Compartir
Publicidad

¿Por qué se encoge la ropa cuando la metemos en la secadora?

¿Por qué se encoge la ropa cuando la metemos en la secadora?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega el invierno y corremos a refugiarnos bajo ropa cálida como jerséis de lana y prendas técnicas para la lluvia. Y menuda rabia da cuando tratamos de entrar en la prenda que ayer nos estaba perfecta, o cuando el abrigo que se suponía impermeable hace que nos mojemos. ¿Qué ha pasado en la secadora con nuestras prendas?

Es doloroso tener que deshacerse una prenda de calidad porque haya perdido sus propiedades durante el lavado o secado, pero hoy vamos a explicar por qué pasa esto, qué hay detrás de esas tallas de menos y lo más importante: cómo hacer que nuestra ropa no vuelva a encoger, nunca.

¿Por qué se encoge la ropa en la secadora?

No todas las secadoras encogen la ropa, pero estamos acostumbrados a que algo así ocurra, probablemente porque la tecnología tarda un tiempo en adaptarse a todas las condiciones a cubrir. Y los tejidos delicados –como pueden ser el algodón y la lana– han sido durante bastante tiempo un terreno inexplorado.

Fibras Al Microscopio Diferentes tipos de fibras al microscópico. Lana gruesa, lana fina, alpaca, cachemir, seda, lino, algodón, poliéster. Fuente: Quora

Aunque el algodón sea un tejido vegetal y la lana uno animal, ambos tienen una característica común: tienden a enroscarse sobre sí mismos y al rizo. En otras palabras, a compactarse y pegarse unos a otros. Es lo que protege a las ovejas del frío y a las semillas de la intemperie, un mecanismo de defensa natural.

Algodon Al Microscopio De Barrido Ampliación de una fibra de algodón mediante un microscópico electrónico de barrido.

Para pegarse a otros usan miles de pequeñas imperfecciones microscópicas en forma de escamas que hace que una vez unidas dos fibras sea casi imposible separarlas. Cuanto más calor , presión, y movimiento brusco se le da a una prenda, mayor número de estas uniones y nudos se forman. Y al compactarse, se reduce notablemente (a veces un 15%) el tamaño de la prenda.

¿Puedo desencoger la ropa que me ha encogido?

El calor y la presión hace que los tejidos naturales se comporten como las luces del árbol de Navidad en un cajón: hacen nudos, se arrugan, y es casi imposible liberarlas.

En ocasiones nos damos cuenta de que la ropa es más pequeña que cuando entró en la secadora. Por ejemplo, cuando mezclamos diferentes tipos de tejido para lavarlos todos juntos sin tener en cuenta las particularidades de cada material. O cuando hace tiempo que cortamos la etiqueta y no recordamos cómo debían lavarse.

Desencoger Prenda Encogida

Existen algunas soluciones caseras para recuperar el tamaño de la ropa. Para la lana suele funcionar el sumergir la prenda seis horas en una mezcla 1 a 4 de suavizante y agua templada respectivamente, como también el sumergir la prenda unos treinta minutos en agua con un chorro de vinagre blanco y mascarilla para el pelo (evitando alcoholes).

En ambos casos escurrimos la prenda con las manos para quitarle la mayor parte del agua y luego tenderla al aire libre. Algo que no es fácil en todos los hogares. Tras este secado natural, vuelta a la lavadora para eliminar parte de lo que hayamos usado para recuperar su forma y, esta vez sí, usar el programa de lavado y secado apropiado para la prenda.

Diferente es el caso de los vaqueros, con los que suele funcionar muy bien el darles la vuelta, sacar los bolsillos, y meterlos en remojo con una cucharada de champú. Un par de horas después, se sacan y se tienden para dejar que escurran y se sequen al aire. En el caso de la tela vaquera se aconseja también el volver a darles forma con varias puestas. E incluso, si somos capaces de entrar en esos vaqueros encogidos, podemos meternos con ellos en agua tibia y sin aditivos durante una hora.

En todos estos métodos tenemos que tener en cuenta que no siempre podremos devolver su longitud original a la prenda , y que de hacerlo ésta podría resultar ligeramente dañada en el proceso. Son soluciones de último recurso que llevaremos a cabo si hemos cometido un error en el secado o lavado. Pero teniendo cuidado podremos evitar que la ropa encoja.

¿Qué hacer para que no encoja la ropa?

El factor más relevante en la formación de nudos es la temperatura de la prenda de fibras naturales. A mayor temperatura, más nudos y más reducida saldrá de la secadora. Es por eso que este ha sido durante muchos años el problema a tratar por parte de los fabricantes de lavadoras y secadoras: reducir la temperatura en el lavado, y adaptarla al tipo de prenda.

Es lo que hace el sistema AbsoluteCare® de AEG al reducir la temperatura del secado a la adecuada para cada prenda en función del tejido de que está fabricada.

AE Tecnología AbsoluteCare

Adaptar el movimiento del tambor al tipo de prendas es esencial para conservar sus propiedades, como las de las prendas técnicas impermeables. Según AEG, este tipo de ropa ve reforzada su impermeabilidad tras el secado en una máquina con tecnología AbsoluteCare® debido al cuidado específico sobre el tipo de tela.

Ahora que viene el frío y la época de lluvias es más relevante que nunca que nuestra ropa conserve todas sus propiedades.

Fotografías | iStock/monkeybusinessimage, iStock/tfexshutter

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos