Compartir
Publicidad
Con la llegada de los fríos podemos seguir estos pasos para el buen funcionamiento de nuestra calefacción
Iluminación y energía

Con la llegada de los fríos podemos seguir estos pasos para el buen funcionamiento de nuestra calefacción

Publicidad
Publicidad

Winter is Coming, que diría el lema... aunque más que avecinarse ya lo tenemos encima de nosotros. Una bajada de las temperaturas que nos ha hecho sacar de los armarios con toda prisa nórdicos, ropa de abrigo, zapatilla de estar por casa y cómo no, activar en casa los sistemas de calefacción, ya sean eléctricos, por gas, por gasoil...

El caso es que tras varios meses parados y antes de iniciar su funcionamiento sin más conviene detenerse unos minutos y comprobar el estado de nuestra sistema de calefacción, sobre todo en el caso de los sistemas de radiadores con una caldera central de condensación.

Las labores de mantenimiento de la caldera, las que no sean básicas, se las dejaremos a expertos en la materia que con seguridad nos garanticen en funcionamiento óptimo de la misma, pero hay otros pasos más elementales que podemos llevar a cabo nosotros mismos para reducir el gasto en calefacción y mejorar el funcionamiento.

Calefaccion

  • El primer paso es básico. Se trata de comprobar que la caldera está correctamente conectada antes de poner en marcha la caldera. No entraremos en profundidades ni vamos a desarmar nada, pero si verificaremos que la conexión a la toma de red eléctrica está correcta así como las entradas y salidas de agua funcionan correctamente. También podemos comprobar, aunque esto puede ser más difícil, el estado del conducto del gas, esto es, que no tenga alguna parte estropeada.

  • Ya hemos dado los pasos básicos y podemos encender la caldera. Toca ahora comprobar que la presión es adecuada y para ello nos vamos a servir del manómetro que incorpora nuestra caldera, generalmente muy accesible y en la parte frontal. Por norma se considera que la presión correcta del aparato estará entre 1,2 y 1,5 bares buscando que la aguja se encuentre siempre en la zona de seguridad. En caso de encontrar que no es así podemos usar la llave de llenado de la caldera (con cuidado) para hacer que la presión se sitúe en la zona apropiada.

    2016 11 07 08 57 38

  • Toca comprobar el estado de los radiadores, que funcionan correctamente. Tras un tiempo sin usarlos es necesario casi siempre purgar los radiadores de forma que eliminamos el aire acumulado en el circuito de calefacción y así agua caliente se distribuye de forma adecuada. Con ello lo que logramos es que el radiador se llene de líquido en todas las zonas y se evita el que por unas partes esté caliente y por otras fío.

Cómo purgar los radiadores
2016 11 07 08 57 12

En este caso puede que no sepas como purgar los radiadores. Es algo muy sencillo que podemos hacer nosotros mismos con sólo jugar con la válvula de purgado que incluyen todos los radiadores (puede variar en algunos modelos).

Cuando vayamos a purgarlos debemos tener dos precauciones previas como son la de tener la caldera apagada y la de contar con un recipiente que colocaremos bajo la toma del purgador para recoger el agua que sobra.

2016 11 07 08 58 08

Una vez tenemos en cuenta estas dos precauciones nos hacemos con un destornillador y giramos despacio el purgador para abrirlo notando en ese caso un leve silbido que indica que está saliendo el aire que hay en su interior. Cuando este cesa comienza a salir agua y es ese el momento en que debemos volver a girar para volver a cerrarlo.

Dicho y hecho. Cómo ves se trata de unos sencillos pasos con los nosotros mismos podemos mantener el buen funcionamiento de nuestra calefacción ahorrándonos un dinero en mantenimiento y de paso aligerando la factura mensual.

En Xataka SmartHome | Las calderas, termos y calentadores deberán reducir sus emisiones un 30% a partir de este mismo mes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos