¿Es posible obtener más calidad de sonido de un CD normal? Parasound cree que sí

Síguenos

C1-front

Desde hace tiempo existen debates sobre si el CD de audio convencional tiene o no buena calidad, sobre todo al compararlo con las ediciones analógicas en vinilo.

Más allá de las posibles limitaciones del formato en sí mismo (frecuencia de muestreo y cuantificación de 16 bits), hay empresas que se dedican a fabricar reproductores que afirman son capaces de extraer la máxima calidad de los CD, que al parecer en muchos casos estamos desaprovechando.

Un claro ejemplo de ello es Parasound, quien con ayuda de Holm Acoustics han lanzado al mercado un nuevo reproductor de CDs denominado Halo CD 1 que afirman es capaz de sacar el máximo partido de este popular formato y darle una nueva vida a nuestra colección de compactos.

Halo CD 1: Cómo obtiene más calidad de un disco compacto

¿Cómo lo hacen? Pues su sistema consiste básicamente en leer los datos de los discos a una velocidad cuatro veces superior a la de los lectores convencionales, de forma que van almacenando y procesando los datos antes de mandarlos al buffer (o memoria temporal) desde el que son finalmente leídos e interpretados por el mini ordenador basado en Linux que incorpora bajo la carcasa.

Gracias a esta velocidad extra, en teoría pueden comparar varias lecturas del mismo dato para ver cuál no tiene errores y finalmente pasarle al buffer datos que son prácticamente perfectos bit a bit, sin que sea necesario recurrir en la mayor parte de los casos al control de errores implementado en el propio código de los datos. Aquí tenéis más detalles técnicos sobre cómo funciona todo el proceso.

CD1-rear

Además, también tienen diferentes relojes internos para cada una de las secciones de la electrónica de forma que no se interfieran entre ellos, y tres fuentes de alimentación distintas.

Por supuesto viene con conectores analógicos y digitales de la más alta calidad, un buffer de 30 segundos que proporciona una señal casi sin jitter o retardos aleatorios y con un DAC (conversor digital analógico) de nivel audiófilo. ¿Su precio? Pues de unos 4.500 dólares.

La verdad es que sin haberlo escuchado no puedo afirmar ni negar que todo lo que dicen que hace sirva realmente para mejorar la calidad del audio, sobre todo teniendo en cuenta que los códigos de protección de errores incorporados en el formato en teoría sirven precisamente para solucionar esos errores de lectura aleatorios sin pérdida de calidad.

Cd-1

Y vosotros, ¿creéis que es posible mejorar el sonido de los CD con un sistema como éste o es más bien humo enfocado al consumidor audiófilo? Y lo más importante, en caso de que realmente se consiguiera una señal binaria más pura y precisa, ¿seríamos capaces de notar las diferencias con respecto a escucharlo en nuestro reproductor de 100 euros?

Más información | Gspr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios