Sigue a

The present clock

Medir el tiempo siempre ha sido uno de los retos del ser humano, desde los primigenios relojes solares, pasando por los de agua y arena, los relojes de cuerda y los atómicos de hoy en día, que no fallan una y miden con precisión cada segundo. Sin embargo, The Present es un reloj que reinterpreta ese paso del tiempo.

Según sus creadores, hoy en día ya no vivimos el momento, porque el momento se mide en segundos, y un segundo no da para nada. Argumentan que el mero hecho de ver avanzar la manecilla de los segundos y los minutos, nos impide disfrutar del presente. Por eso este reloj solo avanza lentamente con el paso de los días.

Para que su única manecilla de una vuelta entera, debe transcurrir un año entero. En el lugar en el que suele ubicarse las 12, ahora se encuentra el solsticio de invierno, a las 3 el equinocio de primavera, a las 6 el de solsticio de verano y, cómo no, a las 9 el equinocio de otoño. Cada estación está representada por un color, aunque en una gradación continua que recorre todo el espectro.

No es un reloj demasiado útil, y además es caro (más de 200 euros), pero como ejercicio conceptual en torno al tiempo me parece magnífico. Si queremos vivir el momento, tenemos que dejar de medirlo, porque si no se nos escurre entre los dedos como la arena de un reloj fluye hacia el cono inferior.

Vía | Fubiz
Más información | The Present
En Xataka Smart Home | Flat Sound, el póster altavoz y otros diseños de Finn Magee

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario