Alta definición en imagen, baja calidad de sonido. El talón de aquiles de los televisores modernos

Sigue a

Televisor plano

Así de rotundo y cierto. Los nuevos televisores, en su gran mayoría, ofrecen una calidad de sonido que no va acorde a la calidad de imagen ni tampoco muchas veces con precio que hemos pagado. Tenemos pantallas de alta definición con poca calidad de sonido. Algo normal que no parece vaya a cambiar.

¿Por qué suena tan mal mi televisor?

Televisor

Tal y como explican en Xataka, todo se debe a una cuestión de tamaño. Por alguna extraña razón cada vez queremos televisores más planos. No nos vale con haber pasado de los CRT con un fondo de 50cm fácilmente para una pantalla de 21” a los escasos centímetros de los denominados LCD o LED. Y esa reducción de espacio afecta al sistema de sonido.

Altavoz Altavoz de televisor CRT

En los antiguos televisores de tubo los altavoces tenían un tamalo de 5 pulgadas o más mientras que ahora rondan las 3 pulgadas. Con la reducción de tamaño el rango total de frecuencias se ve afectado, notandosé una reducción de forma clara en las graves .

Dicha reducción de espacio obliga a utilizar altavoces más pequeños, con cajas acústicas diminutas que no permiten generar un sonido claro, con cuerpo, contundente. Sobre todo cuando exigimos algo de volumen y va más allá de escuchar las noticias o algún programa concurso.

La necesidad de un aliado para mejorar el sonido

Home Cinema

Si el uso que hacemos de nuestro televisor es simplemente para ver algún programa puntual, las noticias y algún partido de fútbol posiblemente no nos moleste que el sonido no sea de calidad. Pero claro, en esa situación incluso tampoco necesitaríamos un televisor con las últimas novedades (Smart TV, 3D,…).

Si queremos disfrutar del cine en casa vamos a necesitar algún aliado. Para ello podemos utilizar equipos Home Cinema, barras de sonido o incluso los altavoces de nuestro equipo de sonido. Cualquiera de estas tres opciones nos dará una calidad mayor y la experiencia mejorará gratamente.

Priorizando características

Muchos nos preguntamos ¿por qué los fabricantes no mejoran el sonido?. Es fácil, cuestión de prioridades. Según exigencias del mercado apuestan por determinadas características. Lo que nos vuelve a plantear una nueva pregunta, ¿ningún usuario se queja del sonido? Sí pero apreciar un buen sonido es más difícil que apreciar la calidad de imagen. Hecho que también provoca que luego los sistemas de sonido parezcan excesivamente caros.

Exposición televisores

Si vais a cualquier centro comercial o tienda especializada podréis observar como la mayoría de los clientes, ante dos televisores diferentes, se termina decantando por el que tiene el diseño más llamativo. Ese que apenas muestra el marco o donde el grosor no supera al de un cuadro que pudiésemos colgar en la pared. Porque sí, nos entra más por la vista el diseño que las especificaciones.

Luego, cuando colgamos nuestro súper magnifico LED ultradelgado en la pared vemos que los diálogos del taquillazo de la semana apenas se escuchan. Subimos el volumen y en la siguiente escena de acción damos un brinco del sofá porque la diferencia de volumen es brutal, volvemos a bajar el volumen. Y así toda la película subiendo y bajando.

Además a pesar de los avances, mejoras y nuevas tecnologías para obtener un mejor sonido introducir dichas mejoras encarece al producto. Para ser competitivos hay que “sacrificar” algunas prestaciones y los fabricantes lo saben. Por tanto, nos quedamos con menor calidad de sonido que podemos solventar conectando los mencionados kits 5.1, soundbar, etc… Y de paso también hacen negocio, claro está.

Conclusiones

La baja calidad de sonido es algo “normal”. Ocurre en todos los fabricantes, algunos de forma más notable o menos. Si vamos a gamas alta podremos ver como éste mejora. Pero entonces tal vez no compense si podemos optar por un sistema de sonido externo.

Si os gusta el cine lo mejor es adquirir un equipo de sonido adicional. Tendréis que realizar una inversión extra pero es la mejor forma de disfrutar de la mejor experiencia cinéfila. Ya según vuestro presupuesto podréis optar por una u otra solución pero con un equipo de gama media, entorno a los 300 o 400 euros, tendréis una mejora sustancial. Y a unas malas, aprovechad el equipo de música que seguro tenéis ya.

En Xataka | ¿Por qué los televisores modernos delgados tienen tan mal sonido?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios