Síguenos

Mi proyecto de Portatil con la Raspberry Pi, utilizando un Lapdock de Motorola

El precio de la Raspberry Pi y su tamaño son casi una invitación a hacer nuestro propio ordenador portátil con ella. En Xataka Home ya hemos visto un par de soluciones, en concreto ésta y ésta otra, que incluían teclados inalámbricos, cajas o soportes personalizados y soluciones un poco ad-hoc para la ocasión. Lo malo es que han sacrificado la posibilidad de trabajo y uso real de las mismas por tener un micro-teclado o una pantalla de pequeño tamaño. Os presento mi proyecto de portátil con una Raspberry Pi.

Arrancando la Raspberry Pi en nuestro ordenador

El proyecto que os muestro utiliza elementos con una mínima modificación y disponibles por mucho menos de lo que pudierais pensar, como veremos en las entradas que vamos a dedicarle al mismo. Comenzaremos por la parte estrella del mismo, un lapdock o dispositivo en el que se engancha un teléfono móvil para convertirlo en un laptop. El lapdock elegido es el Motorola Atrix Lapdock.

Caja del Motorola Atrix, en la foto podemos ver el teléfono conectado al Lapdock

Motorola Atrix Lapdock, un dispositivo ideal para hacer todo tipo de proyectos

Motorola lanzó hace exactamente dos años en el CES de 2011 el Motorola Atrix, un teléfono móvil con sistema operativo Android, una buena pantalla y un procesador NVIDIA Tegra 2 (dual-core 1 GHz Cortex A9 + GeForce ULP). Para completar la oferta, Motorola presentó un accesorio llamado Atrix Lapdock, un interesante elemento que convertía el teléfono en “casi” un ordenador. El Atrix Lapdock cuenta con una pantalla de 11,6 pulgadas, un teclado y un trackpad, así como una batería adicional para alimentar el teléfono. Batería que tiene además un pulsador en su parte delantera para saber cuál es el estado de carga de la misma.

Cinco LED nos indican el nivel de carga de la batería del Lapdock

En su parte posterior cuenta además con un par de altavoces, dos conexiones USB para poder conectar otros dispositivos y el conector de alimentación para recargar la batería.

Detalle del conector para cargar el Lapdock y los dos puertos USB, que nos vendrán genial para enchufar otros dispositivos a nuestro ordenador

El teléfono (o los dispositivos que queramos) se conecta al Lapdock por la parte trasera del mismo, donde nos encontramos una pieza que pivota y que nos muestra los dos conectores en los que se enchufa el teléfono. Uno es un conector Micro-USB macho, y el otro es un conector Micro HDMI macho. Para su transporte giramos la pieza y se queda perfectamente cerrado.

Conector Micro USB y Micro HDMI

El Lapdock está fabricado en aluminio anodizado en negro y tiene muy buena factura. Con un peso de 1,08 kg, y unas dimensiones muy similares a las del MacBook Air de Apple, la verdad es que es un dispositivo que se presta a todo tipo de modificaciones y proyectos.

En internet hay todo tipo de ideas que utilizan el Atrix Lapdock. De hecho, en esta página hay muchísima información al respecto.

¿Qué ofrece el Atrix Lapdock para nuestro proyecto de portátil?

El Atrix Lapdock es un dispositivo que va “que ni pintado” para tener nuestro portátil. Cuenta con dos conectores un poco particulares, eso sí, pero que una vez conseguidos los cables adecuados podremos conectar al mismo la Raspberry Pi. Gracias a los dos puertos USB (y un puerto que nos va a quedar libre en la Raspberry Pi) tenemos la posiblidad de conectar tres dispositivos. Pero es que los dispositivos USB del lapdock no tienen la limitación de corriente que sí que tienen los puertos USB de la Raspberry Pi, así que podremos conectar discos duros u otros elementos “más tragones”. Es decir, que el Lapdock nos ofrece un hub USB con dos puertos adicionales, batería para alimentar nuestro portátil, dos altavoces, un trackpad, un teclado decente y una pantalla de 11,6 pulgadas. ¿Alguien da más?

Detalle del teclado y el Trackpad, con los dos botones

Además, la batería incluida hace que podamos hablar verdaderamente de un portátil. No he comprobado todavía la duración de la misma con la Raspberry Pi y un interfaz Wi-Fi, así que os comentaré sobre la misma en la próxima entrada sobre mi nuevo portátil.

El teclado tiene una calidad más que decente, aunque las teclas son algo pequeñas y no precisamente en anchura, sino que son rectangulares por los que necesitaremos acostumbrarnos un poco a las mismas. El trackpad funciona bastante bien y, por buscarle otro “defectillo”, no he conseguido que funcione la aceleración, por lo que tenemos que desplazarnos varias veces con el dedo por el mismo.

Pantalla, la foto no le hace justicia. Tiene muy buena calidad.

La pantalla es otro de sus puntos fuertes. Tiene una calidad realmente buena, y una resolución de 1366×768 a 60Hz, con un aspecto panorámico bastante acusado. Así que, si lo vais a utilizar para ver películas con el XBMC deciros que se ven bastante bien.

Si estáis pensando que el Lapdock es caro, tengo una buena noticia que daros. Pese a que el precio original del mismo rondaba los 500 dólares cuando se presentó, el hecho de que el Motorola Atrix no fuera un gran éxito de ventas y el elevado precio del accesorio ha hecho que los precios caigan en picado. De hecho, ha estado en algunas tiendas de Estados Unidos por el increible precio de 50 dólares.

Foto del teclado del Lapdock

Yo conseguí el mío en eBay por algo menos de 70 euros, una auténtica ganga. Eso sí, si buscáis uno, mirad bien que el vendedor mande el mismo a España, ya que muchos de los que encontré sólo eran enviados a Estados Unidos. Por ello al final tuve que comprar el mismo a un vendedor de Israel, por lo que el teclado tiene caracteres en hebreo además de los caracteres internacionales. En el futuro buscaré alguna solución que me ayude a identificar las teclas en castellano mediante adhesivos u otras opciones. Ojo además a los gastos de aduana, que en mi caso fueron 23 euros, así que si buscáis uno intentad que esté en la Comunidad Europea para ahorraros sustos de última hora.
El lapdock cerrado y listo para llevárnoslo

En las siguientes entradas veremos qué cables necesitamos, el adaptador Wi-Fi y otras soluciones para terminar de fabricar nuestro portátil con una Raspberry Pi.

Agradecemos a Raspipc.es el habernos cedido un kit de inicio Raspberry Pi. Puedes consultar la política de relaciones con empresas aquí.

En Xataka Smart Home | Mi proyecto de portátil con la Raspberry Pi: Parte I y Parte II

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios