Compartir
Publicidad

Monitores con tecnología Nvidia G-Sync, ¿qué es y hacen?

Monitores con tecnología Nvidia G-Sync, ¿qué es y hacen?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Posiblemente, los que seais gamers y amantes del juego en PC, empecéis a escuchar de forma frecuente acerca de Nvidia G-Sync, una de sus últimas tecnologías y que ahora se empieza a ver en nuevos monitores como el monitor de Philips 272G5DYEB. Pero claro, algunos os preguntaréis ¿qué es o hace realmente G-Sync?

La finalidad e idea que Nvidia persigue con el desarrollo e integración de dicha tecnología en las pantallas que diversos fabricantes lancen es, ni más ni menos, mejorar la experiencia de juego.

Nvidia G-Sync, ¿qué es?

Nvidia G-Sync es una tecnología que la compañía presentaba a mediados de octubre de 2013. Su objetivo con ella es proporcionar una imagen más fluida, con una velocidad de respuesta mayor a la que cualquier otro monitor "tradicional" podría ofrecer. Para ello, las nuevas pantallas integrarán un procesador capaz de sincronizar con la GPU (tarjeta gráfica de nuestro ordenador).

Como explica la compañía, un monitor tiene una frecuencia de refresco constante, en la mayoría de los casos de 60 hercios aunque algunos pueden funcionar a 30 o incluso 75, pero no todos los juegos hacen que las gráficas rendericen las imágenes a la misma frecuencia. Por tanto, es la gráfica quien se debe adaptar a la frecuencia de refresco de la pantalla.

tearing
Imagen con problemas de tearing (imágenes fragmentadas)

Esto no supone un gran problema, muchos jugamos en PC y no es una mala experiencia, pero a veces sí resulta que la falta de sincronía provoca tearing, fragmentación de las imágenes.

Una solución es activar V-Sync, tecnología que sincroniza verticalmente la imagen pero eso aumenta la latencia. Por tanto, G-Sync quiere resolver ese problema entregando imágenes al monitor a la misma velocidad que la GPU renderiza cada frame. Siempre a una frecuencia de refresco máxima del monitor.

¿Inconvenientes? Es Nvidia

Los que sois jugones sabréis que en general Nvidia suele ofrecee un mejor rendimiento gráfico en juegos. Aunque eso no es motivo determinante que haga que todos montemos una gráfica Nvidia en nuestro ordenador. Por tanto, el inconveniente de adquirir un monitor con G-Sync es que sólo es válido para gráficas Nvidia, y no todas. Sólo las GPU con arquitectura Kepler, desde la GeForce GTX 650 Ti BOOST en adelante son compatibles. Por tanto, ya sabéis los requisitos, qué es y qué puede aportar.

Y como AMD no va a quedarse atrás, al igual que con CUDA y OPENCL, la compañía apostará por FreeSync, la alternativa a la tecnología de Nvidia gratuita y que no depende de hardware propietario. Presentado durante CES 2014 ahora habrá que ver qué apoyo recibe cada una. Lástima que, por claros intereses propios, no se haga nada común desde el principio y seamos los usuarios los beneficiados.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio