Tres routers para los entusiastas del streaming en alta definición

Síguenos

Buffalo

Quizá todavía es pronto para hablar de la desaparición del estándar 802.11n en favor del 802.11ac en cuanto a routers se refiere, mucho más si hablamos desde el punto de vista de un país como España, donde las infraestructuras disponibles hacen que pensar en tener conexiones de banda ancha que superen los 100MB para particulares y a precios populares sea poco menos que una utopía. En cualquier caso merece la pena conocer el futuro de los routers (o los routers del futuro, que ya existen) y por qué nos pueden facilitar mucho las cosas en el hogar.

Vivimos en una época en la que el acceso a los contenidos digitales y a una mayor variedad de los mismos ya no está restringido a los ordenadores de sobremesa o a los portátiles. En estos momentos podemos alquilar películas o series y verlas en streaming desde nuestros smartphones, tablets, consolas o las nuevas Smart TV. Televisiones con conexión a Internet que nos abren la puerta a todo un mundo de entretenimiento que hasta hace no demasiado necesitaba de otros dispositivos menos comunes en el salón.

Hasta aquí todo bien, pero los entusiastas del streaming en alta definición necesitan algo más. Necesitan conexiones rápidas que les permitan ver con total soltura cualquier película en glorioso HD de forma totalmente fluida, por ejemplo. Mientras este tipo de conexiones llegan, algunos fabricantes ya están lanzando al mercado routers capaces de superar velocidades de Gigabit. Os quería hablar de tres de ellos.

D-Link DIR-857: el estándar 802.11n todavía tiene cuerda para rato

D-Link apuesta por el momento por no abandonar el estándar 802.11n, algo perfectamente comprensible si tenemos en cuenta que su DIR-857 puede alcanzar velocidades de hasta 900Mbps. Según el fabricante, este router es capaz de transmitir datos a través de dos frecuencias distintas de forma simultánea. De esta forma puede aprovechar la banda de los 2.4Ghz para la navegación web, por ejemplo, mientras que por la de los 5Ghz puede ofrecernos contenidos como el streaming en alta definición o la descarga de archivos pesados que requieran máxima velocidad.

D-Link DIR-857

Se trata, como veis, de un router verdaderamente potente, pero además de las características mencionadas el DIR-857 todavía tiene más cosas que ofrecer. Cuenta con una ranura para tarjetas SD, un puerto USB 3.0 (nos permite, por ejemplo, instalar un equipo multifunción en red), y su propio servidor DLNA gracias al que podremos enviar contenidos a ordenadores, smartphones, o reproductores multimedia de forma inalámbrica. Su precio es de 249 euros.

El salto al Gigabit con Buffalo y su AirStation WZR-D1800H

Como decía al principio del post, el estándar 802.11ac todavía está en desarrollo, pero Buffalo ya ha lanzado un router que trabaja con él y que es capaz de ofrecer velocidades de Gigabit. De hecho puede llegar hasta los 1.300Mbps, una cifra que con sólo leerla nos puede echar el pelo hacia atrás como si fuéramos a lomos de un Ferrari rojo descapotable por una recta infinita.

Buffalo AirStation WZR-D1800H

El AirStation WZR-D1800H opera en la banda de los 5Ghz, por lo que alcanzando las velocidades que alcanza es un dispositivo ideal para el streaming en HD. Lo mejor de todo es que resulta bastante más económico que el D-Link DIR-857, aunque también es cierto que no ofrece las mismas prestaciones (mayor velocidad, menos versatilidad). Su precio es de 180 dólares (unos 140 euros al cambio).

Netgear y su R6300 también se apuntan al Gigabit

En realidad Netgear anunció sus planes para lanzar su R3600, el primer router bajo estándar 802.11ac de la marca, antes de que Buffalo saliera con su AirStation WZR-D1800H, pero los segundos fueron más rápidos a la hora de sacar su producto al mercado. En cualquier caso el Netgear R6300 también es capaz de trabajar tanto en la banda de los 2,4Ghz como en la de los 5Ghz y nos asegura una velocidad de hasta 1.300Mbps.

Netgear R3600

Si bien este router es algo más asequible que el D-Link DIR-857, cuenta con unas cuantas características extra muy interesantes. Puede ser administrado a través de nuestro smartphone gracias a una aplicación llamada Genie, pero también puede hacer las veces de estación multimedia gracias a MyMedia, un software que le otorga la capacidad de hacer streaming de archivos de audio, vídeo o imágenes hacia cualquier receptor compatible con DLNA a través de sus puertos USB 2.0 (tiene dos). Su precio es de 199,99 dólares (unos 155 euros aproximadamente).

Si queremos tener un hogar inteligente y conectado se hace casi imprescindible contar con una buena conexión a Internet y un router de este tipo que nos permita llevar a cabo todas nuestras tareas (descarga de archivos, streaming en HD, etc.) de forma cómoda y rápida. Lástima que teniendo estos dispositivos a nuestro alcance no dispongamos en nuestro país de las infraestructuras necesarias para poder exprimirlos al máximo. Por ahora.

Más información | D-Link, Buffalo, Netgear

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios