Compartir
Publicidad

¿Modo cine, modo deportes... o ajustes de fábrica? Estas son las diferencias y así se configuran las escenas de TV

¿Modo cine, modo deportes... o ajustes de fábrica? Estas son las diferencias y así se configuran las escenas de TV
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha pasado el Mundial y el evento ciclista del verano ha llegado a su fin en París. Hemos seguido el mejor tenis y nos preparamos ya para el torneo de selecciones de baloncesto mientras vuelve la liga de fútbol. Hablar de verano es hablar de deportes. Pero, ¿los estamos viendo bien? Disfrutar la televisión al máximo pasa por una buena configuración. Es así de fácil.

Televisores como los Smart TV OLED de LG nos facilitan un montón las cosas con sus modos preconfigurados. Y todavía más gracias a la inteligencia artificial. Sí, los TV ya incorporan IA y cómodos asistentes digitales.

¿Cómo elegir entre modo deportes, modo cine o los ajustes de fábrica? ¿Qué cambia realmente entre cada uno? Repasamos las diferencias técnicas de cada uno de estos modos y cómo configurarlos. Ya te adelantamos que con la IA real con tecnología ThinkQ de LG será pan comido.

Modo deportes: no te pierdas la acción

Negro puro, mayor profundidad de imagen, colores más brillantes, mayor ángulo de visión… Como ya comentamos en su día en este artículo, un televisor OLED era la mejor opción para seguir el Mundial de fútbol. No en vano, son 33 millones de píxeles y un rápido motor de procesado de imágenes al servicio del espectador. Además, las pantallas de LG incorporan un modo deportes con una configuración predefinida que refuerza la experiencia del aficionado.

Para empezar, el modo deportes realza los bordes de la imagen e incrementa la tasa de refresco del equipo. El objetivo es aumentar la nitidez para no perder detalle de la acción. Cuanto mayor sea el refresco de la imagen, mayor la nitidez. Así, el espectador puede ver la pelota bien definida y no dejando un rastro por la pantalla. También se consigue eliminar la aparición franjas verticales, más o menos habituales en función de la calidad de la retransmisión.

Por otra parte, el modo deportes mejora el control lumínico de la imagen y acentúa algunos colores, como los verdes y los blancos. Esto, unido al negro puro real de la tecnología OLED, que se consigue gracias a la ausencia de retroiluminación y al control individual de cada píxel, aumentará la calidad de la imagen.

Lg Oled Flor

¿Y cómo abandonar las opciones de fábrica para configurar el modo deportes? Pues varía un poco entre modelos. A grandes rasgos se trata de entrar en Ajustes > Modo de imagen y seleccionar el modo deportes.

Eso sí, si nuestra pantalla está equipada con inteligencia artificial, todo es mucho más sencillo. Lo único que tendremos que hacer es pedírselo. Además, como veremos más adelante, la IA de LG esconde más ventajas para los aficionados al deporte.

Modo cine: sonido e imagen envolventes

La evolución de los televisores en la última década ha tenido dos objetivos claros en mente:

  • Conseguir que la experiencia de ver deportes en el salón se pareciese lo máximo posible a estar en un estadio. Esto implica una tasa de refresco muy superior para evitar cualquier estela o artefacto en la representación de la velocidad.

  • Llevar el cine a casa. Es decir, aportar ese plus de profundidad en los colores, inmersión, ángulo de visión o una intensidad lumínica natural e inteligente.

Las pantallas OLED de LG cumplen no solo en el aspecto técnico – acercando la resolución 4K, la misma que en los cines, a los hogares – sino también a la hora de facilitar el acceso al contenido.

A través de tecnologías como PLEX o el sistema operativo WebOS, los Smart TV de LG abren la puerta a un mundo inabarcable de cine y series a la carta. El usuario puede acceder a diferentes catálogos desde las apps integradas en el televisor o enviarlas desde otro dispositivo a través de la función cast. Además, gracias a la integración de Google Assistant con ThinkQ, el sistema de IA de LG, el acceso al contenido se ha simplificado.

Lg Webos

Vamos con el modo cine. A nivel pantalla, el modo cine eleva el brillo y el contraste de la imagen, algo que se ve reforzado por el negro puro de OLED, que consigue que las zonas de oscuridad no sean de un color dentro de la gama de grises, sino negras. Al igual que en el modo deportes, el modo cine realza los bordes para incrementar la nitidez.

Además, en este modo, se ajusta la temperatura de color, uno de los aspectos más cuidados por los directores de cine. Gracias a la capacidad del procesador de imagen Alpha 9 de 14 bits para mostrar distintas temperaturas cromáticas y la tecnología True Color Accuracy Pro, se consigue también una restitución del color más precisa.

La experiencia del cine en casa no sería del todo completa sin el sonido envolvente. Los televisores OLED de LG incorporan Dolby Atmos, una tecnología capaz de crear objetos sonoros y generar un sonido de 360º. Algunos de los modelos, además, incorporan una barra de sonido independiente. Tanto la opción integrada como la externa son también ajustadas automáticamente en el modo cine para mejorar la experiencia.

Palomitas

Lo único que no hará el TV, de momento, es encargarse de las palomitas. Aunque al ritmo que va la inteligencia artificial, puede que no tarde tanto en conseguirlo. No bromeamos: podría preguntarnos por un pedido antes de nuestra hora clave de mantita y tele. Para cambiar entre modos y para muchas otras funciones, el espectador sí puede confiar en la tecnología ThinkQ. Solo tiene que pedirlo.

La comodidad de la inteligencia artificial

Ya lo hemos dejado caer varias veces. Los televisores Smart TV de LG incorporan inteligencia artificial real. Como hemos visto, podemos pedirle, hablándole directamente, que cambie entre modo cine o modo deportes. O que programe el apagado cuando termine el programa o que cambie de canal. También podemos decirle que reproduzca un contenido determinado, que proponga una peli o una serie basada en nuestros gustos. O que lance una app.

La tecnología ThinQ de LG permite, además, que el televisor se convierta en centro neurálgico de la domótica del hogar. Así, por ejemplo, si el salón cuenta con bombillas conectadas, la intensidad de la luz se reducirá en el modo cine. O, si tenemos un frigorífico inteligente, podremos pedirle que haga más hielo para rellenar el refresco en el descanso del partido.

Por último, lo que puede esperarse de un televisor que se dice inteligente es que sepa muchas cosas. Así, mientras se emite una competición deportiva, podremos pedirle que refleje en pantalla las estadísticas del partido o el calendario de próximos eventos. Y si nos surgen dudas sobre quién es el protagonista de la última serie de Netflix, seguro que también tiene la respuesta.

La inteligencia artificial es real, «y camina entre nosotros». Llega desde el universo de los algoritmos para aprender de nuestros gustos y facilitarnos la vida. Cada vez está presente en más dispositivos y el televisor, centro del entretenimiento en el hogar, no podía ser menos.

Imágenes | LG, Pexels

Monitores UltraWide de LG

Desde 2.499€ - Comprar ahora

Disponible en distribuidores autorizados de LG

Oled
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio