Compartir
Publicidad
En que consiste la luminosidad, el contraste y el color en un monitor y para que sirve cada uno de ellos
Curiosidades

En que consiste la luminosidad, el contraste y el color en un monitor y para que sirve cada uno de ellos

Publicidad
Publicidad

Hemos hablado a lo largo de estos días de los lanzamientos que los distintos fabricantes están haciendo de cara al mercado navideño de monitores y pantallas. Modelos de todos los tamaños, características y precios de los que repasamos sus características. ¿Pero sabemos que suponen cada una de ellas?

Hablamos de resolución y de tamaño, de [frecuencia de refresco y de ángulo de visión, de contraste, de color y de luminosidad... y son en estos últimos aspectos en los que nos vamos a detener puesto que llegados a este punto ¿sabemos que es la luminosidad, el color y el contraste en un monitor y para que sirven?

Luminosidad
Luminosidad

Si tuviéramos que hacer un rápido resumen de la luminosidad diríamos que es la capacidad para mostrar blancos y negros, así como colores intermedios con la que cuenta un monitor, un factor que se mide en candelas por metro cuadrado que siempre vemos así representado (Cdm2).

Los valores más habituales en el mercado se sitúan por regla general entre los 350 o 450 Cdm2. Un valor que podemos cambiar ajustando el brillo en nuestro monitor y que tendremos que ajustar en función de nuestras necesidades.

Y es que para medir correctamente el brillo más adecuado lo suyo es usar un aparato llamado espectrofotómetro, algo que como es habitual, casi nadie tiene en casa. De forma que nos guiamos "a ojo" ajustando los valores según la imagen que se muestre en pantalla.

Debemos tener en cuenta que una excesiva luminosidad además puede afectar al cansancio visual, por lo que es conveniente adoptar por norma general un termino medio.

Contraste
Contraste

Si hablamos del contraste no referimos básicamente a la diferencia apreciable entre el blanco más blanco y el negro más negro y en este sentido siempre hablamos de dos valores: contraste real y contraste dinámico.

Con el contraste realv estamos ante un valor que mide la diferencia entre un píxel negro y otro blanco en un único instante, siendo un aspecto muy a valorar por aquellos que se dedican al diseño o a trabajar con imágenes fijas. Si queremos buscar un monitor con un buen contraste debemos buscar una cifra alta que suele venir así expresada: 2000:1

Si por el contrario hablamos de contraste dinámico es una medida para determinar la variación de un pixel de negro a blanco pero en vez de ser en un momento determinado lo hace durante un periodo de tiempo en concreto. Por ello suele ser una cifra más alta que la anterior (100.000:1) y es interesante que sea lo más alta posible para mejorar la calidad ofrecida por imágenes en movimiento.

Profundidad de color
Colores Bits

La profundidad de color es la medida que determina la capacidad del monitor para mostrar distintos colores. Una capacidad que seguro has visto y que se representa en valores como 8 bits, 16 bits... siempre en múltiplos de ocho.

En valor que ha crecido según han mejorado los monitores y que ha pasado de los primitivos 256 colores (8 bits) a los millones de colores que ofrecen la mayor parte de monitores del mercado, en los cuales se ofrecen fácilmente profundidades de color de 24 bits.

De esta forma a la hora de representar una imagen es mucho más real cuantos más colores se puedan mostrar en la pantalla. No es lo mismo ver un cuadro con 8 colores básicos que con 16 millones de tonos, una gama cromática que ya no permite distinción por parte del ojo humano.

Se trata tan sólo de tres de los valores que siempre vemos representados a la hora de hacernos con un monitor o una pantalla. Tres valores que varían y entre los que debemos buscar el más adecuado según el uso que vayamos a dar a nuestro monitor, puesto que como hemos dicho, no todos ofrecen las mismas virtudes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio