Publicidad

¿Sabes cómo se fabrica actualmente un buen giradiscos?

¿Sabes cómo se fabrica actualmente un buen giradiscos?
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Probablemente nunca volverá a ser el formato predominante, pero lo cierto es que los discos de vinilo gozan actualmente de mejor salud que hace una década. Muchos audiófilos y melómanos nunca han dejado de escucharlos, ni siquiera en la época en la que el CD estaba en su pleno apogeo.

Pero lo más curioso es que desde hace aproximadamente cinco años algunas grandes cadenas comerciales, como El Corte Inglés, FNAC o Media Markt, entre muchas otras, han vuelto a incorporarlos a su catálogo. Esta decisión es un síntoma inequívoco de que los discos de vinilo no solo interesan a los audiófilos y los melómanos en sentido estricto, sino también al público en general.

El renacimiento de un formato mítico

Durante las tres décadas que han transcurrido desde el lanzamiento del CD, y el paulatino desvanecimiento de los discos de vinilo en las estanterías de las tiendas generalistas, la tecnología aplicada a los giradiscos se ha desarrollado drásticamente. Hoy en día podemos adquirir no solo ediciones extraordinarias de vinilos con un prensado de 180 o 200 gramos y una producción totalmente analógica (aunque son más difíciles de encontrar que las remasterizaciones), sino también unos giradiscos con una calidad asombrosa.

Con un buen plato moderno, que no tiene necesariamente que ser muy caro, podemos disfrutar nuestros discos de vinilo de toda la vida con un realismo inaudito y un nivel de ruido increíblemente reducido, lo que los hace, como mínimo, tan apetecibles como un CD bien grabado.

Tecnología de ultimísima generación

La tecnología aplicada en el diseño y la fabricación de los platos modernos ha sido ideada para estabilizar con mucha precisión su velocidad de rotación, y, al mismo tiempo, extraer de los surcos de los discos de vinilo tanta información como sea posible. En su fabricación se emplean los más diversos materiales (metales, madera, compuestos acrílicos, vidrio, etc.), y tanto el brazo como la cápsula fonocaptora que contiene la aguja son tan sofisticados como el propio giradiscos.

Si tenéis curiosidad por descubrir cómo se fabrica un plato de alta gama hoy en día, echad un vistazo a los dos vídeos que ilustran este post. Han sido realizados en la fábrica de Kuzma, una firma eslovena especializada en la puesta a punto de giradiscos de alta gama.

Buena parte de sus productos es muy cara, por lo que escapa al presupuesto de muchos aficionados, pero, aun así, sus vídeos son muy didácticos y nos permiten hacernos una idea muy precisa de la sofisticación que estos dispositivos tienen actualmente. Por supuesto, hay otros fabricantes tan reputados como Kuzma, a los que, si os interesa, también podéis prestar atención, como Clearaudio, VPI, Linn, Transrotor, SME, Thorens y muchos otros. Que los disfrutéis.

Más información | Kuzma En Xataka Smart Home | ¿Sabes escuchar música? Te proponemos dos nuevas formas de disfrutarla

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir