Publicidad

Estas son las bazas tecnológicas con las que tendría que contar tu próxima escoba eléctrica

Estas son las bazas tecnológicas con las que tendría que contar tu próxima escoba eléctrica
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La escoba es uno de esos utensilios con los que convivimos diariamente, como si siempre hubieran estado ahí acompañando al ser humano en su evolución. Pero, como en todo aquello que tiene que ver con el progreso, la escoba ha experimentado un proceso de invención, evolución y transformación a lo largo de sus siglos de existencia.

Su origen está ya en Roma y se utilizaba para barrer y limpiar superficies en los tiempos de la vida rural campesina, especialmente en caballerizas y otros lugares donde se convivía con animales y actividades relacionadas con el campo. Las escobas de ese tiempo eran básicamente manojos de ramas o hierbas, bastante rudimentarios y bastos y muy diferentes a las escobas que se usan hoy en día.

El diseño “tradicional” de la escoba se mantuvo durante siglos, con referencias en la literatura y en la cultura popular como las que relacionan a las escobas con las brujas, por ejemplo. En la actualidad sería mucho más obvio relacionar a la escoba con un medio de transporte, todo sea dicho, sin más que pensar en las escobas eléctricas presentes en el mercado. En sagas literarias como la de Harry Potter, la escoba también cobra protagonismo de un modo mucho más benévolo y creativo, en forma de escobas de competición para jugar al Quidditch.

Este formato tradicional de escoba, rústica y hecha de ramas, sigue siendo usado en entornos rurales y en países tales como China, donde aún hoy se pueden ver en acción en calles o caminos donde no se necesita un grado de precisión especialmente alto.

La escoba “de toda la vida”

Escoba Wikipedia

Las escobas modernas, como las que se usan hoy en día, tienen su origen en el siglo XIX, en el seno de la comunidad de los Shakers (creyentes en la Segunda Venida de Cristo), aunque a finales del siglo XVIII ya se empleaban fibras de hierbas más flexibles agrupadas de un modo más denso y sujetadas alrededor de un palo para confeccionar este tipo de utensilio. La escoba de los Shakers era plana, lo cual se mostró sumamente efectivo de cara a barrer más y mejor, llegando hasta nuestros días sin apenas cambios.

Sí que ha habido evolución en tanto en cuanto se han ido añadiendo accesorios como el recogedor o materiales que sea facilitan la limpieza. Más recientemente también, han llegado las escobas eléctricas que combinan un diseño de escoba con un motor de aspiración en un formato compacto y donde se eliminan los elementos más molestos de los aspiradores convencionales.

El aspirador se hace escoba

La miniaturización de los motores ha hecho posible que se puedan integrar en la estructura de las escobas combinando la flexibilidad de uso de esta herramienta con la comodidad de eliminar la suciedad mediante la aspiración. Puede parecer irrelevante, pero la cuestión es que, durante el barrido clásico, gran parte de lo que se barre se queda en suspensión, de modo que, al cabo de un rato, vuelve a estar sobre el suelo. Por no hablar de la necesidad de usar un recogedor adicional, muy proclive a que se vacíe donde no debe.

motor

Además, se ha mejorado la eficiencia de los motores conjugando una alta potencia de aspiración y tecnologías de diferenciación de residuos con una autonomía de uso prolongada y un tamaño mínimo. Esto permite diseñar soluciones completas y sin cables en un formato ergonómico y manejable, que resulta natural y cómodo usar.

Con los aspiradores tradicionales resulta algo más complicado moverse en la casa de un modo ágil, y elementos como el tubo o el propio motor y bolsa impiden que maniobremos de una manera cómoda. Hay aspiradores que eliminan alguno de estos componentes. Si embargo, se siguen orientando a afrontar la limpieza como tarea más global a la que hay que dedicar un tiempo en exclusiva sin contemplar su concurso en la recogida inmediata y/o parcial de residuos.

Una buena escoba eléctrica, con los accesorios adecuados, posibilita llegar a rincones y lugares tradicionalmente inaccesibles, al tiempo que satisface la necesidad de limpieza puntual, eficacia en todo tipo de superficies y fácil manejo.

accesorios

La conectividad llega a las escobas

Lo más reciente en tecnología para escobas eléctricas viene de la mano de Hoover. Esta empresa fue la encargada de fabricar, a principios del siglo XX, la primera aspirador con motor, convirtiéndose en una compañía líder en el segmento de las aspiradoras primero y el equipamiento para el hogar después.

Hoover, a día de hoy, sigue desarrollando soluciones innovadoras, como la conectividad WiFi integrada de su más reciente modelo, el Hoover H-Free 800. Esta conectividad WiFi permite llevar cuenta de las estadísticas de uso del aspirador escoba, así como del estado del misma en apartados como la autonomía o el tiempo restante de carga. Este conocimiento se obtiene a partir de la app Hoover Wizard para smartphone, así como de la pantalla integrada en la propia escoba.

Esta app, además, permite conocer el estado de componentes sujetos a mantenimiento, como el filtro, e incluso establecer controles parentales para que los niños no activen el electrodoméstico por su cuenta. También es posible saber cuántos pasos se han dado durante el uso del H-Free 800, así como recibir actualizaciones que mejoren el producto a partir de los estudios realizados en los centros de I+D.

app

Las cualidades que definen a un buen aspirador escoba se dan cita en este modelo de Hoover. En él, encontramos una tecnología muy elaborada tanto para componentes como el motor o los elementos que están en contacto con el suelo como para los accesorios que se adaptan a diferentes tipos de suelos, superficies o lugares de difícil acceso.

Los accesorios, esenciales

La ventaja de una escoba eléctrica es la de combinar un sistema de aspiración muy potente sin pérdida de succión con una ergonomía óptima para su uso en cualquier momento y lugar que se necesite. Pero para ello se necesitan accesorios capaces de articular esa flexibilidad de uso. En este sentido, Hoover incluye una completa colección de ellos, de modo que se puede barrer y aspirar tanto en suelos delicados, como en alfombras, tapicerías, superficies altas, en el coche, rincones, etcétera.

Detalles adicionales, como un modo silencioso de uso, luces LED para iluminar la superficie que se está barriendo, aspiración continua para evitar tener que estar activándola constantemente, facilidad para limpiar el cepillo o el uso de filtros de alto rendimiento que impidan que la suciedad contamine el aire son también detalles muy valorados en una escoba eléctrica.

accesorios 2

Una autonomía prolongada con un tiempo de carga moderado son también detalles que tendremos que buscar en una escoba eléctrica. Es importante poder barrer durante un tiempo suficiente, así como no tener que esperar demasiado a que esté operativa de nuevo. La batería de iones de litio de 22V de la H-Free 800 de Hoover consigue hasta 35 minutos de autonomía y un tiempo de carga de cinco horas, con la ventaja de conocer su estado a través de la app Hoover Wizard y la conexión WiFi de este modelo.

Todos estos elementos tecnológicos y de diseño hacen que la escoba siga teniendo un papel importante en el día a día como utensilio cotidiano, pero adaptado a las necesidades de hoy.

Imágenes| Hoover, Wikipedia

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir