Para qué puedes usar en casa y para qué no las tarifas ilimitadas de datos si quieres utilizar el móvil como router

Para qué puedes usar en casa y para qué no las tarifas ilimitadas de datos si quieres utilizar el móvil como router
1 comentario

En España llevamos muchos años contando con tarifas 4G para disfrutar de Internet en cualquier lugar. Esto nos permite navegar por la red, o disfrutar de contenido multimedia sin la necesidad de estar conectados a una red WiFi. Sin embargo, no en cualquier sitio tendremos la misma calidad de conexión, pues si nos encontramos en una zona rural, o en algún lugar donde la red no llegue como es debido, nuestra conexión a Internet acabará siendo inestable.

Sin embargo, hay personas que no necesitan una conexión de fibra de alta velocidad para sus tareas cotidianas. Es por esto que puede que con tan solo tu tarifa de datos ilimitados de tu móvil te baste para tener Internet en tu casa. En este artículo hemos recopilado algunos puntos a tener en cuenta si quieres hacer uso del 4G en casa y todo lo que podrás hacer con dicha conexión.

Aspectos clave que debes considerar antes de depender de una conexión de datos móviles

Lo único que necesitas para disponer de conexión 4G en cualquier dispositivo de tu hogar es un teléfono móvil. Tanto Android como iOS cuentan en su software con una vía para compartir la conexión 4G de tu SIM a otros dispositivos. A esta opción se le conoce como 'Punto de acceso personal', y al activarla, podrás hacer que tu dispositivo funcione como un router WiFi para así compartir la conexión con otros dispositivos.

Android

Una vez hayas establecido una contraseña, con los demás dispositivos tan solo tienes que buscar la red e introducir la contraseña. Desde el móvil puedes gestionar la conexión para permitir qué dispositivos quieres que accedan a la red, y el número máximo permitido (generalmente un máximo de 10).

Ten en cuenta que cuantos más dispositivos se conecten, más datos consumirás, y por tanto, puede que también se congestione la red, provocando problemas de inestabilidad y latencia. De hecho, este es uno de los principales problemas al contar con una conexión de datos en casa, ya que dependemos demasiado de la cobertura de la zona y la intensidad de señal que emita el dispositivo móvil. Sin embargo, puede que el uso que le des a Internet no sea tan extenso y no lo acabes notando, por lo que puede significar una opción interesante, sobre todo a la hora de ahorrar en tarifas de Internet de casa.

Otra opción que tienes disponible es hacer uso de routers o puntos de acceso compatibles con tarjetas SIM, para así poder compartir la conexión sin la necesidad de tener siempre operativo tu teléfono móvil. De esta forma también ahorrarás batería en tu móvil. En caso de que no dispongas de un dispositivo de este estilo, siempre puedes utilizar un teléfono antiguo y transformarlo en un router.

Aunque escojas una tarifa de datos móviles ilimitada, es posible que cuando llegues a cierta cantidad de datos consumidos, la operadora te imponga alguna restricción. Y es que hoy día, pocas nos animan a hacer uso de una conexión de datos 4G para casa, destacando principalmente sus tarifas de fibra. Algunos operadores pactan un límite de 400 GB al mes, donde tras esa cantidad nos pueden limitar la velocidad de conexión. También encontraríamos limitaciones a la hora de compartir datos con otros dispositivos, por lo que si quieres seguir optando por dicha opción, debes de enterarte de los límites de tu tarifa de datos y si te conviene cambiarte.

Xataka

Si te replanteas depender tan solo de una tarifa de datos 4G en casa, debes tener en cuenta que tus posibilidades serán limitadas, sobre todo a la hora de consumir Internet desde cierta cantidad de dispositivos, cobertura de la zona, estabilidad de la red, etc. Es por ello que, si quieres seguir adelante, solamente te lo recomendamos si el uso que le das a Internet no es tan exhaustivo, no sois muchos en casa, o vives en una zona rural con buena cobertura.

Una vez explicados todos los puntos básicos para compartir la red 4G de tu SIM, bajo estas líneas te dejamos una lista con todo lo que puedes hacer (y lo que no) compartiendo tu conexión de datos móviles.

Qué puedes hacer con una tarifa 4G

Navegar por Internet: Parece obvio, pero es así. La principal razón por la que existen las tarifas 4G es para navegar por Internet. Ya sabes, mirar el correo, echarle un ojo a alguna página web, chatear, reproducir algún vídeo, etc. Si dispones de la cobertura suficiente y no tienes muchos dispositivos en casa, no deberías de tener ningún problema.

Usar servicios de mensajería: WhatsApp, Telegram, Messenger, o cualquier aplicación que utilices para estar en contacto con tus familiares y amigos. Generalmente suele ser una tarea que no requiere un excesivo ancho de banda, por lo que no tendrás problemas en este caso. Eso sí, dependiendo de la cobertura y tu velocidad, puede que tardes algo más en descargar y reproducir archivos multimedia.

Movil

Redes sociales: Suele ser otra de las tareas más extendidas cuando navegamos por Internet. El uso de las redes sociales ya no entiende de edades, y mucha gente consume contenido diario en Instagram, Twitter, Facebook, TikTok, y demás. Con una tarifa de datos móvil tampoco suele ser un problema, aunque si no dispones de cobertura suficiente, es posible que los vídeos te tarden algo más en cargar.

Ver un vídeo en YouTube: Los archivos multimedia suelen ser los que más problemas dan a la hora de reproducirlos desde una red de datos móviles, ya que cuentas con la desventaja de una red que puede llegar a ser inestable. Si cuentas con buena cobertura y te "llega bien el 4G" no deberías de tener ningún problema. Eso sí, si sois varios en casa, y accedes a Internet desde múltiples dispositivos, puede que te encuentres con algún que otro problema. Limitar la resolución del vídeo te puede ayudar a poder verlo sin cortes.

Reproducir una película en streaming: Junto a las grandes descargas de archivos, suele ser la tarea que más datos consume, aunque todo depende de la duración del contenido que quieras ver. Si dispones de una tarifa de datos ilimitada no tendrás mucho problema, aunque si sois varios en casa y os encontráis reproduciendo películas en streaming de forma simultánea, puede que la conexión no de para todo el mundo. En este sentido también ayuda limitar la resolución del contenido para ahorrar en ancho de banda.

Netflix

Escuchar música: Suele ser otra acción que no requiere de demasiado ancho de banda, por lo que no deberías de tener ningún problema para reproducir una canción en Spotify, Apple Music, Amazon Music, o cualquier servicio que utilices.

Teletrabajo: Aquí depende de múltiples factores. Y es que si en tu trabajo dependes únicamente de una conexión a Internet para entrar a alguna página web, trabajar en documentos y hojas de Excel, o escribir, una conexión de datos móviles te debería de bastar. Eso sí, si manipulas archivos multimedia, o necesitas descargar archivos en todo momento, puede que una tarifa de datos móviles no sea suficiente, ya que estarás limitado en velocidad, cobertura e inestabilidad.

Jugar a videojuegos: Este es otro caso del que dependemos de múltiples circunstancias. Y es que si sueles jugar a títulos en los que se usa una conexión a Internet para jugar a juegos multijugador y la latencia no suele ser un factor determinante, no tendrás demasiado problema. Aunque eso sí, la experiencia siempre será mejor cuanta mayor cobertura tengas. Por otro lado, si juegas a títulos multijugador competitivos, es posible que una conexión de datos no sea suficiente, ya que en ocasiones te encontrarás con un ping relativamente alto e inestabilidad.

Tareas en las que estarás muy limitado

Descarga grande de archivos: Si en tu día a día dependes de grandes descargas de ficheros, es posible que una conexión de datos móviles no sea suficiente. Aquí entra en juego la cobertura que tengas en ese momento y la velocidad que puedas llegar a alcanzar en tu dispositivo con una tarifa 4G. Para la descarga de archivos de unos pocos MBs no suele ser problema, pero cuando necesitas descargar continuamente archivos muy pesados, es posible que a tu dispositivo le cueste.

gaming

Jugar a videojuegos competitivos: Si te dedicas en cuerpo y alma a jugar a videojuegos competitivos como League of Legends, Valorant, Counter Strike, y demás, es posible que una conexión de datos 4G te limite en gran medida tu juego. Y es que al depender de una conexión móvil, estarás limitado a la cobertura que tengas en ese momento, y por norma general tu red será más inestable, pudiendo obtener una latencia relativamente elevada. Es por ello que no es recomendable depender exclusivamente de una red 4G para una experiencia óptima de juego.

Reproducción simultánea de contenido en streaming: Tanto si reproduces un vídeo en YouTube, como si ves una película en Netflix, generalmente no tendrás ningún problema si dispones de cobertura suficiente. Eso sí, cuando sois varios en casa reproduciendo contenido a la vez la cosa cambia. Como siempre, todo dependerá de la cantidad de dispositivos, cobertura, velocidad y estabilidad de la red. Siempre puedes limitar la resolución del vídeo, aunque en general no suele ser una experiencia óptima.

Imagen de portada | Brett Jordan

Temas
Inicio