elegir entre los denominados sistemas de home cinema en kit o los sistemas modulares: ¿qué opciones nos ofrecen, cuáles son las ventajas e inconvenientes con respecto a un sistema tradicional?

Sistemas home cinema en kit: principales ventajas

Los conjuntos de cine en casa en kit son una opción que ha ido creciendo en posibilidades en los últimos años. Son sistemas de sonido integrados que suelen incluir todo lo necesario para empezar a disfrutar de nuestros contenidos nada más sacarlo de la caja. Incluyen altavoces, amplificadores o receptores AV, subwoofers muchas veces inalámbricos e incluso en algunas ocasiones un reproductor multimedia.

Fa8b6852b03842998e6458fd7435b1aa 12073 4096x1286

Si no tenemos muchos conocimientos sobre este tipo de equipos suelen ser una muy buena opción puesto que su instalación es muy sencilla y se incluyen todos los accesorios y elementos necesarios (incluso en muchos casos los cables de conexión a los altavoces). Solo tenemos que seguir unas breves instrucciones para montarlos e instalarlos y en pocos minutos lo tendremos funcionando.

Es habitual que la electrónica traiga conectores marcados con colores o incluso de formas diferentes para cada uno de los altavoces que vengan incluidos, o que éstos puedan comunicarse de forma inalámbrica pulsando algún botón de sincronización simplificando aún más la instalación del conjunto.

Si nos hacemos con uno de estos kits también estaremos seguros de que los altavoces funcionarán perfectamente con el amplificador. No habrá problemas de impedancias o exceso de potencia, ya que todos los elementos han sido preseleccionados por el fabricante o distribuidor.

Ht S9800thx Web Banner R976x488 R976x488

Además, en general suelen ser más económicos que los equipos modulares al entrar en juego los factores de escala o incluso descuentos especiales en ciertos kits con elementos de años anteriores que los distribuidores ponen a la venta con la llegada de nuevos modelos.

Sistemas home cinema en kit: principales inconvenientes

Los kits de home cinema suelen presentar dos principales problemas que muchas veces echan para atrás a los usuarios más expertos, pero que pueden no ser un inconveniente si lo que queremos es iniciarnos en el mundillo del cine en casa.

El primero es el relacionado con la posibilidad de reutilización de sus componentes, que suele estar dificultada muchas veces a propósito por el propio fabricante de forma que no podamos o no resulte inmediato usar un elemento del kit en otro sistema de cine en casa.

Por ejemplo, la facilidad de conexión que en principio supone una clara ventaja, a la larga implica que por el hecho de usar conectores propietarios o protocolos inalámbricos propios no podremos reutilizar los altavoces y componentes con futuros sistemas de cine o música.

Z506 Surround Sound Speaker

Esto puede no importarnos a corto plazo, pero pasados un par de años quizá queramos ampliar o mejorar el equipo con nuevos altavoces, poner un subwoofer más potente o simplemente uno adicional para equilibrar más los graves en la sala, pero no podremos hacerlo, estando obligados a comprar de nuevo todos los elementos y altavoces desde cero.

El otro principal problema es el relacionado con el equilibrio en la calidad de los componentes, ya que suele ser habitual que algunos de ellos no estén a la altura del resto. Si compramos un conjunto modular podemos asegurarnos de que cada componente (altavoz, amplificador, subwoofer, etc.) es de la calidad que buscamos o cumple unos ciertos estándares.

En los kits esto es mucho más difícil, ya que con frecuencia para poder ofrecer precios más económicos el fabricante recorta en alguno de los elementos como por ejemplo en la potencia real de amplificación, en la capacidad para la corrección acústica de sala o sobre todo en las capacidades de los altavoces satélite, muchas veces de gama baja con cajas de plástico y drivers de poca calidad.

Esto hace que para volúmenes bajos y medios el equipo parezca comportarse de maravilla, pero en cuanto empezamos a pedirle decibelios alguno o varios de los elementos comienzan a distorsionar empeorando la calidad final del audio percibido.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios