Sigue a Xataka Smart Home

Mi proyecto de portátil con la Raspberry Pi III

Llega la hora de cerrar estas tres entradas que resumen mi proyecto de portátil con una Raspberry Pi. Como veréis quedan un par de detalles menores todavía en el aire, pero son consideraciones más estéticas que otra cosa, por lo que cierro la trilogía aquí.

En esta entrada final vamos a ver cuánto cuesta el proyecto total y cómo ha quedado el portátil con el Motorola Lapdock.

Raspbian en todo su esplendor

Cables y más cables: la odisea

Elegir los cables ha sido bastante complicado. Tener que convertir los dos micro conectores macho que tiene el Lapdock de Motorola a las conexiones de la Raspberry Pi exige planificar bien. Al final los cables y los adaptadores que os recomiendo compréis (después de mil pruebas y errores por mi parte) son:

  • Adaptador Micro HDMI hembra a HDMI Macho. Lo podéis encontrar en Dealextreme o en eBay donde lo compré yo por 1,79 dólares con gastos de envío incluídos.
  • Cable Micro HDMI hembra a Micro HDMI macho de 30 cm. También en eBay, por 8,80 dólares. En dealextreme lo tenéis también disponible y probablemente más barato, pero cuando yo hice el pedido no lo tenían en 30 cm, la longitud justa como veréis a continuación.
  • Cable Micro USB hembra a Micro USB macho de 30 cm. En dealextreme está a 1,80 dólares.
  • Adaptador Micro USB hembra USB macho. 2,20 dólares es lo que nos costará en dealextreme.

Con estos cables conseguiremos conectar la Raspberry Pi sin necesidad de hacer ningún bricolaje ni limar los conectores. Los dos entran perfectamente al Lapdock. En el Lapdock ha dejado de funcionar el sonido, puede que por forzar un poco las conexiones, así que os recomiendo que prestéis especial cuidado a la hora de conectar los cables.

Cables conectados al Lapdock

Recordad también que en la segunda parte os comenté que el adaptador Wi-Fi que había comprado nos va a funcionar sin necesidad de compilar controladores y, pese a que hay opciones mucho más compactas, precisamente quería garantizar que la señal llegase sin problemas. Lo podéis encontrar en dealextreme por 15,80 dólares.

El total de los cables y adaptadores da un total de 30,4 dólares, al cambio 23,4 euros.

Imanes y Sugru, una buena combinación para colgar la Raspberry Pi

Desde que comencé el proyecto tenía claro una cosa, no quería modificar el lapdock, pero quería poder dejar pegada la Raspberry Pi de forma semipermanente a la parte trasera de la pantalla. La solución viene de la mano de cuatro imanes de neodimio procedentes de una funda para iPhone, que son muy pequeños pero que tienen bastante fuerza. Si queréis comprarlos también los tenéis (como no) en dealextreme. Probablemente sean como éstos.

Como la caja de Raspipc.es contaba con cuatro patitas de silicona, ha sido tan sencillo como quitarlas y utilizar el propio pegamento que se ha quedado adherido a la caja para pegar los imanes. Para evitar perderlos y por seguridad si dejo la Raspberry en una superficie que pueda arañarse, agregamos un poco de Sugru y en 24 horas lo tenemos listo.

Una bolsita de Sugru cuesta menos de dos euros puesta en casa, así que sumamos 2 euros a nuestro proyecto. (llevamos 25,4 euros, yo llevo la cuenta).

Probando si la Raspberry Pi se sujeta con los cuatro imanes de neodimio y cuatro monedas de 1 céntimo

Para que la Raspberry Pi se adhiera con los cuatro imanes a la pantalla podemos usar cuatro monedas de 1 céntimo de euro. Las monedas pueden pegarse con Sugru a la parte trasera de la pantalla.

Patitas de Sugru, para no perder los imanes y no arañar las superficies donde pongamos la Raspberry Pi

Como prueba de concepto he usado cuatro adhesivos para ver si el conjunto iba a aguantar. También, porque si pongo Sugru directamente voy contra los principios de dejar el Lapdock sin modificar, ya que puede que no pueda quitarlo adecuadamente si así lo deseo en el futuro.

Se sujeta perfectamente. Prueba superada

Al final creo que voy a pegar un adhesivo que no deje residuos en la parte trasera (puede que incluso encargue un vinilo decorativo personalizado) y pegaré las monedas al mismo.(conteo económico: 25,44 euros)

Vista de perfil, todavía sin poner las patas de Sugru

Si tenéis una Raspberry Pi, por 100 euros más tenéis un portátil

Si ya contáis con una Raspberry Pi, tener una solución portátil os costará aproximadamente 100 euros. Recordad que el Lapdock del Motorola Atrix cuesta unos setenta euros, ya incluye teclado, trackpad, altavoces, batería (con una autonomía de unas 6 horas), cargador para las baterías y alimentación para la Raspberry Pi. Con los accesorios y cables añadimos Wi-Fi. Si además tenemos en cuenta que lapdock es válido para otros usos (segundo monitor de ordenador, pantalla para llevaros un videojuego de vacaciones (como por ejemplo una PS3), o conectarle un teléfono con salida HDMI veréis que es una excelente inversión. Y ya no solo para la Raspberry Pi, sino para cualquier cosa que se nos ocurra.

Este es el aspecto del portátil

Tengo que decir que he aprendido un montón por el camino, que he cometido algunos errores y que también he acertado en alguna de las decisiones tomadas. Si hacéis vuestro propio portátil, no olvidéis poner los enlaces a los mismos en la entrada. Estamos deseando ver vuestras soluciones.

Arrancando el sistema operativo

Agradecemos a Raspipc.es el habernos cedido un kit de inicio Raspberry Pi. Puedes consultar la política de relaciones con empresas aquí.

En Xataka Smart Home | Mi proyecto de portátil con la Raspberry Pi: Parte I y Parte II

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios