Usar auriculares para ver la tele es la mejor forma de no molestar a los demás, pero la latencia llega en el pack. Así puedes reducirla

Usar auriculares para ver la tele es la mejor forma de no molestar a los demás, pero la latencia llega en el pack. Así puedes reducirla

1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail
Pexels Andrea Piacquadio 3965250

Es muy habitual emplear los auriculares para escuchar música, ver nuestro contenido o incluso jugar y no molestar al resto de personas que están cerca. El progresivo reemplazo del cable por la conexión inalámbrica ha ofrecido una importantes ventajas pero a la vez, han llegado algunos inconvenientes.

Poco a poco los auriculares Bluetooth son más populares. Ya no sólo se limitan al uso en móviles. Los auriculares sin cables están en todos los ámbitos de nuestro día a día y con ellos ha llegado también un mal menor: la latencia. Por eso vamos a ver en qué consiste y cómo se puede minimizar su impacto.

Qué es la latencia

Imagen | Samer Daboul

Se puede definir la latencia como el tiempo que transcurre entre el inicio de una acción y la ocurrencia de su efecto o resultado. Se refiere al retraso o demora que se produce en la transmisión de datos o señales a través de un sistema o proceso.

En general, la latencia puede ser causada por varios factores, como el tiempo que tarda una señal en viajar a través de un medio físico, el procesamiento o la capacidad de respuesta de un sistema o dispositivo.

En el caso concreto del audio, al hablar de latencia nos referimos al retraso o demora que se produce entre la emisión de un sonido y su reproducción, o lo que es lo mismo, es el tiempo que tarda el audio en viajar desde la fuente original hasta llegar a nuestros oídos.

Este es un fenómeno que afecta aún más a los sistemas de reproducción de audio sin cables como son auriculares o altavoces. Y aunque es inevitable, hay algunos aspectos que se pueden tener en cuenta para minimizar su presencia cuando se usan unos auriculares sin cables.

Y es que en el caso de los auriculares sin cables, los datos (esa música o vídeo) viajan por el aire en forma de ondas electromagnéticas que luego tienen que ser convertidas por el DAC que usa el dispositivo que las recepciona, en este caso los auriculares. Y para optimizar la transmisión de esos datos, se usan los códecs, que son parte fundamental de la ecuación de los cuales ahora hablaremos.

En la imagen ves una cosa y escuchas otra. Los labios están sellados pero escuchas al protagonista hablar. Mal asunto

La latencia puede ser causada por diversos factores y en el caso de los auriculares sin cables tiene protagonismo el sistema de transmisión inalámbrica que provoca que pueda haber una pequeña latencia debido al tiempo que lleva la transmisión del audio a través de la conexión inalámbrica.

Según el uso que vayamos a darle, la latencia puede tener un mayor o menor impacto. A nivel usuario, como puede ser para la reproducción de música, una latencia mínima puede no ser perceptible, pero sigue estando presente. Pero si los usas para ver una película o tu serie favorita en streaming, te puedes encontrar con una imagen que va descompasada con el sonido. Adiós a la experiencia cine.

Métodos para evitar la latencia

Imagen | Parag Deshmukh

A la hora de eliminar la latencia hay malas noticias: es inevitable. Pero sí que se pueden adoptar unas medidas y dar una serie de pasos para que nos afecte lo menos posible.

De entrada es importante verificar la versión de Bluetooth que usan tus auriculares y el dispositivo al que están conectados sean compatibles con una versión de Bluetooth reciente, a ser posible Bluetooth 5.0. El motivo es que las versiones más recientes de Bluetooth generalmente ofrecen mejoras en la latencia y la calidad de audio.

Siguiendo con la lista, aunque el Bluetooth admite el uso a distancias de hasta 10 metros es mejor tener cerca transmisor y emisor. Mantén los auriculares y el dispositivo de reproducción (un móvil, una Smart TV, una consola...) lo más cerca posible. La distancia entre los dispositivos Bluetooth puede afectar la calidad de la conexión y aumentar la latencia. Además intenta evitar obstáculos como paredes o muebles que puedan interferir con la señal.

En este sentido son importantes las interferencias. Es importante que te mantengas alejado de otros dispositivos electrónicos que puedan generar interferencias en la conexión Bluetooth (routers WiFi, microondas...) y que pueden causar interferencias y aumentar la latencia. Intenta alejarte de estas fuentes de interferencia o apágales si es posible.

Codec
Imagen Jose Antonio

Además debes tener en cuenta el buffering. Muchos dispositivos de audio utilizan un búfer (buffer) para almacenar temporalmente los datos de audio y garantizar una reproducción fluida. Sin embargo, el tamaño del búfer puede influir en la latencia, ya que un búfer más grande puede introducir un retraso adicional. Pero dicho todo esto, lo más importante son los códecs.

Por último, es siempre importante que tengas actualizado el firmware de tus auriculares y dispositivos Bluetooth, ya que los fabricantes a menudo lanzan actualizaciones que mejoran la estabilidad de la conexión y pueden reducir la latencia.

La importancia de un buen códec

Imagen | Andrea Piacquadio

En general, para una experiencia de audio en tiempo real, se busca mantener la latencia lo más baja posible para garantizar una respuesta instantánea y una sincronización adecuada entre el sonido producido y lo que se escucha. Y aquí el códec es fundamental.

Cada auricular soporta una serie de códecs. y en este sentido hay  códecs de mayor o menor calidad. Lo normal es que dispositivos de marcas conocidas y calidad media alta, apuesten por códecs de máxima calidad. Este es un primer punto a destacar. Apostar por productos de marcas conocidas.

Además es muy importante que tanto el emisor como el receptor, los auriculares, deben ser compatibles con el mismo códec. Puedes mirar en las especificaciones para conocer que códecs usan.

Códec es una abreviatura de "compresor-descompresor" o "coder-decoder" en inglés. Es un conjunto de algoritmos y reglas que se utilizan para codificar y decodificar datos digitales y son los encargados de comprimir los datos en el emisor para enviarlos y luego descomprimirlos en el receptor para su reproducción o visualización.

El objetivo principal de un códec es reducir el tamaño de los datos para facilitar su almacenamiento, transmisión y reproducción, sin perder demasiada calidad, algo de máxima importancia en la reproducción sin cables.

Imagen | Michael Burrows

Hay que tener en cuenta que al comprimir los datos, los códecs eliminan redundancias, suprimen información no esencial y utilizan técnicas de compresión para reducir la cantidad de datos necesarios para representar una señal. Al llegar a los auriculares, el códec se debe encargar de nuevo de recuperar esos datos usando la inversión de los algoritmos de compresión y la reconstrucción de la señal original.

Existen numerosos códecs disponibles con diferentes algoritmos de compresión y descompresión. Para sacarle todo el partido a tus auriculares primero asegúrate de usar códecs de audio de alta calidad como aptX o LDAC, comprueba si tus auriculares y dispositivo admiten códecs de audio de baja latencia y asegúrate de que tanto el dispositivo receptor como el emisor, son compatibles con el mismo códec.

Tipos de códecs

Códec
Imagen Jose Antonio

Los códecs de audio con menor latencia son aquellos diseñados específicamente para minimizar el retraso entre la transmisión y la reproducción del sonido. Aquí hay algunos códecs de audio conocidos por su baja latencia:

SBC

Es el códec más básico y el más antiguo. El códec SBC (Subband Coding) es un códec de audio utilizado comúnmente en la transmisión de música y voz a través de conexiones Bluetooth.

El SBC es compatible con una amplia gama de dispositivos y es ampliamente utilizado en auriculares y altavoces Bluetooth y aunque ofrece una calidad de audio aceptable, tiene como inconveniente el que debido a su eficiencia de compresión relativamente baja, el códec SBC puede tener una latencia más alta que otros códecs. Utiliza el perfil de audio A2DP y alcanza una tasa máxima de 328 kbps.

Además, según se reduce la tasa de bits para comprimir más los datos, la calidad de audio puede bajar y provocar una pérdida de detalles. Debido a su eficiencia de compresión relativamente baja, el códec SBC puede tener una latencia más alta en comparación con otros códecs de audio. Poco a poco ha sido sustituido por códecs más avanzados, como AAC, aptX y LDAC

aptX Low Latency

El códec aptX es un códec de audio desarrollada por Qualcomm que permite comprimir el audio sin provocar una pérdida significativa de calidad en el sonido.

El códec aptX utiliza un algoritmo de compresión sin pérdida de calidad para comprimir el audio de forma eficiente y luego descomprimirlo en el dispositivo receptor. Es un códec muy presente en todo tipo de dispositivos (teléfonos móviles, auriculares, altavoces, otros dispositivos de audio...) de muchos fabricantes. Para poder aprovecharlo,  tanto el dispositivo de reproducción como el dispositivo receptor deben ser compatibles con aptX.

Nació en los 90 y en sus inicios era capaz de transmitir audio con una calidad de de 16 bits / 48 kHz, con una tasa de bits de 384 kbps. Pero con el tiempo ha visto aparecer versiones mejoradas.

Es el caso de aptX HD, el cual permite una tasa de bits más alta de hasta 576 kbps con una calidad de 24 bits / 48 kHz, aptX Low Latency, una versión basada en Bluetooth 5.0 y centrada en minimizar la latencia en la transmisión de audio a través de Bluetooth, aptX Adaptive, una versión que adapta automáticamente la calidad de audio según las condiciones de la conexión Bluetooth y el más reciente, aptX Lossless,  un códec de audio sin pérdidas capaz de transmitir pistas con calidad de CD bit a bit, lo que supone que se puede escuchar audio de 16 bits y 44,1 kHz en auriculares compatibles sin pérdida de calidad.

LDAC

LDAC es un códec de audio desarrollado por Sony que admite una alta calidad de sonido y baja latencia. De hecho, es capaz de transmitir audio de alta resolución con tasas de bits de hasta 990 kbps, siendo uno de los que más calidad ofrece.

Se considera uno de los códecs Bluetooth con menor latencia que hay en el mercado y destaca por la capacidad de adaptarse automáticamente a la calidad de la conexión Bluetooth.

Como en los casos anteriores, es necesario comprobar que para poder sacarle todo el partido, tanto los auriculares como el dispositivo de reproducción sean compatibles con LDAC.

AAC

AAC es el acrónimo en inglés de Advanced Audio Coding. Es el elegido para los archivos de vídeo MPEG-4, 3GPP, 3GPP2, los de audio tipo MP4 o M4A y para el contenido usado en Internet, muchas conexiones inalámbricas y de radiodifusión digital.

AAC es un códec de audio ampliamente utilizado que por ejemplo está presente en muchos dispositivos de Apple, como pueden ser sus auriculares Bluetooth, el antigüo iPod o en iTunes.

Imagen | Ready Made

AAC se considera un códec de audio con pérdida, lo que significa que elimina cierta información que resulta imperceptible para el oído humano con el fin de reducir el tamaño del archivo.

Este a su vez ha visto llegar una versión mejorada como es AAC-LD (AAC Kow Delay), el cual se ha diseñado específicamente para reducir la latencia y proporcionar una buena calidad de audio con latencias bajas. Ofrece una latencia de solo 20 ms y una buena calidad de audio para voz y música.

Dicho todo esto, hemos tratado de dejar claro que la latencia siempre estará presente y es un mal menor con el que hay que convivir al prescindir del cable. Y es que aunque seguir estos consejos puede ayudar a reducir la latencia, es posible que aún haya una pequeña latencia inherente al uso de auriculares Bluetooth debido a las limitaciones de la tecnología inalámbrica.

Imagen portada | Andrea Piacquadio

En Xataka SmartHome | Conectar unos auriculares a tu Smart TV puede ser mejor que una barra de sonido o altavoces: cuándo conviene y cómo puedes hacerlo

Inicio