Sigue a Xataka Smart Home

Silla Herman Miller

Para disfrutar del hogar digital además de contar y saber aprovechar las últimas novedades tecnológicas hay algo que todos deberíamos tener en cuenta y pocos hacemos, la ergonomía. Para ello por un lado está la educación postural de cada usuario y por otro contar con la silla adecuada. Pero, ¿cómo elegir la silla correcta?

La mayoría de nosotros al llegar a casa nos sentamos en una silla para consultar el correo electrónico, comentar en redes sociales, etc… Sentados en ellas sabemos que debemos mantener una postura correcta. Pero no sólo mantener la postura es suficiente, también contar con una silla realmente ergonómica.

Una silla ergonómica no es aquella que más pinta de avión o nave espacial tiene. No, la silla ergonómica es la que permite adaptarse a nuestro cuerpo y facilita que mantengamos la postura correcta.

Cuando vayas a comprar una silla es aconsejable comprobar que:

  • Ofrece un buen soporte para la zona lumbar. Cuando nos sentemos tenemos que notar que nuestra zona lumbar reposa y no realiza ningún sobre esfuerzo. Normalmente la sillas con soporte lumbar tienen una lijera curvatura que simula la de la espalda. Si la silla permite regular en altura la zona lumbar mejor ya que no todos medimos lo mismo.
  • Mejor tela de rejilla que acolchado. Esto es una opinión muy personal pero las sillas con tela de rejilla son más cómodas. El acolchado termina por deformarse pero sobre todo provoca una falsa sensación de descanso lo que nos puede inducir a posturas poco saludables.
  • Nos debe permitir apoyar la espalda por completo al respaldar sin que la parte trasera de las rodillas note la presión por tener un asiento demasiado profundo. Así evitamos problemas de circulación en las piernas.
  • Apoya brazos. Los brazos deben estar flexionados con el codo formando un ángulo de 90º. Si no los podemos apoyar en la mesa por altura entonces los apoya brazos nos ayudan a que la espalda no cargue con el peso de éstos.
  • Regulable en altura. Sí, estar con los pies colgando no es buena idea. Apoyarlos en el suelo ayuda a mantener recta la espalda.

Con estas consideraciones ya es cuestión de cada uno seleccionar la silla que mejor se adapte a sus físico. Es importante elegir una silla adecuada para evitar problemas musculares en la espalda.

Problemas que se convierten en molestias y dolor que hacen no disfrutemos el rato u horas frente al ordenador, unas partidas a la consola, visionado de nuestras series o películas favoritas y por supuesto del ocio digital en general.

En Xataka Smart Home | Sillones de masajes, relajate mientras escuchas música o disfrutas del mejor cine en casa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios