Qué aspectos debo mirar a la hora de elegir una bombilla inteligente para controlar con Alexa, Google o Siri
Iluminación y energía

Qué aspectos debo mirar a la hora de elegir una bombilla inteligente para controlar con Alexa, Google o Siri

Cada vez son más las personas que deciden hacer la compra de bombillas inteligentes para el hogar, pudiendo así controlarlas remotamente desde un teléfono móvil o asistente de voz. Sin embargo, en el mercado existen multitud de tipos. En este artículo hemos querido repasar todos los aspectos a tener en cuenta antes de escoger la bombilla ideal para nuestra casa.

Ya sea para iluminar un escritorio, habitación, jardín, o toda la casa, existen varios tipos de bombillas y, dependiendo del uso, podemos utilizar un tipo de conexión y protocolo distinto. Además, dada la proliferación de estos productos, existen un gran número de alternativas, pero hay que tener cuidado con las que adquirimos. Es por ello que aquí recopilamos algunos consejos útiles antes de hacernos con alguna bombilla inteligente.

Potencia lumínica

En el mercado podemos encontrar bombillas inteligentes con distinta potencia lumínica. Hay que tener en cuenta que, aquellas que cuenten con mayor potencia serán más caras, pero nos servirán para iluminar una estancia de mejor manera. No es lo mismo requerir una bombilla para luz ambiente que hacerlo como luminaria principal para una estancia.

Para su cálculo se tiene en cuenta la eficiencia Lumen/w, que suele situarse entre 40Lm/w y los 90Lm/w. Una fórmula sencilla para cuantificarla es la siguiente aproximación:

Lúmenes reales = nº de vatios x 70

Para calcular la potencia lumínica de las bombillas LED se suele realizar esta conversión como equivalencia a las bombillas tradicionales. De esta forma, una bombilla LED de 12W proporcionará una potencia lumínica de 840 lm, de modo que podremos emplearla para sustituir una bombilla incandescente tradicional de 60W.

potencia

Existen tablas para conocer la potencia lumínica necesaria para cada estancia de la habitación. La altura del techo o el ángulo de apertura son factores importantes a tener en cuenta para obtener la iluminación deseada. Sin embargo, bajo estas líneas os dejamos una aproximación bastante adecuada sobre la potencia lumínica ideal para cada estancia en luxes como unidad (lumen/m2).

  • Comedores: 300 lx
  • Habitaciones: 150 lx (zona de estudio 500 lx)
  • Salón: 200 lux
  • Cocina: 500 lx
  • Baño: 200 lx (en el espejo del baño 500 lx)

¿Qué ecosistema escoger?

Antes de escoger cualquier bombilla inteligente, debemos de pensar cuál es la plataforma que vamos a adoptar. Hay que tener en cuenta que, cuanta más homogeneidad y compatibilidad entre dispositivos, más fácil será que todo funcione en nuestro ecosistema inteligente. Los más extendidos son Google Home, Amazon Alexa y HomeKit/Siri para dispositivos Apple. Recomendamos hacer uso de uno de estos tres ecosistemas sobre todo si la intención es la de utilizar un altavoz inteligente o pantalla para controlar los dispositivos del hogar.

Recomendamos además escoger una bombilla compatible con el ecosistema que vamos a preferir utilizar en demás dispositivos. La gran mayoría de los productos inteligentes de la actualidad son compatibles con estos tres ecosistemas, incluso podemos encontrar bombillas compatibles con varios ecosistemas a la vez.

Los tres ecosistemas cuentan con funciones muy similares, siendo el aspecto más diferenciador la precisión de sus asistentes de voz inteligentes y la experiencia con sus respectivas apps para controlar los dispositivos. En España Alexa suele ser el más utilizado para domótica, seguido muy de cerca de Google Assistant.

Protocolos de conexión

Las bombillas inteligentes cuentan con varias formas de conexión, y dependiendo del protocolo que usen, las tendremos que conectar de una forma u otra. Tan solo hay que enroscarlas en su sitio para que funcionen, eso es cierto, pero su comportamiento y forma de comunicación entre dispositivos dependen del protocolo utilizado. De este modo, existen bombillas que se conectan por WiFi o Bluetooth, además de protocolos que utilizan ondas de radio de baja frecuencia como Zigbee, Z-Wave, o el próximo Matter.

Aquellas bombillas que se conectan por Bluetooth suelen ser las más económicas, dado que esta conexión nos servirá para las funciones más básicas. Para ello, tan solo nos hará falta un dispositivo móvil, tablet, o similar, para controlar y programar las distintas tareas. Sin embargo, si nuestra intención es la de controlar la iluminación del hogar con un buen número de ellas, será más recomendable optar por otro protocolo para no causar interferencias entre conexiones.

bombillas

Para utilizar bombillas que se conectan por medio de WiFi y demás protocolos, será necesario hacerse con un Hub o puente que traduzca la señal a nuestro router. Hay bombillas WiFi que disponen de principios activos para conectarse directamente al router, pero para estabilizar la conexión entre múltiples bombillas, lo más recomendable en este caso será utilizar uno de estos puentes.

Con protocolos como Zigbee, Z-Wave o Matter, será obligatorio contar con un Hub para controlar la iluminación, ya que son protocolos de bajo consumo pensados para no interferir en nuestra señal WiFi y saturar el ecosistema. Estos protocolos pueden ser considerados como una manera de crear una conexión local entre los dispositivos inteligentes. No solo las bombillas pueden utilizar estos protocolos, sino también sensores, enchufes y demás productos pensados para la domótica.

Dimmers e interruptores inteligentes

La mayoría de las bombillas cuentan con su propio sistema para regular la intensidad de la luz. Esta intensidad se puede regular a través de las apps para dispositivos móviles, aunque si planteamos usar un dimmer tradicional conectado a estas bombillas inteligentes, puede que no funcionen como esperamos.

Utilizar un dimmer de los que tenemos por casa para regular la intensidad de una bombilla inteligente puede ocasionar fallos y parpadeos en la luz. De esta forma, si lo que queremos es regular la intensidad a través de un interruptor físico y sin problemas, lo más recomendable será optar por un dimmer inteligente o smart switch.

bombilla

Con un interruptor inteligente también solucionaremos el problema de dejar el interruptor físico dado para que la bombilla inteligente siga funcionando. Y es que si cortamos el paso de la energía a la bombilla, no podremos apagarla o encenderla de manera remota o modificar su intensidad. Por ello, si seguimos con la tendencia de encender y apagar las luces con un botón físico, optar por un interruptor inteligente será la solución más idónea para acompañar a nuestras bombillas inteligentes.

Hay que actualizar las bombillas

Las bombillas, así como la gran mayoría de dispositivos inteligentes, deben de actualizar su firmware. Algunas actualizaciones son importantes, ya que incluyen mejoras o características adicionales que mejorarán la experiencia de usuario.

Para actualizar el firmware de las bombillas se hace uso de la app oficial de la marca. De esta manera, aunque al final vayamos a enlazar la bombilla con una de las apps de los ecosistemas de Google, Amazon o Apple, será también recomendable descargar la app de la marca de la bombilla para al menos actualizarlas de vez en cuando.

Tipos de rosca

Las bombillas inteligentes funcionan como las tradicionales en este sentido. Podemos encontrar distintos tipos de rosca, siendo las más extendidas la E27, E14 o GU10. Habrá que tener especial atención en este aspecto, ya que debemos de tener el mismo tipo de rosca que el sitio donde vayamos a conectar nuestra bombilla inteligente.

Bombillas RGB y temperatura de color

No bromeábamos cuando decíamos que existían un buen número de tipos de bombillas. Éstas también difieren según la temperatura de color y si son o no RGB. La mayoría de las bombillas permiten ajustar la temperatura de color, pudiendo ofrecer tonos fríos o algo más cálidos. Aquí no tenemos por qué elegir si bombilla 'amarilla' o 'blanca', dado que podemos obtener ambas en una.

ikea

En cambio, las bombillas RGB son aquellas que pueden alterar su color, ofreciendo millones de posibilidades. Sin embargo, estas bombillas que cuentan con iluminación RGB suelen ser algo más caras que las que solo es posible cambiar la temperatura de color. El color lo podemos modificar a través de la app para dispositivos móviles y tablets.

Confiar en las reviews antes de la compra

En Xataka hemos escrito un buen número de artículos sobre bombillas inteligentes, luego vendría bien echarles un vistazo antes de adquirir una bombilla inteligente. De esta forma, tenemos tanto guías de compra, como varias comparativas.

En cambio, otro de los aspectos a tener en cuenta es conocer la opinión de los usuarios que la han adquirido en la tienda donde la vayamos a comprar. Esto es importante, ya que nos dará bastante más seguridad, sobre todo para marcas poco conocidas. Así pues, aspectos como el funcionamiento de la app, facilidad a la hora de instalarla, o problemas que se puedan ocasionar en la conexión, pueden ser diferenciales para hacer una buena compra. También habrá que echarle un vistazo a la opinión de los vendedores para no jugárnosla con el producto.

Temas
Inicio