Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo influye el procesador de tu televisor en la calidad de imagen

Cómo influye el procesador de tu televisor en la calidad de imagen
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Uno de los elementos que a nivel común tenemos en cuenta a la hora de elegir un ordenador es su procesador. Los procesadores más avanzados de última generación nos van a garantizar una mayor velocidad de cálculo en nuestros equipos informáticos. Sin embargo, en el mundo de los televisores no nos fijamos tanto. Hoy vamos a explicaros cómo influye el procesador de tu televisor en la calidad de imagen.

Pero también en la rapidez de respuesta de la Smart TV en general se va a notar diferencia entre las distintas gamas de procesadores. Un procesador más rápido nos asegura una mejor transición a la hora de abrir una aplicación de nuestro televisor lo que nos asegura un funcionamiento fluido a la altura de nuestras expectativas.

Procesadores con varios núcleos, más potencia para procesar imágenes de calidad

Calidad Imagen

Por nuestra experiencia en el mundo de la informática o de la fotografía, como usuarios aficionados o expertos podemos hacernos una idea de cómo va a influir el procesador para el tratamiento de las imágenes. Una imagen de mayor calidad, implica un mayor tamaño del archivo que tenemos que procesar, y por lo tanto, si queremos un televisor con calidad de imagen UHD vamos a necesitar un buen procesador.

¿Y cómo sabemos qué procesador es mejor? Lo cierto es que nos ayuda mucho si en su nombre se sigue más o menos la misma regla que en los equipos informáticos. Los procesadores más modernos suelen incluir varios núcleos, Dual-Core, si son dos o Quad-Core si son cuatro los núcleos que contiene.

También importa la frecuencia del procesador, que se mide en megahercios, MHz. A mayor frecuencia de funcionamiento más potencia para el tratamiento de las imágenes. Esto explicado de una forma muy sencilla, porque el comportamiento real se puede complicar mucho más.

A modo de resumen podríamos decir que dos televisores que montan el mismo tipo de panel, la calidad de la imagen que recibimos dependerá de cual de ellos tiene un mejor procesador para el tratamiento de las mismas. Por supuesto, toda la tecnología que suelen desarrollar las marcas en los distintos modelos también influirá en el resultado final.

A mayor calidad de imagen, procesadores más potentes y más funcionalidad

Multipantalla

Lo cierto es que un procesador más potente también nos va a permitir disfrutar de otras funcionalidades extras en los televisores, como por ejemplo poder dividir la pantalla en varias ventanas, teniendo hasta cuatro diferentes en la misma la pantalla dividida. Esto nos permite navegar por Internet mientras vemos la televisión, pero también tener la guía de programas abierta en otra o una red social en la cuarta. Esta es una opción cada vez es más interesante, sobre todo si seguimos programas de televisión que tienen aplicaciones interactivas.

Se trata de una nueva forma de ver la televisión a la vez que vamos comentando en redes sociales o nos ofrecen contenidos extra complementarios a la emisión. Las app companion nos proponen una experiencia con aplicaciones para smartphones y tablets que ahora podemos trasladar también a la pantalla del televisor.

El acceso a Internet desde el navegador de nuestro televisor será mucho más rápido con un procesador potente a la hora de cargar las páginas, un aspecto importante cuando queremos ver algún contenido online que no tiene una aplicación propia para la Smart TV.

Pero también un procesador de última generación, como puede ser el Quad Core + posibilita una mayor calidad, al permitir implementar nuevas tecnologías como el Autodepth Enhancer, para ofrecer un contraste de imagen mejorado o el PurColour, que nos ofrece una paleta de colores imagen mucho más cercanos a la realidad de lo que hasta ahora conocíamos.

Pero también nos va a permitir el reescalado de imágenes de baja calidad, mejorando con su tratamiento la calidad con la que se muestra la imagen. Para ello el televisor y su procesador analizan la calidad de la señal de imagen que les llega, reducen el ruido y redefinen la imagen para mostrarla con la mayor calidad posible.

Por último, un procesador de última generación nos va a permitir disfrutar de contenidos UHD en streaming sin que suframos pérdida de calidad, pero también con la rapidez que demanda el usuario de los televisores más avanzados que incorporan estos procesadores.

En Espacio Samsung

Imagen | Rodrigo Senna

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos