Publicidad

Probamos los cinco test de velocidad más conocidos para medir la velocidad de nuestra conexión a Internet
Redes locales

Probamos los cinco test de velocidad más conocidos para medir la velocidad de nuestra conexión a Internet

Una de las quejas que normalmente tenemos los usuarios cuando hablamos de nuestra conexión a Internet es la referida a la velocidad que ofrece nuestra línea. Siempre buscamos una cifra que se acerque a la que tenemos contratada con nuestro operador. Y para comprobar que se adecúa lo mejor es optar por un medidor de velocidad.

Podemos usar aplicaciones desde el móvil, un sistema que nos permite comprobar Wi-Fi el rendimiento de nuestro router, pero en este caso la prueba para medir la velocidad de nuestra red la vamos a realizar desde nuestro PC, tableta o smartphone pero vía web. Vamos a conocer cinco alternativas para medir la velocidad de nuestra red y ojo, porque hay aspectos llamativos.

Hemos seleccionado los que pueden ser los cinco servicios más conocidos para llevar a cabo esta prueba sobre una línea de O2 que en teoría ofrece 600 megas de fibra simétrica. Una prueba realizada sobre un MacBook Pro vía ethernet Wi-Fi. Recordamos que hacemos la prueba con estos parámetros:

  • Vía Ethernet y Wi-Fi
  • A medio metro del router.
  • Sin paredes o tabiques.
  • Sin descargas.
  • Sin más dispositivos conectados.
  • Conectados a la red de 5 Ghz del router.
  • Equipo con tarjeta de red gigabit

Speedtest

Speedtest 2

Empezamos con el que probablemente es el test de velocidad más conocido y utilizado. Ofrece la opción de realizar la prueba por medio de aplicaciones para iOS y Android (ahora actualizadas con nueva interfaz) y con la aplicación web que es la que hemos usado. Sólo debemos acceder al enlace y sólo debemos pulsar el botón inicio, tras lo cual tardará unos segundos en buscar el servidor. No es tan rápido cómo otros pero sí bastante efectivo.

Para la primera prueba nos servimos de la conexión por cable ethernet y estos son los resultados. Cifras que pasan de los 600 Mbps contratados, tanto en subida como en bajada, por lo que podemos comprobar que la pérdida en este caso es nula.

Speedtest

En el caso del Wi-Fi, el test arroja los mismos datos relativos a la velocidad de descarga, subida, ping, así como el servidor del cual se descargan los datos para la prueba. Los resultados finales 47,44 y 143,79 Mbps... los anotamos y vemos que la diferencia es importante.

Speedtest

Prueba | Speedtest

Fast de Netflix

Fast

Sin movernos de ubicación y con el router a poco más de medio metro, ahora usamos Fast, el test de velocidad creado por Netfix. Puede que sea con el de Google, el más simple que vamos a usar y es que Fast sólo mide nuestra velocidad de descarga.

Fast

No hay más datos. Ni el ping, ni la velocidad de subida..., pero es muy rápido y cómo en el anterior nos permite compartir nuestros resultados. En este caso nos ha dado 760 Mbps de velocidad de descarga con cable Ethernet y de 150 Mbps conectado vía Wi-Fi.

Fast

Prueba | Fast de Netflix

SpeedOff

Speedoff 1

Otra alternativa es SpeedOFF, un test similar a Speedtest y en el que podemos acceder a la medición de la velocidad de descarga, subida y el ping. Basado en HTML5, dispone de 59 servidores de entre los que elige el más adecuado. Y de nuevo la primera medición la hacemos usando el cable ethernet, encontrando como mientras para la bajada nos quedamos cerca de los 650 Mbps, la subida no llega ni siquiera a 150 Mbps.

Speedoff

Ahora toca hacer lo mismo con Wi-Fi y en este caso y recordamos, sin variar la posición del router y sin ninguna descarga paralela o dispositivo adicional conectado, nos ha dado 85,23 Mbps de bajada y 74,84 Mbps de subida.

Speedoff

Prueba | SpeedOff

Test de velocidad de Movistar

Movistar

Otro test de velocidad web basado y quizás uno de los más conocidos. Es un test desarrollado por Movistar. Un medidor que ofrece datos de carga, descarga y ping. Y empezamos haciendo una medición de velocidad conectados por cable.

Ethernet

Cifras cercanas a las ofrecidas en los test anteriores y acordes con la velocidad contratada el menos por cable, obteniendo 622,3 Mbps de bajada y 599,7 Mbps de subida. En contraste, las cifras de la medición realizada por Wi-Fi en la imagen inferior donde nos da cómo resultado 182,5 Mbps de bajada y 213,8 Mbps de subida.

Wi Fi

Prueba | Test de velocidad Movistar

Test de velocidad de Google

Test De Google

El último en llegar a nuestros equipos. Una función de la empresa del buscador a la que podemos acceder con sólo escribir en el cuadro de búsqueda "Test de velocidad". Eso nos lleva a un pequeño enlace, el primero de todos, en el que debemos hacer _click_.

Google

Un test sencillo en el que sólo tendremos como resultado la velocidad de bajada y de subida. No es tan rápido como Fast y sin embargo no tiene casi aderezos y gráficamente es muy básico. En las pruebas con cable de imagen superior nos da una velocidad de bajada de 600 Mpbs de bajada y de subida de 85,1 Mpbs, una cifra muy por debajo de las anteriores. En el caso de usar la conexión Wi-Fi, la imagen bajo estas líneas ilustra el resultado con 100,8 Mbps para las descargas y 0,08 Mbps para las subidas.

Test de Google

Prueba | Test de Velocidad de Google

Conclusiones finales

Servicio Web

Descarga Ethernet

Subida Ethernet

Descarga Wi-Fi

Subida Wi-Fi

Speedtest

607,11 Mbps

616,51 Mbps

47,44 Mbps

143,79 Mbps

Fast de Netflix

760 Mbps

150 Mbps

SpeedOff

654 Mbps

144,38 Mbps

85,23 Mbps

74,84 Mbps

Test de velocidad Movistar

622,3 Mbps

599,7 Mbps

182,5 Mbps

213,8 Mbps

Test de Google

600 Mbps

85,1 Mbps

100,8 Mbps

,08 Mbps

Una muestra que pone de manifiesto que **en todo momento, la velocidad que podemos lograr vía Wi-Fi, es siempre muy inferior a la que obtenemos si usamos un cable de red. En el caso de la conexión Wi-Fi, con ninguna de las pruebas se alcanzan velocidades de bajada de más de 190 Mbps sobre los 600 posibles, teniendo en cuenta que el PC de la medición estaba además junto al router.

Y es que hay que tener en cuenta que en la calidad y velocidad que ofrece la red Wi-Fi influyen valores como la distancia entre el router y el equipo conectado, interferencias que pueden darse en canales y el canal que usamos, la situación del router, la velocidad que ofrece en el router que usamos, fuentes contaminantes (microondas, frigoríficos) de ruido electrónico, número de dispositivos conectados así como obstáculos como pueden ser paredes, estanterías, puertas...

Debemos considerar, que sólo haciendo uso de una medición vía cable, podremos reclamar en caso de no recibir la velocidad contratada, pues las empresas de telefonía sólo se basan en los datos de la conexión por cable, al considerar la red Wi-Fi como una prestación ya dependiente del usuario.

Además, en este caso llama la atención la diferencia de resultados en función del servicio web elegido, algo que nos hace dudar de este tipo de pruebas y de la fiabilidad que ofrecen. Llegados a este punto ¿cuál es el servicio que usas tú para medir la velocidad de tu red?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio