Siete razones para optar por uno de tiro corto si estás pensando en comprar un proyector

Siete razones para optar por uno de tiro corto si estás pensando en comprar un proyector
Sin comentarios

¿Estáis interesados en un proyector pero no os decidís? Visto desde fuera, parece casi un universo paralelo al sobresaturado mercado de televisores. Pero, ¿y si os dijéramos que existen un buen puñado de razones para lanzaros a esa piscina?

En el siguiente artículo desgranamos los puntos clave de un proyector y las razones clave que posicionan a un modelo de tiro corto sobre cualquier otra alternativa. Y lo hacemos fijándonos en las características del nuevo V6000 de BenQ, un proyector con una fuente de luz con 20.000 horas de vida útil —2,2 años sin apagar ni un minuto, unos 5 años de pleno rendimiento usándolo durante dos horas cada día—. Un periférico, al fin y al cabo, que puede sustituir perfectamente a vuestro televisor habitual.

Si queréis ver in situ cómo funciona y recibir asesoramiento, os recomendamos visitar alguna de las tiendas especializadas que lo tienen en su catálogo, como Phase Store, Concerto u OfiNET.

Razón 1: La escala la pones tú

Cuando adquirimos un televisor, una voz interior nos susurrará: “Bueno, pues ya tienes tele para unos añitos”. Una experiencia disfrutable, pero encorsetada a una serie de reglas básicas: su tamaño y sus especificaciones técnicas están sujetas en el tiempo, son inamovibles.

Cq5dam Web 1280 1280 4

Con un proyector como el V6000 de BenQ, podemos no solo elegir reproducir contenidos a resolución 4K UHD, FullHD o VGA (640 x 480), sino que, dependiendo de la distancia de proyección, será posible elegir un menor o mayor tamaño de pulgada. ¿Nos apetece jugar a una escala más contenida? Podemos partir de 70’’. ¿Sois un montón en casa y estáis planeando una sesión de cine con palomitas en mano? El V6000 puede proyectar hasta las 120 pulgadas.

Razón 2: Una cuestión de espacio...

Cq5dam Web 1280 1280 6

Pensemos en una mudanza. Acabamos de meter en la caja número 27 todos nuestros CDs y vinilos de nuestra etapa adolescente. Llevamos tres días empaquetando cosas, regalando ropa y dejando para el final ese televisor de 65 pulgadas que compramos de oferta. Tiramos hace años la caja y el seguro de la empresa de mudanzas no nos da la suficiente confianza… ¿ahora qué?

Un proyector de tiro corto como el V6000 de BenQ no es más grande que una caja de zapatos. De hecho, este modelo cuenta con una de las dimensiones más grandes de su familia (500 x 388 x 157 mm). No en vano es un modelo tope-de-gama. Su transporte, sin embargo, es tan cómodo y sencillo que será la última de nuestras preocupaciones si tenemos que mudarnos.

Hablando de espacio, el V6000 es un proyector de tiro corto con tecnología de proyección vertical DLP, lo que significa que, a pocos centímetros de la pared, ya podremos estar ante una pantalla de 100 pulgadas. Nada que ver con los viejos proyectores de lámpara LCD que necesitaban de varios metros para una correcta proyección.

El proyector láser V6000 de BenQ 4K sustituye al televisor del salón con una gran pantalla proyectada inmersiva de 100”. Al contar con un factor de proyección ultrabajo, se puede colocar simplemente en un armario frente a una pared o pantalla sin tener así que guardarlo después.

El proyector láser V6000 de BenQ 4K sustituye al televisor del salón con una gran pantalla proyectada inmersiva de 100”. Al contar con un factor de proyección ultrabajo, se puede colocar simplemente en un armario frente a una pared o pantalla sin tener así que guardarlo después.

Razón 3: Y de estética

Proyector

Cuando adquirimos un televisor, si nos agrada la imagen pero odiamos sus gruesos marcos, tendremos que conformarnos. Si odiamos su peana de dos patas en color aluminio cepillado, ídem. No podemos hacer nada salvo optar por un montaje sobre la pared, con el consiguiente riesgo si estamos ante un televisor de gran pulgada… y gran peso.

BenQ ha encapsulado en su V6000 la experiencia de una década fabricando proyectores para conseguir un dispositivo elegante, de líneas suaves, en modelos blanco y negro con notas grises para un frontal de tela, encajando perfectamente en cualquier salón o habituación sin desentonar.

Razón 4: Sin destornillador, sin taladro, sin instalación

Cq5dam Web 1280 1280 3

Un proyector es quizá uno de los gadgets del panorama audiovisual menos “invasivos” que existen. Al menos en términos de instalación y transformación sobre nuestro espacio personal. Montadlo sobre la mesita de noche y tendréis una sala de cine en vuestro dormitorio. Sus acabados sobrios y su estética se integran sobre cualquier espacio sin alterarlo.

Si un Home Cinema cableado exige complejas instalaciones para optimizar el audio y ocultar los cables o un televisor empotrado requiere de un soporte VESA compatible y un buen rato taladrando la pared, el proyector de televisor sin pantalla V6000 puede simplemente colocarse sobre una estantería y no tener ni que preocuparse por guardarlo después.

Razón 5: Audio profesional

Cq5dam Web 1280 1280 2

Es sabido que solo algunos televisores entregan una calidad de audio estimable, ya que la apuesta por paneles cada vez más delgados dificulta la construcción de cajas de resonancia más orgánicas y con una entrega de audio superior.

BenQ está muy comprometido con este particular y el V6000 equipa dos altavoces frontales de 10W compatibles con treVolo, la tecnología de audio Bluetooth Hi-End, sin compresión, capaces de ofrecer una acústica rica en matices y una ganancia perceptible de 5 dB sin distorsionar gracias a dos diafragmas electrostáticos y un diseño angulado para absorber impactos y vibraciones.

Razón 6: Pero el precio…

Cq5dam Web 1280 1280 5

Es cierto, los proyectores de gama alta son caros. La calidad se paga. Pero hay algo que es evidente: un televisor de 120 pulgadas compatible con HDR10, HLG, 3D, Motion Enhancer 4K y una profundidad de color de 30 bits puede costarnos una verdadera fortuna.

El V6000 cubre hasta el 98% del espacio de color DCI-P3 (y el 96% de Rec. 709), es compatible con los estándares HDR10 y HLG y con la tecnología de interpolación de movimiento MEMC, cuyo propósito es recrear fotogramas extra para lograr una sensación de imagen más fluida cuando estamos viendo escenas más animadas como un partido de fútbol, una peli de acción o un videojuego frenético como 'God of War' o 'Resident Evil Village'.

Razón 7: ¿Y qué hay del mantenimiento?

Collage 3

Si bien una larga exposición a la luz del televisor terminará por cansar la vista, este periférico no proyecta la retroiluminación sobre nosotros. Así que no necesita filtrado, ya que la luz láser es incidida desde el proyector hasta la superficie proyectada, una pantalla ALR preferiblemente para que la experiencia de usuario sea perfecta. Su proyección en zigzag puede absorber el 93 % de la luz del entorno, por lo que no necesita de un entorno de baja luz (persianas bajadas y luces apagadas) para un rendimiento óptimo.

Además, en cuanto a limpieza y movimiento, el V6000 es un proyector con techo solar en la parte superior. Es decir, tras su uso, una carcasa deslizante oculta la lente, evitando que pueda entrar polvo y exponer el rendimiento de la misma. Y no os preocupéis si olvidáis cerrarlo: esta apertura y cierre se lleva a cabo de forma automática. Más aún, si su sensor de proximidad detecta que hay alguien cerca, el proyector apagará la luz para proteger sus ojos, cerrándose automáticamente.

Black

Y si, por algún casual, habéis movido por accidente el proyector de “su sitio”, dentro de su caja se incluye una herramienta para medir la distancia respecto a la pared, una sencilla regla que nos ayudará a volver a colocarlo en su lugar habitual en posición óptima. Hasta un neófito tecnológico puede ponerlo en marcha y sacarle el máximo rendimiento en un par de minutos.

El proyector láser V6000 de BenQ 4K sustituye al televisor del salón con una gran pantalla proyectada inmersiva de 100”. Al contar con un factor de proyección ultrabajo, se puede colocar simplemente en un armario frente a una pared o pantalla sin tener así que guardarlo después.

El proyector láser V6000 de BenQ 4K sustituye al televisor del salón con una gran pantalla proyectada inmersiva de 100”. Al contar con un factor de proyección ultrabajo, se puede colocar simplemente en un armario frente a una pared o pantalla sin tener así que guardarlo después.

Imágenes: BenQ

Inicio