Esto es lo que puedes ahorrar si desenchufas el router, Smart TV y decodificador de TDT por las noches
A fondo

Esto es lo que puedes ahorrar si desenchufas el router, Smart TV y decodificador de TDT por las noches

Una forma de ahorrar en la factura de la luz es reducir todo lo posible el conocido como consumo fantasma, esos vatios que perdemos en nuestros electrodomésticos por el simple hecho de tenerlos conectados en modo de espera listos para funcionar.

Lo ideal es tenerlos todos enchufados a una regleta con interruptor integrado y cuando nos vamos a acostar apagar el botón para que dejen de consumir.

Pero hay algunas situaciones en las que puede que nos dé miedo a quedarnos sin teléfono como es el caso de apagar el router con telefonía IP o simplemente nos dé pereza hacerlo, ya que luego los equipos pueden tardar más en ponerse en marcha y además tenemos que ir al salón a encender la regleta todas las mañanas para volver a tener WiFi.

Routers

También puede que nos preocupe que se estropeen los equipos por desenchufarlos, algo que sí tiene fundamento en algunos modelos de televisores ya que puede ser perjudicial para sus paneles, pero como vimos en su día, tomando algunas precauciones podemos desenchufarlos por completo pasados unos minutos y no es necesario dejarlos toda la noche en modo de espera.

Todo esto hace que suela ser habitual que, por uno u otro motivo, dejemos funcionando total o parcialmente por las noches algunos equipos que van a ir poco a poco gastando vatios y al final ampliando la factura de la luz cada mes sin que nos demos cuenta y sin que los estemos aprovechando realmente. ¿Cuánto podemos ahorrar si los apagamos por completo?

Desenchufando la tele, el router y el decodificador de TV o TDT

tele

Vamos a suponer que tenemos en el mueble del salón los clásicos equipos multimedia como pueden ser un televisor, un decodificador de TDT o de televisión por cable con el que accedemos a los canales de nuestra operadora y el router que nos da conectividad en toda la vivienda.

Los usamos durante todo el día y al llegar la noche, nos vamos a dormir y pulsamos el botón de apagado en la tele pero no apagamos el router ni el decodificador de TV por alguno de los motivos antes mencionados. En mi caso, he de reconocer que el decodificador externo de los canales realmente hay días que simplemente se nos olvida apagarlo.

decodificador

¿Cuánto gastan todos estos dispositivos? Pues los que más consumirán serán el router y el decodificador de TDT o cable al quedarse encendidos, con valores que se sitúan en el rango de 10 a 20 vatios cada hora dependiendo del modelo. Los televisores, si son relativamente modernos y fabricados a partir de 2010, están obligados por el Reglamento nº 1275/2008 de la Unión Europea a que como mucho tengan un consumo en modo de espera que no puede superar los 2 vatios:

El consumo eléctrico de todo equipo en cualquier estado o condición que ejecute solamente una función de reactivación, o una función de reactivación y una mera indicación de función de reactivación habilitada, no rebasará el límite de 1,0 W.

El consumo eléctrico de todo equipo en cualquier estado o condición que ejecute meramente la visualización de información o del estado, o bien opere solamente una combinación de función de reactivación y visualización de información o del estado, no superará los 2,0 W.

Hasta 53 euros al año

Suponiendo que tenemos esos tres equipos, sumando consumos estaremos hablando de entre 22 y 42 vatios dependiendo de los modelos concretos. Si consideramos que van a estar de este modo sin usarse durante unas 10 horas cada noche, tenemos entonces un consumo máximo de 420 vatios diarios.

Gasto Precio

Para conocer cómo se traducen estos vatios a euros podemos ir a la página web de Red Eléctrica Española y averiguar el consumo medio en horario nocturno para tarifas PVPC, las más caras ahora mismo. Esto nos da una media que ronda los 0,35 euros kWh, dependiendo del día.

Esos 420 vatios diarios se corresponden con 0,42 kWh y multiplicados por 0,35 euros el kWh nos da una cifra de 0,147 euros al día. Para saber el consumo anual multiplicamos por 365 días y obtenemos un valor de 53,655 euros al año.

Gasto

Como vemos, el importe a pagar cada día por dejar estos equipos encendidos no es muy elevado, pero si sumamos un día tras otro, al final de año llegamos a superar los 50 euros.

Y si nos planteamos todo lo que gastamos durante el ciclo de vida de los aparatos, como puede ser de unos 10 años, la cifra se dispara a más de 500 euros, un valor que en algunos casos nos da para por ejemplo renovar la tele con lo que nos hubiéramos ahorrado.

Temas
Inicio