Beolit 12

Configurando la conexión inalámbrica del Beolit 12 El Beolit 12 puede usarse conectado al dispositivo que haga de fuente de audio, como veremos más adelante, pero quiero partir de la opción que mayor libertad nos permite a la hora de hacer sonar nuestra música preferida, que es enviandole los temas de forma inalámbrica gracias a la tecnología AirPlay. Para ello tenemos que configurar el Beolit 12 para que se conecte a nuestra red. El proceso es realmente sencillo: * Conectamos el Beolite 12 al puerto Ethernet de nuestro ordenador. El puerto Ethernet del Beolite 12 está dentro del compartimento que tiene en una de sus caras, el mismo donde se encuentra el cable de alimentación: IMAGEN ETHERNET01 IMAGEN ETHERNET02 * Encendemos el Beolite 12 y pulsamos el botón de red. Empezará a parpadear en blanco, luego en naranja, y finalmente se quedará fijo en blanco. * Abrimos nuestro navegador e introducimos en la barra de direcciones lo siguiente: http://169.254.11.22. De esa forma eccederemos al panel de configuración del Beolite 12. * En ESTADO podemos asignarle un nombre al Beolite 12 para luego poder encontrarlo desde los dispositivos que vayamos a utilizar como fuentes de audio. * Una vez elegido nombre, nos dirigimos al apartado REDES, seleccionamos el perfil que queramos usar (tenemos la posibilidad de configurar tres perfiles distintos), introducimos los datos de nuestra red local, y aplicamos los cambios. IMAGEN CAPTURA_REDES * Ahora ya sólo queda reiniciar el Beolit 12, para lo cual desconectaremos el cable Ethernet, lo apagaremos y lo volveremos a encender. Ya está configurado dentro de nuestra red. Para que se conecte a ella sólo tenemos que pulsar el botón de red de nuevo y listos. Escucha tu música desde cualquier parte de tu casa Como decía un poco más arriba, podemos enviarle música al Beolit 12 tanto conectándolo a un dispositivo de audio como de forma inalámbrica. Para ello cuenta con la tecnología AirPlay y con dos puertos de entrada de audio: un USB y un LINE IN. Para este análisis he usado el portátil que utilizo a diario para trabajar y un iPad y en ambos casos los resultados han sido plenamente satisfactorios. IMAGEN PUERTOS01 El ordenador podemos conectarlo al Beolit 12 usando la salida de auriculares y conectando el cable que viene incluido a la entrada de línea, convirtiendo al Beolit 12 en un potente altavoz externo. Con el iPad (o cualquier otro dispositivo iOS) usaremos el puerto USB y el cable de Apple que viene incluido con sus dispositivos. En este caso, además, cargaremos la batería del mismo. Si optamos por usar la conectividad AirPlay, que es donde el Beolit 12 demuestra su gran potencial, bastará con seleccionarlo de la lista de dispositivos de salida que encontraremos en iTunes, la aplicación BeoPlayer o cualquier otra compatible con esta tecnología, y empezar a reproducir nuestra música. Esto quiere decir que si disponemos de varios dispositivos iOS a nuestro alcance (imaginad que tenemos invitados y varios de ellos tienen su propio iPhone, por ejemplo) basta con que los conectemos a nuestra red local para poder enviar música al Beolit 12. GALERÍA CON CONEXIONES Podemos llevarlo a cualquier zona de nuestro hogar. Mientras la señal de nuestra red local esté al alcance, el Beolit 12 seguirá conectado a ella y reproduciendo nuestra música sin que notemos nada extraño. Lo he probado yendo de un lado para otro en casa y en ningún momento ha dejado de sonar de forma fluida. Otro punto a favor es que el audio no se distorsiona en ningún momento, ni siquiera al poner el volumen al máximo. Y puedo asegurar que puede llegar a sonar muy fuerte, pero siempre conservando la calidad del audio. Diseño y especificaciones técnicas del Beolit 12 El Beolit 12 engaña. Dadas sus reducidas dimensiones (23 x 18.8 x 13.3 cm) y su particular y sencillo diseño obra de Cecile Manz (se asemeja a una especie de bolso rectangular, incluso lleva su propia asa para que podamos transportarlo fácilmente. Y es ligero, solo 2,8kg de peso, gracias a su construcción en aluminio) nada parece indicar su capacidad para hacer temblar las paredes de casa. Y lo consigue sin muchos esfuerzos gracias a su amplificador digital de Clase D y sus 120W de potencia. IMAGEN DISEÑO01 Los botones que nos permiten encenderlo, conectarlo a la red inalámbrica, y ajustar el volumen (se puede hacer también desde el dispositivo que usemos como fuente de audio), están situados en la zona superior del Beolit 12, son táctiles y también luminosos. El tacto es suave y responden de forma precisa. IMAGEN DISEÑO02 Cuenta con una batería interna para que podamos llevarlo a cualquier parte de casa sin necesidad de cables de ningún tipo, aunque lógicamente se puede usar conectado a la red eléctrica sin problemas, y ofrece una autonomía de 8 horas si lo usamos conectado a la fuente de audio (como ya hemos visto mediante minijack o bien usando un cable USB de Apple) y de 4 horas si optamos por la tecnología inalámbrica AirPlay. Conclusiones y precio Se nota que Beolit 12 es un producto de Bang & Olufsen. Desde su cuidado diseño, sencillo y minimalista a la par que enormemente atractivo, hasta su gran calidad, en este caso de audio. Como decía antes se trata de un producto que a primera vista engaña, pero que una vez en funcionamiento sorprende y deja claro que por muy pequeño que sea es capaz de ofrecer una excelente calidad en su sonido (especial mención a lo atronadores que suenan los graves).

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad