Compartir
Publicidad
El 3D no es lo que nos prometieron y las empresas nos están despertando de lo que no pasó de ser un sueño
Televisores

El 3D no es lo que nos prometieron y las empresas nos están despertando de lo que no pasó de ser un sueño

Publicidad
Publicidad

¿Alguien se acuerda del contenido en 3D? A decir verdad, somos muchos los usuarios que aún tenemos en casa un modelo de televisor compatible con esta tecnología. En mi caso, dos televisores con sus respectivas gafas para ver contenido en 3D... guardadas en el cajón casi desde el mismo día que entraron en casa. Sólo sirvieron para presumir el día de la compra del nuevo televisor y ponerle al vecino o al familiar para que se asustará con la serpiente que se acerca o se mareará en el descenso en canoa por el río.

Fue Avatar, estrenada en 2010, la encargada de alimentar la creencia en que el futuro era del contenido en 3D. Tanto es así que incluso llegamos a ver algunos smartphones que soportaban esta tecnología. El tiempo ha pasado y sin embargo el 3D no sólo no se ha asentado. Es que ni ha despuntando e incluso ha desaparecido del mercado.

3D Cine

El contenido en 3 dimensiones ha quedado limitado a la Nintendo 3DS en el aspecto lúdico y si hablamos del séptimo arte sólo algunas películas, cada vez menos, optan por estrenar en este formato. En casa tenemos que tirar de algunas películas que lanzan ediciones en 3D pero poco más. Las gafas siguen estando guardadas en el cajón.

El 3D no es el futuro en letras de oro que nos pintaron hace algunos años y los fabricantes de hardware ya lo han abandonado

Si hablamos de las grandes majors de Hollywood, también están lanzando menos películas en 3D y estas son las determinan la influencia posterior en mercado. Así mientras en el año 2016 se lanzaron 52 películas con soporte para 3D en el año 2017 la cifra bajó hasta 44. Las salas equipadas para tal fin aumentaron en 1% en los Estados Unidos y un 4% en Europa, Oriente Medio y el norte de África. Las tres dimensiones sólo triunfan en China, donde en 2016 el 80% de todas las pantallas de cine estaban equipadas para proyectar películas en 3D.

3D Cine

Pero poco importa que en Asia el 3D siga teniendo presencia. En un estudio de la MPAA (Motion Picture Association of America) determinan que los ingresos por proyecciones en 3D bajaron en 1.300 millones de dólares y la participación descendió al 12% en 2017, mientras que en el año 2010 estas suponían unos 2.200 millones de dólares y el 21% de los ingresos totales en el cine.

Quizás el problema fue la saturación. Nos invadieron con el 3D. De repente todo tenía que ser 3D y vimos cómo se lanzaban películas que nunca estuvieron pensadas para usar esta formato. No era natural y no aportaba nada reseñable.

Ya no hay televisores 3D

En el ámbito del hardware el abandono del 3D es más que cristalino. Ya no hay casi televisores, al menos de gama media y alta que ofrezcan soporte para 3D. Han desaparecido del mapa y ahora las marcas quieren promocionar más aspectos cómo la resolución o los distintos modos para aprovechar contenido en HDR. De hecho raro es el modelo que no cuenta ya con soporte para HDR10, Dolby Vision o HLG.

3D Tele

Los primeros televisores con capacidad 3D llegaron con la explosión de esta modalidad en 2010, pero el formato no llegó a triunfar pese a la insistencia de ofrecer el 3D cómo reclamo comercial. Una mala jugada que cuyo final ya conocemos: en 2016 y 2017 la mayoría de los fabricantes habían eliminado por completo el 3D de sus catálogos. Otros, caso de Samsung o Philips, ya lo abandonaron en 2016 y antes incluso Vizio, desde 2013.

Las cifras de ventas son un buen ejemplo y así tomando cómo referencia el mercado de los Estados Unidos, en 2016 los TV con 3D representaron el 8% del total de las ventas frente al 16% que tenían en 2015.

3D Tele

Un buen ejemplo lo vemos en LG y Sony, dos de los fabricantes que aún ofrecían soporte de tecnología 3D en sus televisores. En 2017 ninguno de los dos ofrece 3D en sus modelos ni siquiera en los de gama alta, mucho más centrados en la integración de 4K y HDR y de pantallas OLED.

De esa forma sólo quedan cómo recuerdos de un pasado que fue un poco mejor, pero sólo un poco, los Blu-ray que tenemos en casa y las demos que en su día conseguimos para aprovechar el 3D en nuestro televisor, a sabiendas que cuando cambiemos de modelo el 3D en casa pasará a mejor vida.

Vía | Variety
Más información | MPAA
En Xataka SmartHome | Nada de 4K, el futuro en los televisores se llama HDR y te explicamos en que consiste

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos