Sigue a

Un Raspberry Pi portátil

Muchos de vosotros os estaréis pensando para qué sirve un Raspberry Pi. Otros ya tendréis una y estaréis buscando inspiración para ver qué tipo de proyectos podéis llevar a cabo con ella. En esta entrada vamos a ver qué tipo de usos podemos darle a una Raspberry Pi y cuáles serían los diez mejores proyectos para la placa de desarrollo más popular en este momento.

Las ventajas de la Raspberry Pi y su hardware ya fueron descritas en otra entrada de Xataka Smart Home por mi compañero Pedro Santamaría, y podéis verlas aquí.

1. Ordenador


El Raspberry Pi no creo que vaya a sustituir a ningún ordenador de sobremesa actual. Pero hasta hace relativamente poco teníamos ordenadores menos potentes que el Raspberry Pi. De hecho, hace muy poquitos años los ordenadores no podían reproducir vídeo en alta definición, cosa que el Pi hace perfectamente. De momento podemos ejecutar algunas distribuciones de Linux, aunque sigue en progreso la posibilidad de instalarle Android y, con ello, acceder a todas las aplicaciones disponibles en la tienda de Google. Puede que su ventaja sea su reducido tamaño, y por ello es el ordenador perfecto para llevarnos con nosotros siempre que no necesitemos un portátil, para usarlo por ejemplo en alguno de los usos que veremos a continuación o simplemente para navegar y comprobar nuestro correo de vez en cuando.

2. Media Center


Ya hablamos el otro día de la posibilidad de instalar XBMC en un dispositivo Android. También es posible instalar el mejor software para convertir cualquier dispositivo multimedia en un Raspberry Pi sobre Linux. XBMC puede, además de recibir música y vídeo que estén almacenados localmente en un disco duro o pendrive conectado al Raspberry Pi, recibir por streaming contenidos y también controlarlo con un dispositivo con Android o iOS. La salida HDMI, o incluso la salida de vídeo compuesto para televisores o pantallas más viejas da bastante juego además. El Raspberry pi es capaz de reproducir vídeo a 1080p sin ningún problema.

Probablemente la mejor distribución para ello sea Xbian, ya que incluye XBMC y la posibilidad de arrancar dicho programa automáticamente.

3. Videojuegos


Si el Raspberry pi tiene bastante potencia para reproducir vídeo en alta resolución, también es capaz de ejecutar todo tipo de emuladores de arcade clásicos, ordenadores “vintage” y consolas de videojuegos. Los controles no son un problema gracias a contar con puertos USB. Además, si somos manitas, podremos hacer una consola portátil si le conectamos una pantalla TFT. En el siguiente vídeo podemos verlo ejecutando MAME.

4. Tablet


Relacionado con el punto anterior, aunque no sea una tarea sencilla, es posible crear un tablet con el Raspberry Pi. Si tenemos una pantalla táctil, e instalando una distribución de Linux que corra sobre el procesador ARM 11 del Raspberry Pi, conseguiremos tener un tablet configurado para nuestras necesidades. No quedará tan fino como un iPad, pero tener entradas y salidas configurables para otros propósitos puede que dé sentido a este proyecto.

5. Hogar inteligente


En internet hay numerosos proyectos basados en la Raspberry Pi para automatizar determinadas actividades en el hogar. Desde el control remoto del aire acondicionado, utilizando la tarjeta como un sistema de automatización, iluminación, apertura o cierre de puertas o control de sensores y actuadores.

La carencia de Wi-Fi puede suplirse con un adaptador usb o, a las malas, con un PLC para dotar a la placa de acceso a la red local o a internet.

6. Internet radio


Los sistemas de radio por internet son caros para lo que ofrecen. La Rasberry Pi ofrece todo lo necesario para crear nuestra propia radio, agregándole una pantalla LCD de bajo coste y unos altavoces.

Aquí podéis ver un proyecto de Internet radio con una Raspberry Pi.

7. Robótica


El pequeño tamaño y las posibilidades de la Rasbperry Pi hacen que determinados proyectos robóticos puedan ver la luz a un coste bajo. De hecho, hay una placa de expansión llamada Gertboard que facilita la tarea de conexión del Rasberry Pi a determinados motores y sensores.

Gertboard (a la izquierda) conectada a un Raspberry Pi

Y aquí vemos un proyecto de un brazo robótico controlado por voz usando un Raspberry Pi:

8. NAS casero


Los dos puertos USB, el puerto de red y tener la disponibilidad de instalar Linux ofrecen otra interesante posibilidad, configurar el Raspberry Pi como un servidor de archivos NAS. Puede accederse a dichos archivos desde cualquier ordenador, tablet o smartphone que esté conectado a la red, incluyendo la posibilidad de definir un área privada y una pública para compartir archivos. Hay bastante información disponible en la red sobre cómo configurar un NAS casero con un Raspberry Pi.

Además, dado el pequeño tamaño del Pi, podría incluso poder instalarse en el interior de la caja de un disco de sobremesa, y tomar la alimentación del propio disco. Sería un proyecto realmente interesante.

9. Receptor AirTunes


¿Tienes un NAS con la funcionalidad de iTunes server? ¿Usas tu Mac para ello? Si es así puedes reproducir la música que tengas almacenada tanto en el disco de red como en el Mac en cualquier dispositivo Apple, como un Tablet, iPhone, iPod Touch o en otro ordenador. Muchas veces me pasa que por pereza no pongo dicho dispositivo y, por tanto, me quedo sin escuchar la música que tanto me gusta. Con un Raspberry Pi podemos recibir la música de AirTunes si lo conectamos a nuestra red, y estar siempre conectados a la música. La salida recomendada para obtener un audio de mayor calidad es la HDMI, por lo que si nuestro sistema de audio cuenta con dicha entrada esa es la mejor opción. Si no fuera posible podemos usar la salida de audio integrada, eso sí, con menor calidad.

10. Café y Raspberry Pi


El MoccaPi es un proyecto basado en una Raspberry Pi para hacer una cafetera inteligente que dé el mejor café y programable mediante comandos escritos. También incluye un microcontrolador, una máquina de café y algunos relés y una SDcard, que en total no debería ser más de 80 euros. Hombre, es más barato comprarse una cafetera comercial, pero no me negareis que los amantes del café tendríamos entretenimiento para rato.

Un mundo de posibilidades

En fin, hay muchas posibilidades para esta pequeña placa llamada Raspberry Pi. En elinux.org, en la sección de Proyectos tenéis mucha información sobre distintos proyectos, y si buscáis en Google encontraréis muchísimos más. Estamos deseando ver vuestros comentarios en esta entrada para ver qué usos estáis dando a las Raspberry Pi.

Más información | Raspberry Pi

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios