Un nuevo cargo ha duplicado mi factura de la luz: cómo y desde cuándo afectará el "tope al gas" a mi tarifa
Iluminación y energía

Un nuevo cargo ha duplicado mi factura de la luz: cómo y desde cuándo afectará el "tope al gas" a mi tarifa

Ahorrar todo lo posible en la factura de la luz se ha vuelto un requisito indispensable para muchas familias que han visto cómo el importe a pagar por el mismo o incluso un consumo inferior de energía se ha disparado en los últimos meses.

Y hasta ahora una de las fórmulas destacadas para conseguir este ahorro económico, aparte de bajar el gasto eléctrico en casa, pasaba por cambiar de compañía eléctrica escogiendo una tarifa que se adecuase a nuestra forma de vida y que ofreciese unos precios económicos a prueba de subidas y sobresaltos.

Es una opción que muchos consumidores parecían tener claro durante 2021 y principios de 2022, cuando cambiar de compañía eléctrica podía suponer un importante ahorro que en algunos casos incluyo nos llevaba a pagar la mitad cada mes gracias a unos precios fijos para cada kilovatio hora (kWh) consumido muy, muy atractivos.

Sin embargo algo ha cambiado en los últimos meses y usuarios que tenían unas facturas asequibles gracias a estos precios fijos en el mercado libre ahora están viendo como les llegan abultadas facturas el doble o el triple de lo que en teoría habían pactado, algo que está siendo reflejado en diferentes foros públicos y organizaciones de consumidores como la OCU. ¿Qué está pasando?

El "tope al gas" lo pagamos todos

gas

La clave del asunto la encontramos en el famoso "tope al gas", una medida aprobada por el Gobierno este verano que entró en vigor el miércoles 15 de junio de 2022 estableciendo un mecanismo con el objetivo de limitar el precio del gas y rebajar así el precio de la electricidad para el mercado español.

La idea era beneficiar a consumidores con tarifas eléctricas en el mercado regulado y en el mercado libre, aunque la limitación de 40 euros MWh en el precio del gas trajo consigo una letra pequeña muy incómoda: era necesario compensar a las compañías gasistas por el sobreprecio al que nos vendieran dicha materia prima, es decir había que pagar una compensación a este tope, dato que se puede conocer a diario en la web del OMIE.

Esta compensación se incluiría en las facturas de los usuarios, aunque no llegaría a todos por igual al mismo tiempo. Así, los consumidores con tarifa eléctrica regulada PVPC desde el primer minuto de comenzar a funcionar la medida vieron como el precio final al que se les cobra cada kilovatio hora incluye ya este coste, es decir, desde el desde el 15 de junio de 2022.

El coste del tope del gas no se aprecia en las facturas pues ya está integrado directamente en el concepto general "Coste de la Energía", y es el responsable del incremento de precios en las facturas de julio y agosto.

En el mercado libre, las comercializadoras con la nueva medida podían optar por arriesgar y estimar el coste de esta compensación añadiéndola a sus tarifas como un concepto más a pagar más por cada kilovatio hora, pero no lo han hecho y han preferido meterlo en la "letra pequeña" de los contratos.

De este modo pueden publicitar precios muy atractivos por cada kWh que no incluyen este concepto, lo que luego puede llevar al consumidor a tener un precio final que es fácilmente el doble que el supuestamente pactado.

¿Desde cuándo sucede esto? Pues todos los contratos firmados con una comercializadora libre desde el 26 de abril de 2022 incorporarán este nuevo concepto cuando lleguen finalmente las facturas.

Bueno, pero yo firmé mi contrato antes de esa fecha, ¿me llegará el nuevo cargo en la factura? Pues sí, aunque más tarde. Irá apareciendo a medida que se renueven o prorroguen los contratos que suelen tener un vencimiento de unos 12 meses, por lo que tarde o temprano acabará apareciendo.

Portalelectricidad

¿Cómo aparece este concepto en la factura? Pues generalmente en la parte final veremos de forma poco clara un nuevo apartado que pone algo como “Coste tope del gas RDL 10/2022” seguido de una cantidad en euros que se suma al resto de la factura.

Y, ¿supone mucho?, ¿es realmente tan elevado? Pues es un una cantidad que depende del uso diario e incluso horario que hayamos hecho de la electricidad en casa, ya que como vemos en la web de OMIE los precios de la compensación varían cada hora del día. Para hacernos una idea, en las últimas semanas esta cantidad ha ido pasando de unos 0,10 €/kWh a más de 0,30 €/kWh adicionales al precio fijo que tuviésemos contratado. Es decir, si teníamos una tarifa de por ejemplo 0,20 €/kWh ahora habrá que sumar esos entre 0,10 y 0,30 €/kWh adicionales y multiplicar por el número de kWh consumidos.

Imagen portada | John Salzarulo

Temas
Inicio
Inicio