Conectar unos auriculares a tu Smart TV puede ser mejor que una barra de sonido o altavoces: cuándo conviene y cómo puedes hacerlo
A fondo

Conectar unos auriculares a tu Smart TV puede ser mejor que una barra de sonido o altavoces: cuándo conviene y cómo puedes hacerlo

Los televisores inteligentes actuales cuentan con multitud de capacidades y funcionalidades, entre las que nos encontramos con diferentes sistemas de conexión para utilizar equipos de sonido externos con los que mejorar el audio de nuestras pantallas.

Sin embargo, utilizar dispositivos como barras de sonido o altavoces adicionales no siempre es la mejor opción a la hora de escuchar la tele, ya sea por falta de espacio, presupuesto o directamente porque queremos un sonido más privado.

En estas situaciones podemos recurrir a los clásicos auriculares, tanto a los modelos de orientación HiFi como a los más modernos pensados específicamente para mejorar el sonido de los televisores inteligentes. ¿Qué nos aportan los auriculares conectados a la tele y cómo podemos conectarlos? A continuación lo explicamos en detalle.

Por qué usar unos auriculares en la tele

La primera pregunta que probablemente nos surja al pensar en utilizar unos auriculares conectados a la tele es por qué hacerlo, qué nos aportan y qué ventajas pueden ofrecernos. Pues unas cuantas, entre las que destacamos las siguientes:

  • Para empezar, nos permiten una escucha privada sin molestar al resto de la familia ni a vecinos, sobre todo ahora que hace calor y tenemos las ventanas abiertas por las noches con la tele encendida muchas horas.

auriculares

  • Podemos escoger el nivel de volumen que mejor se adapte a nuestras necesidades y capacidades auditivas en cada momento dejando el de los altavoces de la tele suave para nuestros acompañantes y el del auricular más fuerte, en los modelos de Smart TV que permiten hacerlo. Incluso hay auriculares que vienen con su propia ecualización y opciones de regulación de graves y agudos para adaptarse a nuestras necesidades.

  • Nos ayudan a mejorar la comprensión de los diálogos sin tener que poner la tele a todo volumen. Hay también auriculares que se enfocan en esta tarea y nos ofrecen modos de escucha específicos para ver cine y entender mejor a los actores.

  • También podemos escuchar la tele a distancia en el caso de los modelos inalámbricos mientras estamos haciendo otras tareas. Por ejemplo podemos estar en la cocina guisando y tener la tele en el cuarto de estar o en la propia cocina pero muy alejada. Con un auricular no tendríamos que poner el volumen al máximo para enterarnos de lo que dicen. O también podemos estar haciendo tareas ruidosas como pasar la aspiradora y podemos seguir escuchando nuestro programa favorito.

  • Podemos tener un sonido de alta fidelidad por menos dinero de lo que nos costaría un sistema de altavoces y amplificadores mucho más complejo para el que quizá no tenemos sitio. Además a la hora de escuchar música la calidad sonora de un buen auricular es mejor que la mayoría de las barras de sonido de gama media.

Conectando un auricular con cable

tele

Muy bien, quiero conectar un auricular a la tele, ¿cómo puedo hacerlo si mi modelo es el clásico de cable? Muy sencillo, solo hay que buscar la salida de audio en el televisor que se corresponda con el conector de auriculares.

Suele ser una toma de tipo jack de 3,5 mm estéreo hembra y en ocasiones se utiliza tanto como salida de cascos o auriculares como para sacar la señal de sonido a unos altavoces auxiliares o a un subwoofer, algo que podemos conocer consultando el manual de instrucciones de la tele.

Una vez conectado el auricular habrá dos tipos de respuesta de la tele: o bien directamente se empieza a emitir el sonido por el auricular apagando los altavoces internos de la pantalla o no. Este comportamiento lo podemos configurar desde el menú interno del televisor, pudiendo en ciertos casos dejar sonando también los altavoces de la tele por si tenemos más espectadores en la sala.

Además, también suele ser común que la configuración nos permita seleccionar un nivel de volumen diferente para la toma de auriculares e incluso algún valor de ecualización de graves y agudos.

jack

Muy bien, pero mis auriculares tienen un cable pequeño y no me llega a la tele, ¿qué puedo hacer? No hay problema, en las tiendas podemos encontrar alargadores macho-hembra jack de 3,5 mm por menos de 10 euros que nos permiten extender el cable entre 3 y 5 metros, suficiente para poder estar sentados en el sofá a una distancia razonable.

También podemos comprar algún duplicador de conexión para conectar dos auriculares al mismo tiempo a la misma toma de sonido. De este modo es posible que dos espectadores disfrutemos a la vez de la tele sin usar los altavoces y sin molestar a nadie más.

duplicador

Conectando un auricular inalámbrico Bluetooth

Si tener que andar con el cable desplegado por el salón nos parece un engorro, podemos optar entonces por utilizar un auricular inalámbrico basado en la interfaz Bluetooth. Aquí tenemos dos posibilidades: que la tele sea compatible con Bluetooth o que no.

El primer caso se dará si nuestro modelo es de gama media o alta y tiene menos de 7-10 años. Solo tendremos que seguir las instrucciones del fabricante para emparejar el auricular con la tele y ya podremos usarlo a una distancia que rondará los 10 metros.

El segundo caso es cuando nuestra tele es muy antigua y no tiene Bluetooth integrado. Para resolver esta situación existen en el mercado pequeños dispositivos que funcionan como receptores y/o transmisores de Bluetooth. La principal ventaja de este tipo de adaptadores es su sencillez de uso. Aunque hay modelos de todo tipo, la mayoría son muy fáciles de instalar y utilizar.

conexion

Como ya vimos a fondo en su día, en general basta con enchufarlos a la corriente eléctrica, a una toma USB o directamente cuentan con batería interna, conectarlos a la tele por medio de un cable jack de 3,5 mm, RCA analógico o incluso óptico digital, y ya está.

Los equipos suelen funcionar de forma autónoma, sin requerir configuraciones ni instalaciones de software de ningún tipo, ya que cogen la señal de salida de sonido de la tele (por ejemplo desde el puerto de auriculares), la transforman en digital si fuera necesario y la envían por Bluetooth a los auriculares que tengamos en la sala.

Como principal inconveniente de este tipo de conexión por adaptador Bluetooth nos encontramos con el temido retardo en la conexión, que puede producir desincronizaciones entre sonido e imágenes. El problema con estos equipos es que funcionan de forma independiente a la tele, por lo que no pueden adaptar la salida de sonido a la emisión de la imagen como sí sucede en los equipos integrados.

Temas
Inicio