Síguenos

Ciros robot cocina

La primera vez que vi un robot de cocina, me quedé un poco decepcionado. Me había imaginado algo como Ciros, que es un auténtico robot de cocina, y en cambio me encontré una especie de olla batidora programable. En fin, algo que se parece a un robot lo que una cuchara a un lector de tarjetas.

Ciros, en cambio, sí que es lo que uno espera al oír la palabra robot. Desarrollado por el Centro de Robótica Inteligente de Corea del Sur, no sólo puede cortar frutas y verduras gracias a sus manos prensiles, sino que es capaz de reconocer objetos e interpretar órdenes.

En el vídeo lo vemos cortando en rodajas un pepino, no con mucha velocidad, pero sí con asombrosa precisión, llegando a cortadas tan finas que harían palidecer a Arguiñano. Sin embargo, lo más interesante es esa habilidad para reconocer objetos, lo que le permite manejar el cuchillo con facilidad.

La cocina es un lugar complicado para los robots

. Hace falta mucha precisión en las manos, tanto para asir algunos utensilios de cocina como para manejar los alimentos, muchos de ellos frágiles y con gran variedad de formas orgánicas. Imaginemos, por ejemplo, lo complicado que debe de ser coger un huevo sin romperlo.

Esta es la tercera generación de un modelo de 2005, al que aún le queda camino por recorrer hasta ser algo medianamente funcional, pero alegra ver que la robótica avanza a paso lento pero firme, con la idea en mente de que algún día podamos decir que tenemos un robot de cocina sin referirnos a una batidora gigante.

Vía | Directo al Paladar
En Xataka Smart Home | Shimi, el robot altavoz que llevará tu música al siguiente nivel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios