Compartir
Publicidad
Así he ocultado los cables de sonido de mi Home Cinema para que no molesten en el salón
Trucos y bricolaje smart

Así he ocultado los cables de sonido de mi Home Cinema para que no molesten en el salón

Publicidad
Publicidad

Iniciar una obra en casa es un incordio. Seguro que has tenido experiencias cercanas o propias con este tema. Generalmente sabes cuando empiezan pero no cuando acaban, generando molestias a ti mismo, a tus vecinos y llegando incluso a afectar a nuestros nervios y estado de salud en los casos más extremos.

Para hacer obra lo ideal es no vivir en casa pero si hemos de hacerlo, lo mejor es tratar de llevarlo con paciencia. Y una vez metidos en faena es interesante tratar de aprovechar los desbarajuestes para realizar todas las modificaciones posibles que en mi caso pasaron por ocultar los siempre antiestéticos cables del home cinema.

Sonido sin cables

Si antes los cables se veían pillados por grapas en el techo y en las paredes, tratando de esconderse bajo los sobremarcos de las puertas, ahora quedan ocultos, mucho más cómodo y práctico. Un proceso para el que no obstante hay que tener en cuenta una serie de consideraciones.

Sonido

En primer lugar valorar la instalación, pues nos podemos topar con la necesidad de abrir hueco en el techo o las paredes por medio de "rozas". En ese caso si hacemos uso de una cobertura de pladul en el techo el proceso se hará mucho más cómodo y rápido a la vez que menos molesto.

Además tenemos que valorar y medir cual va a ser la colocación de los muebles y posibles futuras modificaciones de los mismos de forma que no afecten a la colocación de los altavoces, un factor de suma importancia del que ya hemos hablado otras veces.

Cableado

Una vez tenemos en cuenta estos aspectos se trata de crear una instalación que por lo general va a requerir de una ramificación de cuatro o cinco cables (en el caso de un sistema 5.1) que puede ser de siete o nueve en sistemas con más altavoces.

Sonido 1

Vamos a conectar los altavoces traseros y los dos frontales, siendo opcional el subwoofer (en mi caso no lo he conectado al estar situado junto al Home Cinema) mientras que el central sigue estando bajo el televisor y sobre el sistema de cine.

Una vez tomadas las medidas para no obstaculizar otros elementos de casa debemos tener la precaución de dejar marcadas las alturas a las que queremos se sitúen los altavoces siendo también interesante tener en cuenta la posición del sofá o del lugar en el cual nos vamos a colocar normalmente (la altura de nuestras cabezas).

Sonido

Nos olvidamos entonces de la longitud del cable, pues vamos a emplear cable de cobre normal que introduciremos en los latiguillos antes de cubrir el techo o la roza por si hay algún problema con el tubo poder solucionarlo fácilmente.

Sonido 2

Esos cables son los que luego vamos a conectar con nuestros altavoces y con el sistema de cine en casa, con una precaución en el caso que estos o últimos o la unidad central tenga la conexión por medio de unas tomas propietarias (en mi caso sólo la unidad del Bluray).

En ese caso y ya que no se pueden usar los cables de la instalación (rojo y negro) he comprado fichas de empalme pero de 0,6 milímetros (más pequeñas e ideales para audio) que he conectado de forma normal con cable originario de los altavoces siendo el otro extremo la clavija que va al Bluray.

De esta forma dejamos la pared y la habitación libre de cables, pues el altavoz lo hemos situado justo encima de la salida de la conexión de forma que queda oculta. Mucho más práctico y estético y muy fácil de llevar a cabo siempre que estemos realizando una obra. Además, aunque cambiemos el sistema de cine en casa podremos seguir haciendo uso de esa misma instalación pues la base es común para todos los modelos.

En Xataka SmartHome | Así he renovado la iluminación de casa optando por luminarias de tipo LED empotrables
Foto interior | Arquitecnic

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos