El iPhone como centro multimedia, una experiencia posible

Sigue a

Media center

Durante mucho tiempo llevaba pensando en la posibilidad de sustituir un centro multimedia, como podría ser un HTPC o alguno de los discos duros multimedia que existen en el mercado, por un smartphone. Teniendo en cuenta que cada vez aparecen más stick con Android, ¿por qué no hacerlo?

Claro que era consciente de que me iba a encontrar con algunos problemas pero había que intentarlo. A continuación, mi experiencia sobre cómo use mi iPhone como centro multimedia.

¿Por qué el iPhone?

Muchos me diréis que con Android, algunas de las limitaciones que os contaré habrían quedado solucionadas. Cierto, lleváis razón. Pero el iPhone es mi terminal principal. Dispongo de un teléfono Android pero esta primera experiencia quería hacerla con él.

Aún así, al final os mostraré mis conclusiones así como habría sido la experiencia de usar Android.

Conectando con los equipos de sonido y televisión

Adaptador AV

Lo primero que me plantee fue cómo conectaba con mi equipo de sonido así como la televisión. Cómo muchos sabréis podemos optar por diferentes accesorios que nos permiten dicha conexión.

En Xataka Smart Home hemos visto algunas opciones para enviar el sonido a los equipos de audio. También podemos usar un cable jack de 3,5mm y si el equipo es compatible con AirPlay mejor que mejor.

Para el tema del vídeo sólo dos opciones, hacer uso del cable AV o del Apple TV. Cómo el Apple TV podría considerarse por si sólo un centro multimedia me decanté por el adaptador. Además es más económico, 39 euros.

Disfrutando de mi música en casa

Audio

Cuando llegaba a casa, si quería escuchar mi música preferida en el equipo del salón sólo tenía que conectar el cable de la toma de auriculares a la entrada auxiliar del equipo.

¿Toda mi música en un dispositivo con memoria de 16GB? Sí, gracias a Spotify. Ahora mismo dispongo de suscripción Premium por lo que puedo hacer uso desde mi dispositivo iOS. Igualmente, si compramos música a través de iTunes también podremos acceder a ella vía streaming gracias a la nueva versión de iOS.

Y si tenemos música que no hemos adquirido en la tienda, ripeada desde nuestros propios CDs entonces podemos aprovechar opciones como Google Music o iTunes Match. Por tanto, seguir disponiendo de toda nuestra música no es complicado.

Cine y series, disfruta también de ellas

Movies

En cuanto al vídeo prácticamente estamos en la misma situación. Ahora mismo hay muchos servicios compatibles con los dispositivos móviles y en particular con los dispositivos iOS. Desde la propia tienda de iTunes podemos alquilar películas o Filmin entre otros. Si somos suscriptores de alguno de estos servicios no nos hace falta almacenar nada. Todo estará en la nube.

En cuanto a las fotografías, también es fácil mostrarla a familiares y amigos. Sólo hace falta que las tengamos alojada en algún servicio de almacenamiento como Flickr, 500px o incluso Dropbox. La pega es que no podemos usar el Camera Connection Kit ya que éste es sólo compatible con el iPad. Luego, otro punto a favor de Android con el que sí podemos conectar un lector de tarjetas o unidad USB y cargar su contenido.

¿Y si quiero descargar contenido?

NAS

Aquí es donde aparece la primera limitación de iOS. Al contrario que en Android, plataforma con la que podemos hasta descargar torrents, no podemos descargar nada desde internet a nuestro dispositivo.

Pero también es cierto que la mayoría hacemos uso de un ordenador para descargar ese contenido y luego enviarlo a una unidad en red, acceder desde algún dispositivo al ordenador o directamente pasarlo a un disco duro externo que conectaremos a nuestro Centro multimedia.

De todas formas, hay una opción que estoy probando (de la que ya os mostraré más detalles) que consiste en hacer uso de un NAS. En estos dispositivos podemos configurar un gestor de descargas. Además, gracias a PLEX, podremos acceder a todo el contenido allí almacenado.

Conclusiones

Utilizar un iPhone de forma completamente independiente es imposible. Sobre todo por la imposibilidad de descargar contenido. Algo que, como he dicho, sí se puede desde Android.

Pero la mayoría, a excepción de los que usan un HTPC, dependemos de un ordenador para disponer de más contenido. La ventaja de usar el iPhone o Android como centro multimedia es que vamos a poder prescindir de otros aparatos como Apple TV, Roku, discos duros multimedia, etc…

Además, si es un iPhone podremos incluso acceder a la biblioteca de iTunes activando la opción compartir en casa. En Android podremos instalar aplicaciones que nos permiten acceder al contenido de nuestro PC creando un servidor DLNA previamente, etc…

Por tanto, es posible usar un smartphone como centro multimedia. Hay limitaciones pero es usable. Eso sí, o tiráis un cable de varios metros o no podréis tuitear mientras vemos la películas.

En Xataka Smart Home | ¿Podría un smartphone sustituir a un PC en el hogar?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario