Sigue a

Comparación de una única imagen enfocada con el resultado de CombineZ

Si alguna vez habéis intentado fotografiar un objeto desde muy cerca, os habréis dado cuenta de lo complicado que es enfocar la imagen. Y si lo conseguimos, sólo parte de la imagen quedará perfectamente enfocada, ya que la profundidad de campo será bastante pequeña. La Raspberry Pi viene al rescate para hacer fotos perfectamente enfocadas, como podéis ver en la imagen de la entrada.

Necesitaremos un escáner de documentos u otro elemento motorizado que podamos modificar para que pueda ir moviendo la cámara con la que tomaremos las fotografías, y la Raspberry Pi y alguna interfaz para conectar ambos. El truco consiste en tomar muchas imágenes del mismo objeto, moviendo la cámara una fracción de pulgada antes de disparar cada toma. Las imágenes capturadas se combinan con una aplicación llamada CombineZ, que consigue extender la profundidad de campo de las distintas imágenes en una sola fotografía.

El movimiento de esta cámara está controlado por la Raspberry Pi

La Raspberry Pi está conectada a un controlador de motores paso a paso, que controla el motor que hace avanzar la cámara en el carro del escáner. De esta forma, la Raspberry Pi va avanzando el carro y va tomando las distintas imágenes.

Los resultados son realmente buenos, como podéis ver en la imagen que acompaña esta entrada. Como veis, las posibilidades de la Raspberry Pi no hacen sino crecer.

Vía | Hackaday
Más información | David Hunt Photography
Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios