¿Qué es un DAC?

¿Qué es un DAC?
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Con frecuencia hablamos por aquí sobre multitud de equipos y dispositivos de sonido que incluyen un DAC, como amplificadores, tarjetas de sonido, auriculares inalámbricos, etc. Sin embargo, puede que siga habiendo usuarios a los que no les queda muy claro qué es exactamente un DAC en el mundo de la reproducción musical y para qué sirve, algo que pasamos a explicar a continuación.

Un DAC o Digital to Analogue Converter es un conversor capaz de transformar la señal digital en analógica. Y es algo que a día de hoy está entre nosotros cada vez que escuchamos música, pues como sabréis, el sonido que escuchamos es analógico, ondas que producen auriculares o altavoces y que nuestros oídos captarán para ser posteriormente procesadas e interpretadas por el cerebro.

Los DAC permiten esa conversión, transformando la información en forma de ceros y unos de cualquier archivo digital almacenado en nuestro PC, teléfono inteligente, disco óptico, memoria USB, etc. en un impulso sonoro. Y es importante saber que según sea la calidad del DAC vamos a obtener un mejor o peor sonido.

La importancia de un buen DAC

DAC

Como hemos dicho, el DAC realizará la conversión de digital a analógico y para obtener la mejor calidad de sonido éste tendrá que tener unas prestaciones determinadas, siendo las más básicas su capacidad para trabajar con distintas frecuencias de muestreo y niveles de cuantificación, pero también hay otros factores como la relación señal a ruido o el nivel de distorsión armónica que son capaces de proporcionar. Así, por ejemplo, hay DAC que son capaces de tratar internamente con archivos de 16, 24 o 32 bits, con frecuencias de 44,1 KHz, 48 KHz, 96 KHz, 192 KHz, etc.

Si queremos poder escuchar música en alta resolución necesitamos un equipo de sonido que incorpore un DAC capaz de procesar audio en los formatos que queremos reproducir, como por ejemplo DSD, ficheros 24 bits/96 KHz o 24 bits/192 KHz. El DAC incorpora los circuitos responsables de la crítica conversión de los datos del dominio digital al analógico y, por tanto, debe ser capaz de interpretar el tren de información que va a recibir. De lo contrario será incapaz de descodificarla.

Dac 1366 2000

Entonces, ¿necesito un DAC específico de alta gama para disfrutar de la mejor calidad de sonido? Pues sí y no. La mayoría de equipos de sonido (amplificadores, receptores, barras de sonido, altavoces activos, auriculares inalámbricos, etc.) ya cuentan con un DAC integrado y suele cumplir muy bien su función.

Hay que tener muy buen oído y mucha experiencia para saber reconocer las diferencias con respecto a un modelo dedicado y apreciar el cambio, sobre todo si el resto de elementos del sistema sonoro no acompañan, especialmente la fuente de sonido musical como servicios de streaming o archivos tipo MP3 de baja calidad.

Sin embargo, sí hay situaciones donde contar con un DAC dedicado puede ser recomendable y notarse de inmediato, como por ejemplo en el caso de los ordenadores, especialmente los portátiles con placas base baratas, los teléfonos móviles de gamas medias-bajas y tabletas con salida analógica de audio.

Dac Tarjeta Sonido1366 2000

En estos casos suelen montarse conversores de baja gama y pocas prestaciones, por lo que podemos mejorar el sonido de serie ofrecido por el DAC integrado dejándolo de lado y utilizando en su lugar alguno externo conectado por USB o a modo de tarjeta de sonido PCI para el PC, que además incluirá funcionalidades avanzadas de procesamiento del sonido para cine y juegos.

La decisión sobre si merece la pena comprar un DAC dedicado dependerá de múltiples factores, como valorar los equipos que tenemos en casa, la calidad de los archivos que reproducimos habitualmente y sobre todo las exigencias que tenemos respecto al audio. Por supuesto, otra utilidad es poder reutilizar equipos antiguos conectándoles fuentes de sonido modernas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio