Compartir
Publicidad

Klipsch lanza su nuevo ecosistema de sonido multiroom con tecnología DTS Play-Fi

Klipsch lanza su nuevo ecosistema de sonido multiroom con tecnología DTS Play-Fi
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los equipos de sonido ya hace tiempo que dejaron de ser enormes aparatos aislados entre sí del resto de dispositivos del hogar. La tendencia pasa por la interconexión en la red local y por los sistemas capaces de entenderse entre sí en lo que se ha venido en llamar audio multiroom.

La última en presentar su apuesta por este tipo de equipos ha sido Klipsch, una marca quizá poco conocida en nuestro país pero que cuenta con altavoces con muy buena relación calidad-precio, sobre todo para cine en casa. Ahora quieren adentrarse en este mundillo con su ecosistema Stream Wireless Multi-Room Audio System.

Barras de sonido y altavoces

Klipsch Stream

Para ello han hecho uso de la tecnología DTS Play-Fi y se han propuesto lanzar, por el momento, 6 dispositivos compatibles que podremos interconectar entre sí. Para empezar tenemos dos barras de sonido, la RSB-8 y la RSB-15, ambas en formato barra más subwoofer separado inalámbrico y compatibles con vídeos 4K. Cuentan con entradas y salidas HDMI, ópticas y RCA así como con interfaz Bluetooth para la reproducción desde móviles.

La principal diferencia la encontramos en el tamaño, de 40 pulgadas para la RSB-8 y de 44 para la RSB-15. Los precios recomendados son de 500 y 700 dólares respectivamente. Acompañado a las barras tenemos un altavoz compacto autoamplificado denominado RW-1 pensado para ser usado por sí mismo o junto a otros altavoces del ecosistema.

Stream Step

Podemos utilizar varios a la vez para montarnos un sistema estéreo de 2x30 vatios o poner uno en cada habitación de la casa para sonorizar las distintas salas y controlarlo todo desde el móvil. Su precio recomendado es de 250 dólares cada unidad.

También tenemos un curioso altavoz compacto (del que hablaremos con más profundidad en otro artículo) bautizado como The Three y que con un toque retro pretende ofrecer mayor potencia que el RW-1 e incluir todo tipo de conexiones para facilitarnos usarlo con cualquier reproductor que tengamos en casa. Su precio será de 400 dólares y es el único que no está disponible por ahora para su compra.

También reproductor de CD y amplificador

Powergate Lifestyle E

Por último tenemos los Gate y Power Gate, dos equipos que no llevan altavoces sino que se centran solo en la etapa de reproducción y tratamiento del sonido. El primero cuenta con un lector de CD incorporado así como con entradas para giradiscos y otros reproductores externos, pero no cuenta con sistema de amplificación.

El Power Gate no ofrece lector de CD pero si un amplificador clase D de 2x100 vatios para que conectemos altavoces que ya tengamos en casa y que integraremos así en el sistema multiroom de la marca. Los precios recomendados son de 180 y 500 dólares respectivamente.

Más información | Klipsch

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos