Compartir
Publicidad
Cómo elegir la tecnología del panel de tu TV en función de dónde te sientes en el salón
Televisores

Cómo elegir la tecnología del panel de tu TV en función de dónde te sientes en el salón

Publicidad
Publicidad

Elegir televisor es una tarea compleja si queremos extraer todo el potencial que nos ofrecen las diferentes tecnologías disponibles. No basta con adaptarse al presupuesto disponible y escoger un modelo cualquiera, ya que podemos optar por un equipo que no se adecue a nuestras verdaderas necesidades.

Hay que tener en cuenta aspectos como el tamaño de la sala, la tecnología del panel, incluso el tipo de uso que le vamos a dar en casa. Hoy vamos a hablar de otro aspecto más que no debemos dejar de lado, ya que de él dependerá la calidad de imagen que finalmente percibiremos cuando nuestra nueva tele esté instalada y a pleno funcionamiento: ¿Cuántos espectadores seremos y cómo nos vamos a sentar?

Puede parecer una cuestión poco importante, y de hecho con tecnologías como los antiguos televisores de tubo o plasma así era, pero con la llegada de los paneles LCD la situación cambió radicalmente gracias a un nuevo factor clave, el relativo a los ángulos de visualización.

Va Panel Vs Ips

En la actualidad podemos encontrar en el mercado televisores con paneles LCD con retroiluminación LED de tipo IPS (In-Plane Switching) y VA (Vertical Alignment) que a su vez pueden o no utilizar tecnologías de puntos cuánticos con diferentes nombres comerciales (como la QLED de Samsung y los nanocristales o Nano Cell de LG) y distintos sistemas de control de la luz residual (FALD o desde los bordes), además de los cada vez más habituales televisores OLED (Organic Light-Emitting Diode). ¿Cuál de todas las tecnologías disponibles me conviene más? Veamos algunos casos de uso en función del número de espectadores y de cómo nos sentamos para ver la tele.

1.- Espectador solitario

En esta situación podemos optar por cualquier tecnología, ya que los ángulos de visualización no serán problema. Estamos sentados frente al televisor, con la pantalla a la altura de la ojos y con menos de 25-30 grados con respecto a la vertical.

Podemos perfectamente optar por un modelo LCD-LED de tecnología VA (a ser posible con Full Array Local Dimming si queremos negros más profundos) y veremos sus buenos contrastes y una saturación de color adecuada. También podemos optar por un modelo OLED si nuestro principal uso es cine y series, sin reproducir logotipos ni imágenes fijas en la pantalla con frecuencia para evitar retenciones.

OLED

¿Y las tecnologías IPS, y Quantum Dot o de nanocristales? Tienen sentido si buscamos una mayor representación del color, pero no de cara a los ángulos de visualización, ya que probablemente no aprovecharemos sus ventajas al estar sentados frente a la tele y podremos ahorrar algo de dinero.

2.- Dos o tres usuarios sentados frente a la tele

En este caso resulta difícil mantener ángulos de visualización inferiores a 25-30 grados, aunque no suelen ser muy superiores, por ello podemos seguir optando por paneles LCD-LED VA obteniendo buen contraste aunque con colores y negros algo lavados a medida que nos alejemos del punto óptimo.

Sin embargo, si nuestro uso se centra principalmente en horario diurno probablemente no notemos mucha diferencia. Por supuesto podemos optar también por un televisor OLED para cine y series, pero es en este caso cuando cobran especial relevancia los televisores con paneles IPS y sobre todo lo que incorporan la tecnología Quantum Dot o de nanocristales.

espectadores TV

En esta situación empieza a resultar conveniente por ejemplo un modelo como los de LG con tecnología Nano Cell (con panel IPS) o uno como los de Samsung QLED de segunda generación (los de 2018 en adelante) que mejoran sensiblemente los ángulos de visualización manteniendo un buen contraste.

3.- Familia numerosa alrededor de la tele o posiciones extremas

Es el típico caso en el que muchos espectadores simultáneos nos sentamos alrededor del televisor, con muy variados y amplios ángulos de visualización, con distintas distancias y alturas. En esta situación los paneles VA no son una buena elección, ya que no pueden mantener buenas tasas de contraste y profundidad de color para todos los espectadores al mismo tiempo.

Este es también el caso en el que por ejemplo tenemos la tele colocada en una esquina, sobre una chimenea muy alta, en un mueble muy bajo colocada cerca del suelo con ángulos de visualización vertical grandes.

televisor

Es la situación ideal para optar por un modelo OLED si lo queremos para cine y series, o bien por un modelo IPS a costa de perder algo de contraste con respecto a un modelo VA o si contamos con algo más de presupuesto por un modelo IPS con nanocristales que ofrecen mayor representación de color.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio